jueves, 14 de enero de 2016

LA MISIÓN DE CONTACTO Una Puerta hacia las Estrellas


LA MISIÓN DE CONTACTO
Una Puerta hacia las Estrellas

«Porque en el verdadero amor,
la plena paz,
la real armonía,
el perfecto equilibrio,
la auténtica justicia,
la total entrega,
el natural servicio,
la gran esperanza,
y en la infinita luz,
está la Sagrada Meta
de la Misión de Contacto».
• Contacto es Comunicación. La Comunicación es una herramienta indispensable para la integración de los seres. Muchos de los problemas que atraviesa nuestra humanidad se deben precisamente a una deficiente comunicación, y no sólo entre los seres humanos, sino del hombre con su propio interior. Comunicación es en este tiempo Comunión en la Acción; sólo cuando participamos de una misma acción, puede darse una mayor y más intensa comunicación.
La Comunicación es el medio por el cual se establece esta Misión, que es a la vez un punto de ayuda a la humanidad con las Jerarquías Superiores de la Galaxia que han dispuesto la supervisión y apoyo al proceso de transición y madurez que enfrenta la humanidad. Es por ello, que antes de procurar un acercamiento con civilizaciones superiores, deberíamos iniciar este enlace con nosotros mismos y entre nosotros, por cuanto la experiencia de Contacto es colectiva y a su vez apunta a un crecimiento personal. Sin comunicación entre nosotros, no es posible establecer el nexo con el Cosmos.
Así, el proceso de Contacto consta de dos fases previas o niveles:
El primero es el contacto de cada uno consigo mismo. Este primer tipo de contacto consiste en iniciar el proceso del auto-conocimiento a través de la introspección. Esto significa, el esfuerzo por alcanzar la comprensión interna, aventurarse a verse uno tal cual es a través de una actitud permanente de auto-observación (meditación), para empezar a cambiar y transformarse en un ser superior; pero no para ser mejor que los demás, sino mejor de lo que uno es.
El segundo requiere del anterior como fase previa, y es el contacto que se establece con los demás (empezando por aquellos más cercanos a uno, como son la familia y las amistades) para que ello sirva también como trampolín para un contacto comprometido con la humanidad. Pues es a partir de nuestro contacto con los demás y a través de los demás que al Cosmos le interesa llegar hasta nosotros, porque mediante nosotros se llegará al resto, y así entonces será posible difundir el mensaje para realizar el cambio.
«Recuerden que el verdadero Contacto empieza desde lo más profundo de vuestro interior, y requiere que se logre una sintonía adecuada mediante una vibración elevada. Procuren el contacto con Uds. mismos y entre Uds., y entonces el Contacto llegará a concretarse plenamente con nosotros…». (Los Guías Extraterrestres).
• El verdadero Contacto es el que te permite establecer los ojos del alma, capaces de mirar en la esencia de las cosas y en el corazón de las personas. Ese Contacto llega cuando se ha logrado la capacidad de sentir y percibir mas allá de los sentidos físicos, reaccionando con ambas manos extendidas hacia el otro desinteresadamente, procurándole lo mejor. El Contacto es más que una posibilidad, es una potencialidad que todos deben descubrir en su interior. Es una realidad en éste y otros mundos; entre esta dimensión y otras a través de conexiones y puentes interdimensionales, construidos con pureza de intenciones, convicción y mucho amor. Y es más que una realidad, es una necesidad de crecimiento a través del compartir. El Contacto es un servicio a la humanidad, mediante la entrega a una noble labor como es la de despertar conciencias mediante la conexión con otras Realidades.
La Misión de Contacto se canaliza principalmente a través de la comunicación telepática. Y este Contacto es para todos, pero no todos están preparados para establecer y mantener dicha comunicación sintonizando las mentes a través de la telepatía, la intuición, la clarividencia o la precognición. Facultades que todos tienen, pero muy pocos usan consciente y voluntariamente en este mundo. Es un proceso largo de aprendizaje, pero beneficioso para aquellos dispuestos a asumirlo. Es recibir para dar. Es entender para aclarar, es ver claro para poder guiar. Pero sobre todo, es estar dispuesto a asumir los requerimientos del proceso, y trabajar consigo mismo en el mantenimiento de la sintonía y afinidad vibratoria, procurando la pureza de mente y de alma. Esforzándose en fortalecer la voluntad. Lo que se va recepcionando a través de la experiencia de Contacto compromete a ser consecuente con uno mismo y con el mensaje que se nos enseña. El resultado de ser consecuente con el mensaje es el invalorable tesoro de la paz y la armonía interior, dándole a uno la seguridad necesaria para mantener el enlace con el Cosmos. Y es en este estado (en el que el equilibrio personal permite una elevación vibracional) cuando se pueden alcanzar experiencias de Contacto muy intensas, así como accionar mecanismos que permitan liberar información crucial para el momento actual de la historia humana. Por ello, cada experiencia de contacto requiere preparación y disciplina para poder mantener la ecuanimidad durante el desarrollo de los acontecimientos, fortaleciéndose uno mismo y aprendiendo a sensibilizarse cada vez más. Esto no sólo nos permitirá mantener el enlace, sino que nos facilitará a cada cual ampliar nuestro panorama de vivencias, percatándonos de la accesibilidad hacia otras dimensiones, así como de la existencia de otras realidades paralelas, lo cual nos llevará a convertirnos en un puente entre el Cielo la Tierra.
«La Misión es ser puente de luz, medio de paso, canal de energías, transmisor de pautas, despertador de conciencias y fuente de amor para un mundo en cambio y transición». (Los Guías Extraterrestres).
• El Contacto procura un compromiso con la humanidad y con el cambio de vida. Es eso lo que la presencia de los Hermanos Mayores y la de otras Entidades interdimensionales como parte del Contacto buscan apoyar, que mantengamos el interés y la dedicación en encontrar nuestra propia superación. Es importante tener presente que nada que valga la pena se conseguirá sin dedicación, lo cual significa sacrificio y entrega. Todo esto es como subir una montaña, sólo cuando llegas arriba tienes la visión panorámica de lo que dejaste y superaste, de lo que alcanzaste y lograste, y de lo que te espera o sigue a continuación. El solo ejemplo de los buscadores y comprometidos, motivará a los demás a intentarlo también, dándose así todos, como en una cadena, la oportunidad de encontrar respuestas. La Misión de Contacto deberá llegar a unir los eslabones de la gran cadena para que cada uno ocupe su lugar, vibre en su sitio y se establezca una Comunidad Mental de energías afines (funcionando en una vibración cada vez más ascendente) que se fortalezcan mutuamente; entidades vibrantes armónicamente que como fueron despertadas, seguirán despertando a otros hasta conformar el Cuerpo de Luz que haga realidad el Gran Cambio.
«Volved los ojos hacia lo simple, no dejéis ni un momento de aprovechar la oportunidad de descorrer aún más el velo que os acerque a la preparación. No perdáis ni un momento en que vislumbréis lo eterno en lo hermoso de la Naturaleza y en vivir comunitariamente como niños. Amad lo simple, lo natural; sabed valorar lo pequeño, lo niño; retomad la antigua voz de canto y las antiguas ganas de bailar y haced lo que sentís ¡Lo mejor!... Sed puros como los niños que no saben del odio que destruye, ni de la soberbia que desune, que no conocen la maldad que degrada al hombre, ni la ambición que lo esclaviza y enceguece, que permanece con la mente abierta a la luz de la verdad y el corazón libre de cadenas, para volar en alas de la fantasía hacia mundos en donde no existe la maldad. Debéis ser como los niños, pues sólo aquel que es como niño, es capaz de abrir…una Puerta hacia las Estrellas». (Los Guías Extraterrestres).
(Compilación realizada con aportes propios, mensajes de los Hermanos Mayores y del libro “Mensajeros del Cosmos" por Sixto Paz Wells).
Coral y David González
Valencia–España

No hay comentarios: