martes, 16 de octubre de 2012

2012 OVNIS Y EXTRATERRESTRES
RICARDO GONZALEZ



Aquí les comparto una breve entrevista que me acaba de realizar una revista de Chicureo (Santiago/Chile). Me parece importante repasar algunos puntos sobre el enigma de los no identificados y su relación con los cambios que vienen después de 2012
1. ¿Qué sucederá en términos prácticos en el 2012?
Nadie lo sabe. El 21 de diciembre de 2012 es tan sólo el final de la cuenta larga de los mayas, que involucra, simbólicamente, el paso a otra etapa que debería ser más luminosa para la humanidad luego de todos los procesos aprendidos. Lo curioso es que camino a esa fecha, hemos enfrentado como civilización cambios en todos los ámbitos, a nivel social, económico, climático, como si las formas antiguas estuviesen a punto de transformarse en algo distinto. Dentro de los cambios climáticos, es importante mencionar que las tormentas solares son el agente protagonista de todo cuanto está pasando en el campo magnético y el núcleo de la Tierra. Aunque suene increíble, esto nos ofrece una explicación paralela a los recientes movimientos sísmicos. Antes del terremoto en Chile y Haití, hubo actividad solar. También antes del terremoto de Japón. Lo inquietante es que la NASA ha certificado que en 2012/2013 tendremos el pico de tormentas solares. Pienso que estamos ante una oportunidad enorme para cambiar las cosas.
2. ¿Sucederá algo éste 2011, se habla del 21 de octubre como día clave?
Estamos en medio de un proceso de cambio, y muchas cosas ya están sucediendo. Pero la información que está circulando sobre el 21 de octubre como “día del fin del mundo” es una patraña que inventó el predicador estadounidense Harold Camping y que le ha permitido recaudar millones de dólares por parte de sus fieles y creyentes. Hay que tener mucho cuidado con estas cosas. No es la primera vez que se anuncian grandes acontecimientos para una fecha “mágica”. Y ello involucra 2012, pues hasta en el mundo espiritual circulan versiones en extremo mesiánicas que sugieren que en esa fecha estaremos de lleno en la cuarta dimensión, que empezaría el “milenio de paz” y que daremos vuelta a la página a los errores humanos. Desde luego, creo y vivo el mensaje que todo ello encierra, pero de allí ha afirmar cosas semejantes, que no tienen mayor corroboración, y que hasta podrían distraernos de lo verdaderamente importante, es demasiado. Falta poco tiempo para ver si mi prudencia frente a ese tema estuvo o no equivocada.
3. Pero, ¿existe un cambio vibracional en marcha? ¿Cuáles son los síntomas?
Desde luego que sí. Básicamente por las graduales modificaciones en el campo magnético terrestre. Pero todo ello es parte de un largo proceso.
Sobre los síntomas, algunos estudios sugieren que los dolores de cabeza, cervicales, insomnio, percepción de que el tiempo pasa más rápido, o cambios en el carácter, podrían estar vinculados a ello. Suena a una locura, pero la incidencia del campo magnético en el cuerpo humano puede hacer todo esto y más.
4. ¿Quiénes son los extraterrestres?
Seres que llegan desde otros mundos a la Tierra. Pero no solo son “extraterrestres”, en el sentido de que provienen de lugares físicos fuera de nuestro Sistema Solar, sino que, además, hay muchas entidades que se desplazan a través de pliegues cósmicos y otras realidades. Bien las podríamos llamar “interdimensionales”.
5. ¿Qué relación tienen con nosotros?
Hace mucho tiempo visitan nuestro mundo. En épocas remotas habrían colaborado en la evolución del ser humano como especie e incluso en nuestros primeros pasos como civilización organizada. Fueron algo así como nuestros hermanos mayores. Pero en un momento determinado decidieron marcharse para no generar dependencias. De esta forma pretendían que por mérito propio el ser humano pudiese aprender de sus pruebas para hacer grandes sus realizaciones. Mas en algún momento esos “dioses” del pasado volverán, como quien viene a ver a sus descendientes luego de un largo tiempo. Pienso que eso está ocurriendo. Estoy convencido de que nos han venido “preparando” todo este tiempo para el momento del contacto final.
6. ¿Cuál es la principal revelación de los extraterrestres que usted ha podido indagar?
Precisamente lo que mencionaba líneas atrás: que estuvieron desde siempre con nosotros. Y que el ser humano es producto de más de una intervención genética extraterrestre. Crick y Watson, premios Nobel de Química por el descubrimiento del AND, creían que nuestro código genético fue “sembrado” por seres de otros mundos. Si todo esto se llega a confirmar en un futuro inmediato, será una de las noticias más extraordinarias de todos los tiempos: somos parte de una familia cósmica.
7. ¿Qué actitud hay que tener si uno tiene un encuentro cercano?
Ante un fenómeno desconocido, es inevitable el miedo. Pero hay que tranquilizarse y ser muy observador de todo cuanto ocurre. Estos seres no vienen con malas intenciones. Si fuese así, hace mucho tiempo nos hubiesen lastimado.
8. ¿Si ellos vienen a la tierra, por qué no se muestran? ¿Por qué no existen fotos o pruebas contundentes que estén a mano del dominio público?
No se muestran abiertamente, u “oficialmente”, por decirlo de otro modo, porque son seres muy inteligentes: saben que una manifestación intensa, fuera de toda duda, podría generar pánico. Y que una relación apresurada de ellos con nosotros podría transformarse en un “shock de civilizaciones”. Por esa y otras razones van “despacio”, como parte de un plan gradual de adaptación humana a su presencia. Los avistamientos ovni, cada vez más frecuentes, sería parte de todo ello. Y aquí debo decir que existe material de sobra, abundante y contundente, sobre esos objetos. Material que ha sido analizado y hasta difundido por científicos, ex astronautas, políticos, pilotos de guerra… No es cierto que no haya pruebas contundentes de que algo se mueve en nuestros cielos.
9. ¿Quienes son los intraterrestres y que objetivo cumplen?
En este caso estaríamos hablando de un grupo de seres muy evolucionados que, desde hace miles de años (luego de una catástrofe planetaria) se afincaron en inmensas galerías subterráneas. No porque la Tierra fuera hueca, sino porque en la corteza, que tiene decenas de kilómetros de espesor, lograron adaptar bases que aún hoy en día están activas. Se les conecta con la leyenda de los supervivientes atlantes o los Maestros de Shambhala, tal y como sostienen los viejos relatos lamaístas. Se dice que el nombre sánscrito “Shambhala” significa “lugar de la paz, de la tranquilidad”, denominación apropiada para la labor de sembrar la semilla de la luz en el mundo. Y es que la Hermandad Blanca del mundo subterráneo es parte de una “fuerza” que procura otorgar equilibrio y balance al planeta, inspirando a diversos hombres y mujeres del mundo a encender su propia antorcha interior. Aunque hay muchas versiones sobre el origen de Shambhala y los intraterrestres, todo apunta a Asia como cuna del primer centro espiritual mundial. Viejas leyendas sugieren que en algún lugar del Gobi, o los Himalaya, se establecieron mentes muy elevadas para fundar un centro de poder que pudiera reunir lo más sagrado del conocimiento humano. Especialmente se habla de una “Isla Blanca” en el desierto de Gobi, en Mongolia, como el primer punto que fue tocado por esos seres que, supuestamente, habrían llegado desde muy lejos. Algunas versiones budistas mencionan que arribaron provenientes de tierras desconocidas; y otras leyendas sugieren que esos visitantes llegaron del espacio.
Debo decir que es imposible llegar al misterio de los intraterrestres sin adentrarse en el camino espiritual, el mensaje oculto de los símbolos y el legado esotérico de antiguas culturas desaparecidas. No en vano, la alegoría de ingresar a una cueva ―la entrada al mundo subterráneo― no es otra cosa que el contacto con uno mismo: la exploración de nuestro propio interior. Por este mensaje los Maestros denominan a sus instalaciones “Retiros Interiores”. Acercarse a estos conocimientos no solo supone una madurez de pensamiento hacia lo espiritual; involucra inevitablemente hacerse cargo de uno mismo y ver las cosas en perspectiva, más allá de la “ilusión”. En otras palabras, el mensaje que encierra la existencia de esos seres nos lleva a un despertar de consciencia. A algo aún mucho más profundo que el fenómeno ovni extraterrestre.
10. ¿Y esos seres tienen un objetivo para 2012?
2012 sería el final de un ciclo, y el inicio de otro donde el discipulado de la nueva era empieza con el Maestro Interior. Ese es el objetivo supremo de todos los seres y criaturas: dejar de buscar fuera lo que siempre tuvimos dentro. Es una etapa en que los gurúes, guías y maestros de todo tipo, no deben condicionar nuestro aprendizaje, sino que la brújula debe ser nuestra propia experiencia personal, nuestra libertad de pensamiento, nuestra capacidad de amar, servir, y ser independientes. Sólo así seremos soles en la tierra. No de otro modo.
11. ¿Qué son estas puertas dimensionales?
Son “singularidades” que se abren naturalmente en el Cosmos o la Tierra por altas concentraciones de energía que distorsionan el concepto espacio-tiempo. Los extraterrestres y la Hermandad Blanca pueden controlar los vórtices naturales y manipularlos como accesos a otras realidades. También pueden crearlos “artificialmente” con su tecnología y desarrollo psíquico.
12. ¿Hay puertas dimensionales en Chile?
Hay puertas dimensionales en todo el mundo. En Chile hay un portal muy importante en el desierto de Atacama, por citar solo un ejemplo.
13. ¿Quien puede traspasarlas? ¿Cómo hacerlo?
El cómo no tiene mucha importancia. Cuando una experiencia así se presenta, es porque uno esta convocado y preparado para vivirla. Estas cosas nunca suceden por “casualidad”.
14. ¿Los sueños podrían ser un portal de conexión con otros seres?
Sin duda. Más allá de las argumentaciones médicas y psicológicas que procuran explicar el proceso del sueño humano, desde tiempos antiguos se sabe de la capacidad espiritual que tenemos de “desplazarnos” fuera del cuerpo físico, en una suerte de viaje o proyección que puede ser útil para los encuentros cercanos con seres de otros planos. A este fenómeno se la llama “viaje astral”, y se puede desarrollar a través de la meditación y una dieta ausente de estimulantes y carnes, ya que todo ello afecta el progresivo despertar de las facultades psíquicas.
Lo extraordinario de los viajes astrales o los mensajes que fluyen en el mundo de los sueños, es que nos recuerdan que somos algo más que carne y huesos, y que hay un universo de posibilidades aguardando por nosotros.

No hay comentarios: