miércoles, 15 de abril de 2015

La trampa en la Reencarnación y el Proceso natural de Muerte.


La trampa en la Reencarnación y el Proceso natural de Muerte.

El proceso de la muerte es el que más dudas y temores ha causado en el ser humano. Distintas corrientes han tomado este proceso de formas distintas creando un gran abanico de tendencias que finalmente se han transformado en creencias, y una vez que algo tan natural en apariencia, como la muerte se mezcla con el desconocimiento que aportan esas creencias, se transforma en una de las formas de miedo y control mas antiguas y exitosas que arrastra nuestra civilización. El miedo a morir, a la nada, ha sido el recurso fácil para asentarse sobre esa creencia, a los principales sistemas de control de masas, como la religión. Venderte un paraíso a través de las creencias que ignorantemente en el umbral de la muerte, el miedo impulso, a que los ignorantes que abrazaban esas creencias, llenasen las arcas que esas religiones con voto de pobreza escondían.

Tenemos vidas cortas, nacemos indefensos y vulnerables, sin recordar quienes somos, ni para que venimos, crecemos en un traje a medida de los patrones que la sociedad marca para nosotros y morimos la mayoría de las veces en la misma inconsciencia e ignorancia que portábamos al nacer. Nos vamos con el mismo sentimiento inocente que trajimos, de no saber a donde vamos. El sistema que tiene recursos para todo, mitiga la curiosidad humana a través de las herramientas que la cultura popular ofrece, la curiosidad de saber que hay tras la muerte. El arte a través de pintores iluminados e incomprendidos, reflejaron esa transición entre mundos en sus obras, posteriormente la cultura pop, reflejo en las películas ese peculiar transito, un viaje de ida a través del oscuro túnel hacia una luz. “Ve hacia la Luz” esta frase se ha repetido miles de veces en cientos y cientos de filmes, convirtiéndose en un cliché, una frase programada que queda en nuestro subconsciente y salta convenientemente en el momento de la muerte haciéndonos ir a la luz como polillas.






El mecanismo que se activa por defecto al morir, el túnel, la paz, la luz al final, y el ser que nos recibe para ayudarnos en esa traumática transición, es una programación que dentro del holograma se activa para capturar ese alma y reinsertarla nuevamente en el sistema, a través de un mecanismo de reencarnación antinatural, donde la voluntad del alma es confundida y controlada. El holograma que habita en la tierra consta de esta capa virtual, para que aquel que fallece en la inconsciencia, sea reinsertado en el sistema casi de inmediato. Al igual que aprendemos a vivir, debemos aprender a morir, es importante morir conscientemente, lucido y en plenas facultades, esto quiere decir, que cuando llegue ese momento, sea como fuere que lleguemos a el, lo sepamos reconocer y no caigamos ni en las redes del apego, ni en la trampa de la Matrix.

Al morir debemos desprendernos de todo aquello que nos apega a lo físico, nuestra identidad, nuestra cultura o nacionalidad, nuestras creencias, nuestro genero, nuestros bienes materiales, nuestro ego, todas esas capas de programas que durante tu vida hicieron que se escondiera tu verdadero ser manando amor a través de tu conciencia. Una vez te despides de todo eso y te das cuenta de lo que realmente eres y lo realmente importante que te llevas, sueltas lastre y estas listo para emprender viaje. Puede que se despliegue ante ti ese túnel oscuro y su luz amarillenta o anaranjada al final de ese túnel. La paz y la liviandad que sientes son solo la consecuencia de no tener que sentir a través de un cuerpo tan denso y pesado como el que dejas atrás, esos instantes de relativa confusión, pueden hacernos creer que esa tranquilidad tan palpable es por el medio al que nos adentramos, pero no es así. Es el fruto de la reconciliación y el encuentro con uno mismo, eres amor y en esos instantes te sientes libre.

Al final del túnel, estará esperándonos un ente que se nos presentara como alguien conocido, tu padre, tu madre, un familiar o sencillamente un ser de luz, es solo una proyección que ese ser toma de tu mente o adopta de tus creencias, ese ni es tu padre, ni tu madre y por supuesto menos aun, un ser de luz. Este avatar que aguarde en ese umbral tratara de convencerte de buenos modos que lo acompañes, te dirá que el trayecto puede ser duro y que él, te va ayudar en ese trance, que vuelves a casa y que todos te esperan allí. Esta situación estudiada y planeada al milímetro, apelara a que sea tu voluntad la que a través de tu libre albedrío elija finalmente esa opción, en realidad nos están tentando para que elijamos la opción incorrecta y voluntariamente decidamos escoger esta opción, como siempre, confundidos y engañados. Una farsa bien pertrechada, en la que nuestra única defensa es nuestra voluntad que es nuestra mejor arma y nuestra aliada, nuestra voluntad es sagrada y si nos negamos a ir, esta trampa no funcionara.





Si dentro de nuestra inconsciencia nos dejamos convencer y elegimos seguir a ese falso ser y cruzamos el umbral del túnel, ese ente nos acompañara y nos programara durante un periodo, por el cual, nos ira condicionando mentalmente, nos dejara en un entorno idílico, una simulación virtual de un hipotético paraíso, donde estaremos esperando hasta nuestra reentrada. Mientras esperamos inmersos en esa simulación que no es mas que una operación de control mental, estaremos siendo ordeñados, la energía que emana nuestra alma será extraída para servir como alimento a estos entes parásitos insaciables. Una vez agotada tu estancia allí (aproximadamente entre un mes y medio a unos pocos años según el caso), se te ira condicionando para que elijas la opción de reencarnar, para solucionar tus cuentas karmicas, saldar deudas, que se supone todos tenemos, se nos incoa a creer que esta es nuestra mejor opción. Una vez nos convencen y elegimos volver, se procede al borrado de memoria, lo que también se conoce como el velo, y entramos en nuestro vehículo nuevo, justo en los primeros instantes en que se inicia el parto. Esta entrada del alma en el feto, será la señal, de que el momento ha llegado y se esta listo para nacer de nuevo. Una reencarnación trampeada para mantenernos atrapados hasta el infinito, siempre y cuando continuemos viviendo en la ignorancia, llenos de creencias inútiles y una lucidez escasa hasta el día de nuestra muerte.

Por el contrario, si no caemos en la trampa y no seguimos el camino que nos lleva a esa luz, si no hacemos caso a ese ser que se disfraza de un ser querido o un ángel y nos tienta a elegir el camino incorrecto, iremos al verdadero reino, a nuestro hogar donde realmente pertenecemos, donde la reencarnación es una opción, una decisión donde dentro de tu sagrada libertad, elijes para ayudar a tus hermanos en un momento concreto, no como una constante rueda del samsara en la que estar limpiando tu karma hasta el infinito, esto es solo una creencia y no obedece a la realidad. No existe la culpa, no existe el juicio, eres un ser libre e inocente, desde que naces hasta que mueres y volver, es solo una opción que se elije por amor, no por cuentas pendientes.





El instante de volver a casa y eludir la trampa, es natural, una vez hemos desencarnado, tenemos un periodo de unas horas en el que tú como ser consciente, tomas conciencia de tu situación y te vas desprendiendo de tus apegos, te despides y te quitas el traje, dejas atrás la mayor parte de ese personaje que durante un tiempo encarnaste. Una vez pasado ese margen de tiempo que ronda aproximadamente los dos días, tu conciencia se trasporta inmediatamente al lugar que le corresponde, apareces literalmente a las puertas de ese reino que es tu verdadero hogar y allí, si que estarán todos los seres afines a ti. Allí si eres libre de decidir encarnar si la experiencia es un ejercicio puro de amor, algo altruista y desinteresado, un gesto hacia tus hermanos que necesitan tu ayuda. No hay saldo pendiente, el karma es solo la consecuencia de no sanar debidamente el transito entre vidas, debido a ese sistema de trampa antinatural, en el que cambias de cuerpo, pero para el alma sigue acumulando experiencias como si de una misma encarnación se tratara, por eso se arrastran todas nuestras decisiones y experiencias pasadas de una vida a otra. La encarnación previa no se ha sanado, no se ha soltado lastre y se reencarna de forma antinatural con un simple borrado de memoria, que en el subconsciente del recién nacido comienza aflorar poco a poco, no siendo la muerte un punto y final, si no un obligado punto y seguido, donde nacemos sufriendo las consecuencias que en otro tiempo y en otras circunstancias, no impulsaron a cometer ciertos errores, que hoy sin culpa aparente, pagamos como consecuencia de la ley de acción reacción, que continua operando tal cual.

Eludir la trampa no solo es sencillo, si no que es lo natural, la muerte es un proceso en el que todo tu ser vuelve al lugar que le corresponde por pura atracción. La trampa fue puesta para asegurarse un numero constante de almas dentro del holograma. Los que diseñaron este sistema, recortaron tanto la capacidad y la vida física del Ser, que corrían el riesgo de llegar a pasar hambre, así que se encargaron de desviar el flujo a través de las creencias y el miedo, para asegurarse una perpetua población en la granja, un mecanismo que evita que haya deserciones y que solo funciona dentro de las primeras horas post mortem, una vez superado ese periodo de tiempo, el alma vuelve a casa. Solo debemos llegar a ese trance lo suficientemente lucidos como para no quedarnos pegados a esta realidad, ni entrar en la falsa luz.

Ahora por fin tenemos la información y los detalles básicos como para saber a que enfrentarnos llegado el caso, es hora de dejar de tropezar en la misma piedra una y otra vez, de seguir manteniendo, el sustento a estos falsos dioses parásitos. Morir y volver a casa de forma natural es nuestro verdadero cometido, reposar, limpiarnos de todo lo vivido y encarnar por decisión propia y libre. Esta será solo una opción propia tomada de forma libre y voluntaria, un gran gesto de amor. Hay salida y de hecho muchos salen, el holograma esta empezando a dar signos de fatiga, su desaparición sera un hecho en unos pocos años y todo lo aquí expuesto sera solo una curiosidad, una anécdota dentro de nuestra eterna e infinita existencia.


Ruben Torres en 5.11.14



ENTREVISTA AL EXTRATERRESTRE (Sin las notas al pie)
By Lawrence R. Spencer
ENTREVISTA AL EXTRATERRESTRE (Sin las notas al pie)

El contenido de este libro esta principalmente extraído de la carta, transcripciones de entrevistas y notas personales, que he recibido de la última Matilda O'Donnell MacElroy. En su carta, me asegura que éste material está basado en su recuerdo de la comunicación con un ser extraterrestre, que "hablo" con ella telepáticamente. Durante julio y agosto de 1947 se entrevistó con un ser extraterrestre que ella identifica como "Airl", quien dice que fue y sigue siendo un oficial, piloto e ingeniero que sobrevivió al accidente de un platillo volante que se estrelló cerca de Roswell, Nuevo México, en julio 8, 1947. Esta EDICION especial LECTORES de ENTREVISTA AL EXTRATERRESTRE,(sin las notas al pie) incluye únicamente las notas originales, las notas personales escritas por Matilde MacElroy O'Donnell, y una copia de las transcripciones Ultra Secretas de las Entrevistas Oficiales de la Fuerza Aérea del Ejercito de los EEUU recibidas de Matilde en 2007.

Entrevista al Extraterrestre Contiene las transcripciones oficiales de la Fuerza Aérea de los EEUU, que dan cuenta del dialogo con un ser extraterrestre sobreviviente al famoso accidente de Roswell Nuevo México, en 1947. La enfermera que tuvo a su cargo la extraordinaria criatura, da a conocer estos documentos, junto a sus notas personales y cartas al editor. El amplio espectro de temas tratados van desde la resolución de los primeros problemas de comunicación, pasando por la historia de la tierra, del universo, la biología, las ciencias, hasta la religión, todo desde un punto de vista insospechado como solo un observador fuera de este mundo podría tener. Es una descripción reveladora e inquietante que apunta a resolver las eternas preguntas enunciadas por la filosofía; ¿Quienes Somos? ¿Porque estamos aquí? ¿Que es la vida y la muerte? etc. Un texto que derrama, datos, pequeñas historias y claves, una tras otras en una sucesión interminable que no da respiro, llevando al lector, hacia una frenética tarea de reconstrucción de la realidad, al hilvanar cada una de las nuevas ideas, desde el principio al fin. Es un libro que trata con asombrosa claridad y simplicidad, los temas más complejos e intrincados de nuestra extraña cultura terrestre.

No hay comentarios: