sábado, 16 de enero de 2016

Estelar Coincidencia: Los Mesías que nacieron el 25 de Diciembre

imageSSS
Estelar Coincidencia: Los Mesías que nacieron el 25 de Diciembre


David Icke: “Estamos dentro de un cambio vibracional y el Sistema de control no sobrevivirá”
imageSSS
La idea no es polemizar, sino introducir al debate cuestiones que conduzcan a profundizar la apertura de Conciencia.

La presencia de seres superiores, desde los antiguos semidioses que eran mitad hombre y mitad humanos y los “Mesías” cuya tarea era salvar al hombre, se encuentra ya presente en las primeras religiones conocidas.

Estas cuestiones míticas y místicas no pecan de ser tan paganas, en el relato de “Hechos de los Apóstoles” contenido en el Nuevo Testamento cristiano se pueden hallar atisbos de “dones sobrenaturales” eran atribuidos a determinados personajes bíblicos, como el caso de los poderes taumatúrgicos de Aarón, hermano de Moisés.

Así han transcurrido las eras y las civilizaciones pasadas creyeron en diversos dioses, distintos en razón de la geografía y la cultura, pero asombrosamente idénticos en el fondo de la tradición.

La Navidad –como celebración de la Natividad del Dios Cristiano- acapara con exclusividad el imaginario colectivo occidental, con la llegada de Jesús, el “Mesías” prometido en el Antiguo Testamento al pueblo elegido. Será pues el “Cristo” de esta Era.

Pero en la inmensidad de la historia no será ni el primero ni el último; una lista de nombres cargados de sentido trascendente se alinean con anterioridad; según las crónicas, todos nacidos aproximadamente en este mismo tiempo en que Occidente celebra la Navidad.

Tal sería el caso de Horus, Dios Egipcio venido unos 3.000 años antes de Cristo, nacido de una virgen supuestamente un 25 de diciembre, mientras una estrella especial brillaba en Oriente, y era acompañado de tres reyes. Fue maestro a los 12 años de edad. Fue bautizado e inició su ministerio a los 30 años. Tuvo 12 discípulos.

En esa lista puede consignarse a Attis, Dios Griego devenido 1200 años antes, nacido de una virgen, una deidad de vida, muerte y resurrección.

No menos nombrado fue Mitra, deidad indoirania, cuyo origen puede remontarse hasta el II milenio a. C., se le adjudican milagros y hasta la resurrección.

En esa galería de nacidos supuestamente en Diciembre, hay que anota a Krishna, Dios de la India de 900 años antes de nuestra era. Nació de una virgen mientras una estrella especial brillaba en oriente.

También Dionisio, de origen griego, aparecido casi medio milenio antes de la era cristiana. Fue denominado “Rey de reyes” a similitud de “el Alfa y el Omega”. Su culto sostenía que la muerte era la liberación de la “cárcel y tumba” que era el cuerpo y así el espíritu volvía a reintegrarse al mundo divino de donde provenía.

Otros escritos inciertos suman a la galería de seres ascendidos que encarnaron alrededor de la misma fecha de diciembre, a Hermes, Heracles, Adonis (Fenicia), Zarathurstra (Persia) y Tammuz (Babilonia). Buda, quien no es un Dios, nació en Nepal el 25 de diciembre del año 563 antes de nuestra era.

Sin duda que el advenimiento de Jesús en Belén marca a fuego a la Civilización Occidental, en un antes y un después, y aunque sea tenido por el Mesías por excepción, quizás lo sea para este momento del paso de la Humanidad, y para este sector de los habitantes del Mundo.

Hoy sabemos que la fecha del 25 de Diciembre es sólo indicativa, tanto como los demás Maestros ascendidos de otras eras. Pero más allá del día, el hecho real y concreto es que encarnaron y continúan renovando su presencia entre nosotros para mostrarnos el camino de la elevación y reencuentro con el Creador.

No hay comentarios: