sábado, 9 de enero de 2016

LA TIERRA, LA GUERRA GALÁCTICA DE LUCIFER, Y LOS MUNDOS-PRISIONES.

PORTADA-ok
LA TIERRA, LA GUERRA GALÁCTICA DE LUCIFER, Y LOS MUNDOS-PRISIONES.
Publicado por M.Teresa Avila

LA TIERRA, LA GUERRA GALÁCTICA DE LUCIFER, Y LOS MUNDOS-PRISIONES.

Cediéndose uno a la benevolente amabilidad del lector ante la dificultad genealógica de los Dioses mitológicos, y sus múltiples ramificaciones, que se compilan a través de las diferentes versiones, que distintos autores aportan a lo largo de la historia, se dirige este breve análisis configurador de la situación general de la última Gran Guerra Cósmica provocada por Lucifer, Satanás, y todos sus incondicionales segmentos de 1/3 de las estrellas de esta parte del Universo, que condujo a la creación de Planetas-Prisiones donde se confinaron todos los Rebeldes Cósmicos y terrenales, incluido nuestro Sistema Solar, al que se le implantó una férrea “Cuarentena”, que finiquitaría con la llegada del “final de los días” y el posterior Juicio Concluyente o “la cosecha”.

Distribuidos en varios periodos, esta gran historia cósmica se desengranará a través de la investigación constante sobre lo sucedido en el firmamento estelar en aquellos remotos eones, que indicarán el por qué la Tierra es como es, y el por qué la Tierra fue como fue. Los periodos corresponderían con los siguientes:

EL PRINCIPIO DE LOS TIEMPOS.
REGENCIA DEL DIOS URANO.
REGENCIA DEL DIOS CRONOS. El Sur del Sector de Orión, el Sistema Solar y la Tierra. Repartición de los planetas del Sistema Solar como Olimpo de los Dioses. Indignación de Gea por creación del Olimpo para los dioses y la génesis de la Guerra.
REGENCIA DE ZEUS Y LA GRAN GUERRA APOCALIPTICA CONTRA LUCIFER EL REBELDE. El grupo disidente, rebelde y la biblia. ¿Qué dice el Apocalipsis sobre la Gran Guerra espacial y terrestres? ¿Quién o quiénes eran el Monstruo de 100 cabezas del Dragón? Composición del grupo de “el Dragón” de la biblia. Finalización de la Guerra y la victoria de Zeus.
CREACIÓN DE LOS MUNDOS-PRISIONES Y EL SERVICIO QUE PRESTAN EN EL UNIVERSO. El trabajo general para la elevación del La Libertad luciferina; la mentira cósmica más grande jamás contada.



EL PRINCIPIO DE LOS TIEMPOS.

En el principio, en un vacío sin fondo, en la nada, nació nuestro Universo, llenándose inmediatamente con todos los elementos primordiales, pero sin orden entre ellos, formándose así el Caos.

De este Caos se constituyó las densas tinieblas cómicas, pero posteriormente se abrió paso la claridad en el Universo, la luz acababa de nacer de entre las tinieblas del abismo, y el Caos comenzaba a ordenarse y a configurarse en trillones y trillones de galaxias, estrellas, planetas, planetoides, nebulosas creadoras de más estrellas y de vida, etc., el Universo comenzó a ser un Ser viviente que por sí mismo que respira, se expande, se comprime, engendra, recicla y contiene vida material en forma de Seres Vivientes dotados del aliento divino en sus narices, además de poseer la particularidad o don divino en el interior, en su Ser Superior, como expresión física de la creación divina.

A esta Luz le siguió la quimera o ilusión del espacio-tiempo, y es en ese preciso instante fue cuando nacieron “los Seis primeros” Dioses Primordiales, Divinos y Universales, llamados NIX, ÉREBO, ÉTER, HÉMERA, GEA y URANO; Seres inmortales que se distribuyeron el Universo existente en seis grandes unidades, y en los cuales se auto designaron como administradores – gobernadores que reinarían por la eternidad en cada una de esas Zonas Cósmicas.

Estos primeros Dioses fueron los precursores de las descendencias y posteriores ciclos genealógicos de deidades, que en cada una de las zonas o cuadrantes del Universo iban apareciendo; a estos cuadrantes cósmicos también se les denomina como “Administraciones Locales”. Las ulteriores deidades fueron designadas como Regentes subordinados que gestionan dicho sector celestial.



REGENCIA DEL DIOS URANO.

Así las cosas, en un lejano Sector del Universo que correspondía al Dios URANO, se consagraba, en aquel entonces, al divino servicio como “Gran Arquitecto – Constructor de todas las estrellas” de su región cósmica. En su sector era el “Dios de todos los Cielos” y el “Supremo Arquitecto creador de vida”.

Urano que era hijo del Caos, igual que su hermana Gea, se unieron en matrimonio, concibiendo así a la primera generación de “Hijos de Dios”, en este lado del cosmos. De esta unión nacieron las deidades siguientes: “Los Titanes, los Cíclopes, los Hecatónquiros o Centimanos, los Erinias o furias, los Gigantes, las Ninfas Melíades, y también a Afrodita.”

-Los Titanes. Estos serían los primeros dioses con aspecto “humano”. Nacieron 6 hembras y 6 machos. Los varones se llamaban OCÉANO, CEOS, CREOS, HIPERIÓN, JAPETO y CRONOS. Las mujeres se llamaban REA, TETIS, TEMIS, TEA, MNEMOSINE y FEBE.

-Los Gigantes. Eran 24 criaturas de enorme tamaño y fuerza, que poseían un aspecto monstruoso, ½ cuerpo humanoide y serpiente con escamas.

-Los Cíclopes. Son criaturas que poseen un solo ojo en el centro de sus frentes, y un carácter muy gobernado por la crueldad y la soberbia. Esto eran los Arges, Brontes y Estérope. Estaban considerados como unos hábiles artesanos, y como los constructores de las enormes murallas, así como los grandes maestros forjadores del hierro.

-Los Hecatónquiros o centimanos. Son unos enormes monstruos de cien manos y cien cabezas, llamados Amackeides, Protocles y Portocleón.

-Los Erínias o Furias. Son los habitantes del “inframundo”, opuestos siempre a los dioses celestiales. Estos seres poseían un instinto de gran venganza y odio, por eso lo del carácter rabioso.

-Las Ninfas Melíades. Eran dioses femeninos divinos que animaban la naturaleza de los planetas habitables, y que pueden relacionarse con los dioses y engendrar hijos híbridos también inmortales.

-Afrodita. Nacida de la espuma de los mares, está considerada perteneciente al planeta Venus, y mencionada como la estrella vespertina, lucero de la mañana o del alba. Esta diosa tiene numerosos nombres equivalentes como sería, Inanna en la mitología sumeria, Astarté en la mitología fenicia, Turan en la etrusca, Venus en la mitología romana, Astoret en la mitología simética, hitita.

Pero un día el firmamento estelar de esta región sideral se tiño de rojo todo él, cuando surgieron unos descendientes, “los Gigantes”, que más tarde se enfrentarían en una Gran Guerra contra el Dios Zeus, durante su regencia.

Viendo el Dios Urano que sus hijos, los poderosos Cíclopes y los Hecatónquiros o centimanos le estaban arrebatando su soberanía, optó por encerarlos en lo más profundo del abismo subterráneo del Tártaro o infierno.

Cuando la madre de estos dioses, la diosa Gea, se enteró del suceso, incitó a los Titanes para que atacasen violetamente contra su padre Urano. Entre estos Titanes estaba también el Dios CRONOS.



REGENCIA DEL DIOS CRONOS.

Comenzó la batalla entre la Diosa Gea contra su propio hermano, el Dios Urano, y durante esa contienda quedó Urano mutilado, y poco después fue capturado y hecho preso por su hijo Cronos, teniendo Urano que renunciar a su soberanía sobre esta parte del Universo, que pasó a ser de su hijo Cronos. Entonces Cronos convirtió en el líder supremo, y en el siguiente Gran Arquitecto – Constructor de este Universo.

-Entre los primeros decretos del nuevo dios cósmico, Cronos, fue la división de las bóvedas celestes de los diferentes sistemas solares bajo su dominio en Fragmentos denominados, Constelaciones Australes y las Constelaciones Zodiacales, dándosele sus correspondientes nombres según formas y características.

-La segunda disposición fue celebrar el matrimonio con su hermana REA, con la que engendró seis hijos, configurando la segunda generación de dioses que tomaron para sí todo el territorio celeste; estos fueron los señalados “los Hijos de Dios”, HESTIA, POSEIDÓN, ZEUS, DÉMETER, HADES y HERA. A Rea se le comenzó a citar como “la madre de todos los dioses del cosmos” o “la Diosa madres de todos”.

-El tercer mandato fue la promesa a su esposa Rea que le regalaría un “palacio” maravilloso para su uso personal que llamaría Tierra. Pero él sabía que para ello debía planear y configurar un Sistema Solar donde pudiera ubicar esta Sede, “Olimpo de los Dioses”.

Para tan magna misión debía encontrar un lugar recóndito en el espacio, y designar un arquitecto del nuevo Sistema Olímpico de los Dioses, o sistema solar apropiado, y para la gestión designó a Hefesto, que era hijo de sus dos sobrinos Hera y Zeus. Los equivalentes aproximados de Hefesto corresponderían en la mitología romana a Vulcano, en la japonesa a Kagutsuchi, en la egipcia a Ptah y en la hindú a Agni.



El Sur del Sector de Orión, el Sistema Solar y la Tierra.

Y Hefesto encontró en la Vía Láctea, un lugar recóndito situado en el Sur del Sector de Orión. Allí constituiría un Sol que proyectaría para el desarrollo de los diferentes planetas, designación preestablecida por Cronos y que albergaría el “Olimpo de los Dioses”, planetas del sistema solar distribuidos para Zeus y su sequito de deidades.

Entonces Hefesto-Vulcano creó un Sol y nueve planetas los cuales serían los palacios de los dioses, y también un número de lunas y satélites que servirían como palacetes.

Y Prometeo fue designado por Zeus para que ejerciera de “Diseñador de la vida sobre la Tierra”. En la biblia en su libro del Génesis dice: “Yo haré de la arcilla (materia) de la tierra una composición que sea capaz de contener vida.”



En la Biblia hebrea en sus siguientes libros dicen:

Amós 5:8-9 ¿Quién es el dios que hizo las Pléyades y Orión, y que convierte la noche en día y el día en noche oscura? ¿Quién hace que la Tauro (constelación) brille tras Capricornio, y que se meta después de Arturo?

Job 38:31-33 ¿Eres tu quien mantiene juntas las Pléyades y separa las estrellas de Orión? ¿Eres tu quien saca a su hora al “lucero del alba” (Venus)? ¿Eres tu quien guía a las estrellas de la Osa Mayor y a la Osa Menor? ¿Eres tu quien conoce las leyes que gobierna el cielo? ¿Eres tu quien aplica esas leyes sobre la Tierra?

Además construyó “el Jardín de las Hespéridas” que era denominado como “El Dragón de las Siete Cabezas” situado en la Constelación de Tauro, el toro, Las Pléyades que predecesores ideológicos de las religiones del planeta Tierra.

Este Jardín era en aquel entonces “un huerto” de la diosa Hera, una de las hermanas de Zeus. Allí plantó “manzanas doradas” que Gea le regaló para su boda con su hermano Zeus. Hera dejó además en el Jardín “un Dragón de 100 cabezas”, llamado Ladón para que lo custodiara todo.

Las manzanas doradas proporcionaban la inmortalidad y era el símbolo de los dones de los Seres Pleyadianos. De las Pléyades surgieron también otros Líderes luciferinos que más tarde conformaron parte del 1/3 de las estrellas de la cola del Dragón.



Repartición de los planetas del Sistema Solar como Olimpo de los Dioses.

Una vez construido el Olimpo o Monte de los Dioses en nuestro Sistema Solar, repartió Zeus los mundos a los dioses:

–La Tierra correspondió a su hermana y esposa Rea, tal como se lo había prometido.

-Plutón decidió que moraría Hades, y que haría de centinela y guardián de todo el Sistema Solar u Olímpico, teniendo como barrera natural que separa los rayos solares de los rayos cósmicos del exterior a la envoltura llamada “la Heliosfera” denominada “Huevo Cósmico” donde surge la vida.

-Neptuno fue cedido a Poseidón. Además fue designado por Zeus para transformar la Atmósfera del planeta Tierra, cuando se comenzó su desarrollo para la vida primaria mortal y como escuela.

-Mercurio se lo concedió como morada a Hermes que Zeus designó como “su mensajero personal” entre los dioses y los hombres de la tierra.

-Saturno y Urano no serían planetas habitables por humanos mortales, pero sí sus lunas que se denominarían “los palacetes”, al servicio de cualquiera de los otros dioses que necesitase su uso.

-Júpiter se declaró residencia presidencial del dios Zeus y de sus esposas. La mancha roja es “el sello de Zeus”.

–Venus le correspondió a la diosa Afrodita conformándose como “el lucero de alba”. Le denominaron como Fosforus o Lucifer.



Indignación de Gea por creación del Olimpo para los dioses y la génesis de la Guerra.

Pero Gea al ver el papel privilegiado de Era, y en la situación en la que seguía en la distribución de las estrellas del cosmos, y como venganza hacia Era y Cronos, decidió engendrar su último hijo llamado TIFÓN-TIFEO que surgió de la unión amorosa con el Tártaro, en las profundidades del subterráneo.

Los Hijos de Tifón son aquellos seres mitad humanoide y mitad serpiente que construyeron las Esfinge de Giza.

La finalidad de este Ser fue la de atacar frontalmente contra la regencia, sistema y decretos establecidos por el Dios Cronos y sus partidarios cósmicos. Este Ser, Tifón, sería conocido posteriormente como el “Monstruo de las 100 cabezas del Dragón”. Tifón y sus afiliados pertenecían al Sistema Local de este Universo, y Cronos a la élite divina – central del mismo.



REGENCIA DE ZEUS Y LA GRAN GUERRA APOCALIPTICA CONTRA LUCIFER EL REBELDE.

Pero finalmente ZEUS le quitó la soberanía a Cronos y seguidamente comenzó la Gran Guerra Espacial y Terrenal entre el Dragón y Zeus.

Hace unos 200.000 años, se declaró una Gran Guerra desde ese Sistema Local del Universo, LUCIFER se rebeló contra el sistema establecido por el Padre Universal del Dios-Rey Zeus. Las causas de la rebelión fueron en general las siguientes:

-Estaba en oposición y crítica firme contra Miguel-Zeus y contra sus Planes de Ascensión de los mortales dirigidos y diseñados por él.

-Proclamó la declaración de libertad, independencia o sublevación, sosteniendo la idea y realidad de que el Padre Verdadero era simplemente la gravedad física, la energía espacial, y que el padre universal divino de luz y lo demás era un invento de todos los Hijos de Dios nacidos hasta ese momento para gobernar eternamente en el Firmamento.

-No estaba de acuerdo con el Gobierno Universal de Zeus, que se auto consideraba como “el hijo designado directamente por la divinidad del Padre-Madre-Luz infinita y Universal”, y por ello se veía y ejercía con esta dispensa divina y poder de confección y compositor en esta Creación Cósmica.

-Que el Plan de reencarnaciones establecidas para los Mundos físicos estaba corrompido desde su nacimiento por su exceso de disciplina y una formación extremadamente larga. Esta situación esclavizaba a toda la creación mortal haciéndoles creer que el mítico destino al finalizar la vida física era en X lugar eterno, y no existía dicho lugar sino que eran recogidos por determinadas jurisdicciones celestiales-paradisíacos, pero lo que realmente proclamaba Lucifer era la autodeterminación individual de estos mortales en proceso de ascensión espiritual.

-Puso en duda y condenó por completo el Plan de Ascensión de las almas de los mortales, ya que estaban promocionado por todos los Hijos de Dios, pertenecientes a la gran élite cósmica, convertidos en deidades que son apoyados solamente por el Espíritu del Infinito.

Con esta sublevación creó los Mundos-Planetas y los Sistemas Solares liberados del gobierno central.



El grupo disidente, rebelde y la biblia.

El grupo disidente que formó fueron conocidos como el “Monstruo de las 100 cabezas del Dragón”, “El Dragón Rojo”, “La Serpiente antigua” y como Lucifer, Satanás, el 1/3 de las estrellas que le siguieron y los 37 planetas sublevados.

De esta Gran Guerra Espacial hace referencia la Biblia hebrea en su libro Apocalipsis, y también en su libro de Job 22:1, aquí menciona quien era Satanás, y de Lucifer lo precisa más en el Apocalipsis, que está dividido en las siguientes partes desde el inicio de la guerra hasta la victoria de Miguel: “La gente en la Tierra; en el Cielo, los Seis sellos y los 144.000 testigos; en el Cielo, la gran multitud y el séptimo sello; en la Tierra, las Seis trompetas; en el Cielo y la Séptima trompeta; en la Tierra y el Gran Terremoto; en el cielo y la mujer, el niño y el dragón; en la Tierra y las dos bestias; en el Cielo, el Cordero y los 144.000; en la Tierra y los Seis ángeles; en el Cielo y las siete plagas; en la Tierra y la caída de Babilonia; en el cielo, las bodas del Cordero y la venida del Rey; en la Tierra y los Cinco Juicios Finales; y finalmente la Gente en la nueva Tierra.”



¿Qué dice el Apocalipsis sobre la Gran Guerra espacial y terrestres?



“Y los ángeles que no conservaron su primera situación sino que abandonaron su propia morada, los han reservado con “cadenas seguras” en las tinieblas espirituales hasta el Juicio del Gran día.”

“Y la cola del Dragón arrastró a 1/3 de las estrellas del cielo y las arrojó a las tinieblas.”

“Había guerra en el cielo; el comandante Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón y sus ángeles (Miguel contra “el Monstruo de las 100 cabezas del Dragón”, “El Dragón Rojo”, “La Serpiente antigua” o como Lucifer, Satanás, el 1/3 de las estrellas que le siguieron, más los 37 planetas sublevados), estos rebeldes lucharon pero no triunfaron.”



¿Quién o quiénes eran el Monstruo de 100 cabezas del Dragón?



Entre los planetas o mundos sublevados, “apóstatas”, se encontraba la Tierra que se unió a los 37 mundos caídos por culpa de sus Príncipes Planetarios, que son designados por la Administración del Sistema Local de este Sector, y que fueron leales a la causa liderada por la oposición al régimen establecido por el Sistema Local de este parte del Universo y que dependía directamente del Sistema Central General gobernado por Crono. Con esto Lucifer se enfrentaba frontalmente contra el gobierno central del Cielo.



Composición del grupo de “el Dragón” de la biblia.

Así las cosas tenemos la composición del grupo rebelde o el Dragón de la biblia: “el Dragón Rojo, la Serpiente astuta, el Monstruo de las 100 cabezas del Dragón” que son Lucifer como líder de la rebelión, Satanás como miembro del Sistema Local de la región de Satánia, en este planeta Tierra estaría el Príncipe Planetario Caligastia y su ayudante Daligastia, junto con la colaboración del Jefe del Estado Mayor Abdón y como colaboradores a Belcebú que era un grupo de cabecillas aliados por la causa rebelde.

En cada planeta sublevado se distribuía de la misma manera, siendo los dirigentes superiores Lucifer y Satanás que eran también Ángeles o Serafines de todas las estrellas y los planetas sublevados.

En los planetas rebeldes las directrices de Lucifer y Satanás se dictaban en contra de lo establecido, no respetando “Las Escuelas-Planeta de educación primaria en elevación espiritual”, sino que más bien intentaron corromper las mentes en desarrollo de los individuos de los mundos evolutivos que fueron agenciados como planetas sublevados por sus príncipes planetarios y demás rebeldes terrestres.



Finalización de la Guerra y la victoria de Zeus.

Finalmente Zeus ganó la guerra contra los Ángeles caídos y los rebeldes Titanes que colaboraron con Lucifer y sus ángeles.

Inmediatamente decretó Zeus el establecimiento y construcción de Siete Mundos Prisiones de tinieblas espirituales donde cumplirían condena todos los rebeldes, hasta juicio final de los días, y se asuma la cosecha, viviendo vida tras vida en forma mortal en planetas en desarrollo primario espiritual y corporal.

Para ello designó a su hijo Hefesto, (cuyos equivalentes aproximados corresponderían en la mitología romana a Vulcano, en la japonesa a Kagutsuchi, en la egipcia a Ptah y en la hindú a Agni) que fue “Arquitecto del Olimpo de los Dioses” en época de Cronos, para que escogiese los planetas más apropiados de la Vía láctea para designarlos como mudos-prisiones, entre ellos estaba el Planeta Tierra.

A partir de ese momento se ordenó una férrea vigilancia y “Cuarentena” de estos planetas prisiones, y nadie podría distorsionar la misión encomendada estos servidores.



CREACIÓN DE LOS MUNDOS-PRISIONES Y EL SERVICIO QUE PRESTAN EN EL UNIVERSO.

En este Sistema Solar se planteó en primer lugar qué planetas serían más óptimos para la vida mortal y en un proceso de desarrollo corporal, espiritual y material. La vida física se ejecutó en el siguiente orden Venus, Marte y la Tierra:

–El primer Planeta en contener vida mortal en evolución sería VENUS. Este planeta que visto desde los cielos fue en su comienzo de la vida de colores Verde, azul y marrón suave, se la llamó siempre el hermano gemelo de la Tierra, ya que tiene la misma densidad y el mismo tamaño. En aquél entonces el Sol era más pequeño, era una estrella amarilla que brillaba con fuerza pero un poco más pequeña, que dejaba espacio para que en la franja de vida se pudiera situar el planeta Venus. Era denominada Fosforus o Lucifer.

–El segundo planeta en contener vida mortal sería MARTE. Aunque 1/8 más pequeña que Venus y la Tierra, poseía los ingredientes primordiales para la vida. La tierra era un planeta por aquél entonces vacío y sin vida. Los colores de Marte en aquél tiempo era rojo ladrillo, azul, blanco y verde. Los canales o líneas de marte sirvieron para conectar las zonas verdes con los casquetes polares. Su superficie es muy lisa comparada con la tierra, así que su superficie no posee cordilleras de montañas, ni muchas elevaciones.

-El tercer planeta en contener la vida mortal fue la TIERRA. Era una bola de agua de color azul y por entonces sin vida.



El trabajo general para la elevación del Yo.

Entre los 7 Mundos Prisión estaba la Tierra; allí serían presos algunos de los rebeldes luciferinos estelares y planetarios, quedando así como “advertencia” para todo el cosmos. Estos planetas prisiones servirían para:

-Que las almas experimentasen, vida tras vida, y en cuerpos de hombres en evolución primaria, el conocimiento de la dificultad que impera en la comprensión del pleno significado y sentido del mal, el error, la iniquidad y el pecado. Además deberán aprender a percibir sobre la verdadera perfección e imperfección de la verdad y de la propia falsedad, sabiendo que entre ambos se generan conflictos de error, sufrimiento y desconcierto.

-Mediante una búsqueda perseverante de la divinidad interna será el conductor que llevará de nuevo al Reino de Dios; pero el continuo rechazo de esa divinidad perfecta levará a la iniquidad.

-Estos “apostatas” vivirán en unos planetas debidamente designados como Mundos de las Tinieblas espirituales o Mundos de los Pesares y penurias.

–Otras de las cosas que deberán hacer en estos mundos prisiones es “conseguir la Libertad del Yo”, que será la constante batalla para la elevación del Yo. Pero deberán tener cuidado cuando de sus imaginaciones egoístas no existan unas metas definidas que sirvan para la elevación del Yo.

El egoísmo y el engaño es la fórmula que esclaviza al individuo en sus propios conceptos o paradigmas, creando así una grave Distorsión Mental con el Yo que estaría considerado como “la semilla” del mal o pecado.

Esta semilla sería la falsa admiración a uno mismo, reafirmando solo una pretensión unilateralmente o personalizada, con lo que llevaría a un poder y control injusto que nace del Yo Egoísta solamente, y no de la esencia divina. Para poder conquistar la meta de la elevación del Yo se debe conseguir:

-Una autoestima autentica y sana.

-Un potente y férreo autocontrol del Yo.

-Y una nobleza en la prestación de Servicio Universal hacia el prójimo.



La Libertad luciferina; la mentira cósmica más grande jamás contada.

La manifestación luciferina, el engaño y el egoísmo, están disfrazada de verdadera libertad, presentándose como la auténtica Luz de la razón, pero con este sistema despoja al Ser de la libertad personal y de su libre albedrio.

Hace unos 4.500 millones de años el joven planeta Tierra, ubicado en un recóndito lugar de la zona local de Orión, en uno de los brazos de la Vía Láctea, estaba protegido por la diosa Rea, que se convertiría en “la madre de todos los dioses” de aquella época o era terrestre.

También en esos tiempos comenzó el desarrollo planetario para la implantación de la vida que finalmente pueda evolucionar y elevarse progresivamente, vida tras vida, en conciencia y luz.

Este planeta dispuso de almas muy poco desarrolladas del universo local que se depositarían para su evolución y posterior elevación, pero también fue el lugar donde se incorporaron las almas de aquellos rebeldes estelares luciferinos y apóstatas que transgredieron las Leyes Universales celestiales.

Con el transcurrir de los tiempos planetarios, Eones, Eras, Periodos y Épocas, Dios creó al hombre del polvo de la tierra, y también a los Adanes, seres perfectos, incluida a Eva, una clonación Adámica menos divina, y a todas las hembras y varones que como Seres Vivientes fueron depositado en “el jardín del Edén”, o lugar geográfico perfecto para su buen y correcto desarrollo y evolución; entonces fue cuando Dios los denominó Seres Vivientes de un planeta habitado.

Así fue al Mundo Tierra lo declararon, desde el Sistema Central de este Universo, gestionado por el Dios Zeus, como Planeta – Habitado, registrándolo legalmente con el número 606 del Sector Local de esta parte del Cosmos.

El Universo Central de este sector tiene más de 10.000 mundos habitados parecidos o semejantes a la Tierra, pero en distintos estados evolutivos. Esta organización centralizada de este Sector del Universo es llevado por Miguel o dios Zeus.

Lucifer era un miembro correspondiente al Universo Local, igual que su sequito, los cuales aplicaron el mal y el error, sucumbiendo al impulso del Yo, rechazando la lealtad universal, gestando desprecio a las obligaciones fraternales e imperándose en las injusticias, y ciegos en las verdaderas relaciones cósmicas. Los juicios contra los apóstatas son llevados por “los ancianos de los días”, los máximos juzgadores y gobernantes del Súper Universo Celestial.
GENEALOGÍA-MITOS-GRIEGOS

GENEALOGÍA-MITOS-GRIEGOS
GENEALOGÍA-2º
GENEALOGÍA-2º
Referencias de la investigación.

Mitología Griega general.

Libro “Urantia”.

Libro “la historia más larga jamás contada”, de Xavier Mendalav.

Ilíada de Homero.

Teogonía celestial del griego Hesíodo.

Copyright ©). El artículo puede ser reproducido en su totalidad si el autor y/o autores del sitio web se afirman claramente y el artículo se mantiene en su forma escrita original y no se altera de ninguna manera. No se otorga permiso para cambiar el formato y este artículo debe permanecer de libre acceso en todo momento.

www.losmisteriosdelatierra.es / www.themysteriesoftheearth.com / www.misteriosdelatierra.es

No hay comentarios: