viernes, 12 de octubre de 2012

VESTIDURAS BLANCAS

¿Callaré si hubiese algo que os deba de decir? …. ¿Alguien aquí desea expresar algo? Antes, oíd. Hoy estamos reunidos en el Monte del que se os habló, el Monte de La Eterna Sabiduría, el Monte de La Verdad.

Como veis todos los convocados aquí reunidos estáis vestidos con vuestras Vestiduras Blancas, tenéis el báculo del poder y en vuestra frente brilla el diamante el espíritu crístico. La estrella está encendida en vuestro corazón y arde como el ara cósmica del amor. ¿Veis a Dios? ¡Miraos! Esto es de lo que hablamos y que ahora debéis entender, vosotros, la comunidad de la estrella del amor.

Vuestras cuatro vibraciones unidas por el amor, porque sois aire, fuego, tierra y agua unidos por el espíritu que sois. Ahora es necesario volver a la gracia y paz de vuestros elementos para que la paz se haga perenne en vuestro espíritu y el resultado de vuestras vibraciones hecha una sola armonía se manifieste cósmica desde donde vive la bondad en vuestro corazón. Rahma es corazón divino, mente de Dios.

El Cristo Cósmico, Luz y Amor, desciende a las mentes y corazones humanos elevando sus vibraciones para que se manifieste la redención, habiendo sido sellados como canales de amor y luz para que la verdad se manifieste en La Tierra: El Hombre Cósmico o Hijo del Cielo - si lo entendéis - sea revelado armonizando el Comos, y la única manera de hacerlo es como el Hijo lo sabe, sellando sus labios para evitar juzgar y abriéndolos para salvar lo que esté perdido. Todas las ovejas deben de volver al redil, ni una sola moneda se perderá, porque esa es la voluntad del Profundo y ese es el secreto escondido en todo corazón Rahma, hasta que éste se abre como una flor extasiándose de amor.

Ahora, pues, con la bondad que representan vuestras Vestiduras Blancas, estáis llamados a sellar El Pacto y La Misión para lo que el Profundo os llamó y vosotros hicisteis bien en aceptar y cumplir.

Queda un poco de tiempo y la vibración que ahora sentís deberéis irradiarla y cubrir vuestro planeta sellando su redención y paso cósmico. Alentaos y amaos. Desde el sétimo plano y el amor de las estrellas, para vosotros los humildes que vestís Las Vestiduras Blancas en La Tierra.
Caballeros de la Orden del sol.

No hay comentarios: