martes, 15 de septiembre de 2015

Los Contactados- Sixto Paz Wells



Los Contactados- Sixto Paz Wells

LOS CONTACTADOS
“Así como la curiosidad humana nos lleva
A buscar mirar siempre más allá,
¿Cuántos antes que nosotros, desde otros mundos ,
lo vienen haciendo y nos han encontrado”.

El Contactarse significa “comunicarse”, significa estrechar lazos , establecer un puente entre los seres y las dimensiones , aprender a ser un canal de una información , de un conocimiento superior que orientará las vidas de quienes se dejen guiar por esa revelación.
¿Qué es un contacto extraterrestre?
Un contacto extraterrestre es la experiencia de entablar algún tipo de comunicación con seres de otros mundos evidentemente más avanzados que nosotros que no sólo han desarrollado la tecnología para superar las increíbles distancias del espacio, sino también la capacidad como para trascender las barreras psíquicas. Este contacto puede ser del Primero, Segundo, Tercero, Cuarto o Quinto Tipo, dependiendo de la intensidad, cercanía y grado de interacción con el testigo.
¿Quién puede llegar a ser un contactado?
Como dijimos, los contactados son aquellas personas que han llegado a establecer una comunicación con visitantes de otros mundos ya sea física, mental o astralmente, esto es en sueños; y como existen los testimonios de millones de personas de toda condición social, formación profesional, sexo, y raza en todos los rincones del planeta al respecto, podemos decir que cualquier persona podría llegar a establecer ese contacto o tenerlo. Lo que sí sabemos por experiencia propia es que éste contacto ha sido mayormente inducido por los extraterrestres. Por cuanto depende más de esos seres que de nosotros el que llegue a producirse. Son ellos, “los Visitantes”, los que seleccionan a quienes desean contactar, pero eso no quiere decir que uno mismo no se pueda predisponer y facilitar las cosas.
¿Qué es lo que buscan estos seres en las personas a las que contactan?
Estos seres buscan gente sencilla, sensibilizada, valiente y con una apertura mental, lo cual significa amplio criterio, a la vez que tenga vocación de servicio y este dispuesta a canalizar y compartir un mensaje de reflexión para la humanidad. Pero no solamente se dirigen a gente común, también lo han hecho con militares, científicos y astronautas.
La contactación es tan antigua como la humanidad, por cuanto en el pasado había personas seleccionadas para ello en los pueblos antiguos, que los mismos visitantes escogían de entre las gentes de los poblados como intermediarios suyos o guías de tierra. Ejemplo de estos contactados son los patriarcas bíblicos (guardando las distancias y sin querer hacer mayores comparaciones con los actuales contactados), quienes vieron en los tripulantes de las naves espaciales, a los ángeles mensajeros de Dios o erradamente a Dios mismo. También tenemos a los “Ensi” o “Patesi” de los sumerios, que eran las personas que no sólo conectaban con los “An” (dioses), sino que actuaban de representantes de ellos.
¿Todos los extraterrestres que nos visitan procuran comunicarse con la humanidad?
No todos los que llegan buscan el contacto. A una parte de los visitantes de otros mundos siempre les ha interesado comunicarse con nosotros, por cuanto a través del contacto con la humanidad ellos realizan una labor de investigación, aprendizaje y confrontación con sus propios procesos. En repetidas ocasiones, su labor ha ido más allá de la mera observación, interviniendo directamente (a veces hasta parcializándose durante guerras terrícolas) y se han manifestado con una ayuda efectiva y contundente previendo catástrofes naturales o actuando en ayuda durante las mismas mientras se le ha permitido actuar por parte de jerarquías superiores. Con ello estos seres crecen espiritualmente experimentando ciertas emociones ajenas probablemente a su realidad actual, orientada más hacia el desarrollo mental , además en el intercambio, les significamos toda una aventura antropológica, etnológica y sociológica .
Estos seres suelen escoger para sus contactos a aquellas personas con las que establecerán una comunicación fluida con conexiones a diferentes niveles; por ello no puede ser cualquier persona, sino gente sensibilizada que tenga una vocación especial de entrega a una causa planetaria, y que este dispuesta a comprometerse con un mensaje de crecimiento y mejoramiento humano viviéndolo y compartiéndolo con los demás, aún con riesgo de exponer en ello su propia imagen o hasta la vida.
¿Por qué si a los extraterrestres, supuestamente les interesa convencernos de su existencia, no se presentan de una forma más directa, contundente y masiva?
Ciertamente ha habido en el pasado manifestaciones públicas directas y contundentes de los ovnis, que han sido registradas por la prensa y convenientemente olvidadas, como son los muy publicitados casos de la oleada ovni durante varios días sobre la ciudad de Washington en Julio de 1952 o el descenso de una nave a plena luz del día en un parque público en Voronez, a 500 Km. al sur de Moscú en 1989. Pero por lo que puede verse, a estos seres no les interesa el convencernos de que ellos existen (sino ya se habrían manifestado de otra forma), sino que mas bien su interés parece que se orienta hacia el convencernos de que así como nosotros existimos, debemos seguir existiendo más allá de la estupidez, la necedad y el egoísmo.
Obviamente estos seres actúan siguiendo parámetros distintos a los nuestros, pero podríamos pensar también que lo hacen con responsabilidad y criterio, de tal manera que consideran que no se deben forzar nuestros procesos ni interferir más de lo que ya lo hicieron en el pasado, y mas bien lo conveniente es alentar indirectamente al despertar de la conciencia humana, para no restarnos mérito alguno en nuestra evolución, ni producir, con una posible manifestación directa una crisis.
En el pasado, la relación de ellos con nosotros era como la de un adulto con un niño. Cuando se es niño uno ve al adulto como si fuese Dios mismo encarnado en la Tierra. Piensa que todo lo puede y todo lo sabe. Hoy la humanidad se encuentra en plena adolescencia tecnológica, por lo mismo la relación no puede ser la misma. Saben que deben respetar nuestro espacio, y el momento de definición en el que nos encontramos, por ello se retraen y aguardan el momento oportuno para manifestarse sin que ello conlleve a la interpretación de una agresión. Ellos no tienen temor de que nosotros les podamos hacer daño a ellos, mas bien, su temor consiste en que ellos puedan hacernos daño a nosotros defendiéndose de nuestra agresividad, o que su sola presencia manifiesta pudiese ser el detonante de nuestra autodestrucción.
¿Cómo puede establecerse una experiencia de contacto?
Decía que ellos se comunican con nosotros y no al revés, esto es, que los extraterrestres seleccionan a la gente e inducen el contacto en aquellas personas porque saben que la experiencia es una confrontación con otra realidad que te cuestionará todo lo que creías tener claro y seguro. El trauma de la experiencia puede afectar gravemente la vida de una persona pudiéndole hacer perder contacto con la realidad. Además la mente humana tiene mecanismos de bloqueo que hacen que uno olvide experiencias traumáticas que le resultaría difícil sobrellevar. De tal manera que son muchas las personas que han vivido experiencias de contacto pero no las recuerdan concientemente.
Hay veces que lo traumático no lo produce la experiencia en sí, sino el temor a la incredulidad y al rechazo de los familiares y los más cercanos a uno, lo que podría llegar a provocar una terrible angustia por no tener a quien contárselo. Todos solemos temer el rechazo y la burla, por ello procuramos evitar aquello que nos rebase. Y hay también los casos en que la persona sí supo sobrellevar la experiencia y el descreimiento de algunos, pero no el que otros sí le creyeran, no pudiendo lidiar con las fama y popularidad generada.
Ocurre, que ciertos individuos que llegan a incursionar en medio de ambientes más cultos, o círculos más amplios de criterio, fanáticos o simplemente crédulos, al sentirse creídos, respetados, y hasta admirados por lo vivenciado pierden el punto de equilibrio y se ven seducidos a la mitomanía, exagerando o variando a discreción el contenido de la experimentado, diluyéndose la verdad.
El contacto puede establecerse solo o acompañado, en una casa o en el campo, de día o de noche, concientemente o en sueños. Decíamos que podía ser éste contacto físico, mental o astralmente, por cuanto hay otros espacios y dimensiones tan reales como éste. Recordemos que vivimos en un universo de posibilidades, y todos los sueños no son solo imaginación, hay sueños que son experiencias reales en otros planos y dimensiones de conciencia.
Una de las formas más conocidas de contactación es aquella que se produce mentalmente de manera telepática. Estos seres han desarrollado su poder mental y por ello inducen a la distancia a aquella persona que esta en la frecuencia deseada para que se sintonice. La comunicación telepática puede fluir en la persona como una voz que le habla al oído o en su mente, o como imágenes e ideas que llegan vertiginosamente o como un deseo irrefrenable de escribir (psicografía). Esta comunicación es como hablar con alguien por teléfono, depende de ti si quieres contestar, sino nadie puede obligarte, es más se requiere que uno mismo se sensibilice y facilite las cosas con la actitud adecuada. Por su mayor nivel de evolución esto seres no fuerzan las cosas y respetan nuestro libre albedrío
¿Cómo podemos definir los distintos tipos de contacto?
Los encuentros cercanos del primer tipo decíamos ocurren cuando el testigo observa aparentemente por pura coincidencia o casualidad, la presencia de un objeto extraño que no sabe qué es, y que le llama la atención.
Los encuentros del segundo tipo es cuando algo le motiva al observador a mirar en tal o cual dirección, o la persona contempla la presencia de un objeto o nave a cierta distancia que interactúa con el testigo, respondiendo o manifestándose de tal manera que hace sentir que quienes se encuentran dentro de él son concientes de que están siendo observados y que les interesa serlo.
Los encuentros cercanos del tercer tipo llevan al testigo a observar el descenso de la nave, o a contemplar la aparición y presencia del ser que suele aproximarse al observador.
Los encuentros del cuarto tipo son cuando el testigo es invitado a ingresar al interior de la nave, o es llevado contra su voluntad como en los casos de las abducciones.
Los del quinto tipo se refieren a cuando las personas son invitadas a acompañar a los tripulantes de las naves fuera de la Tierra durante determinados períodos de tiempo que pueden ser horas, días, semanas, meses o años.

¿Cuáles son las características de una experiencia real de contacto?
Un contacto real selecciona a una persona normal y sana, aunque podría darse el caso de que el testigo reaccionara mal frente a la experiencia y a las consecuencias de la misma, desequilibrándose posteriormente a ésta. El contacto suele ser una experiencia gradual que puede comenzar con un seguimiento del individuo desde el vientre materno, la niñez o la adolescencia, con manifestaciones esporádicas.
Una experiencia real de contacto tiene un propósito útil y trascendente, ya sea para ellos como para nosotros , por ello requiere preparación en la persona seleccionada , no sólo para poder sobrellevar la experiencia en si sino también para poder aprovechar al máximo la enseñanza y entender el mensaje de fondo del mismo pudiéndolo compartir con otros.
Toda experiencia verdadera requiere un buen antena receptor de los mensajes. Y ¿quién podríamos decir que es un buen antena? Lo es alguien sano física, mental y espiritualmente estable y equilibrado; una persona disciplinada, interesada en su propio contacto interno que lo lleve a dominar o a reconocer sus propias ideas y pensamientos. Un buen antena es alguien abierto a la crítica, permeable al consejo, objetivo y con espíritu crítico, que tiene el discernimiento para saber escoger el momento oportuno como para predisponer el contacto y procurar crear las condiciones de recepción.
El contacto mismo debe aportar información coherente y lógica, mensajes positivos que ofrezcan alternativas a pesar de su aparente catastrofismo; mensajes que sean universalistas, de tal manera que cualquiera los pueda entender de acuerdo a su nivel de comprensión. Todo verdadero mensaje debe de ser atemporal, esto es, que no se agote en una sola lectura, sino que su riqueza de información trascienda el tiempo. Los verdaderos mensajes no se contradicen ni son la repetición de cosas que ya se saben, por lo que siempre aportan cosas nuevas o profundizan las anteriores. Y lo más importante es que el contacto siempre se puede y debe comprobarse para que éste no se transforme en un acto de fe, y pueda equivocadamente conducir a una suerte de seudoreligión.

¿El contacto siempre es con extraterrestres o pueden manifestarse otras entidades?
El contacto puede llegar a establecerse con entidades de todo tipo, desde extraterrestres, hasta intraterrestres o seres interdimensionales. Y todos estos contactos pueden comprobarse de alguna manera.

¿Cuáles son las formas típicas de naves extraterrestres y cuántas formas de naves hay?
Hay cientos de formas diferentes de naves, pero las más conocidas son las que tienen forma de esfera metálica, disco volante, cilindro o torpedo, diamante, triangular, rectangular,etc.

¿Cómo son los extraterrestres?
Antes de hablar de los más importantes contactados contemporáneos, es bueno aclarar con quienes se suele entrar en contacto.

Hemos dicho que el universo es tan vasto, y las posibilidades tan grandes, que a la naturaleza no le ha faltado imaginación para crear la vida, y tenemos que prepararnos para conectarnos con esa realidad. También decía que son alrededor de 60 civilizaciones las que nos están visitando, con las más variadas intenciones, y con diferentes apariencias. Los que más se parecen a nosotros o pueden asumir una apariencia como la nuestra son los que buscan el contacto directo, porque ellos saben que juzgamos por las apariencias, y si vemos a alguien diferente podemos pensar que es malo simplemente porque es distinto o produce rechazo en nosotros, y nuestra actitud sería agresiva.

Al parecer la forma antropomorfa humanoide es la más comúnmente distribuida y experimentada por la naturaleza en ésta parte del universo, coincidiendo con los reportes también de cantidad de testigos en todo el mundo.

Los que llegan son aquellos que están más avanzados que nosotros, porque si estuviesen igual o en inferioridad de condiciones no podrían acercarse, ni salir de su entorno.Y son la mayoría de todos ellos más avanzados no sólo tecnológicamente, sino moral y éticamente, porque si vinieran con malas intenciones hace tiempo que nos hubiesen destruido o conquistado.
En cuanto a la apariencia más común de los extraterrestres están:
Los bajitos cabezones: los cuales llegan a medir entre 0.80 y 1.20 m., poseen una cabeza en forma de pera invertida, son calvos, con ojos grandes mongólicos o simplemente negros sin párpados ocupando la tercera parte de su rostro. Su nariz y boca son pequeñas. El color de la piel puede variar desde el blanco, gris y verdoso. Suelen estar vestidos con enterizos brillantes o escamados metálicos. A veces llevan capucha, y sus brazos a veces son extremadamente largos, con cuatro dedos en cada mano. Hay variedades de estos pequeños que son más luminosos, y parecen flotar, siendo tomados como modelo de algunas películas muy populares.
A estos pequeñitos se les suele llamar marcianos o zeta reticulianos, y resultan huidizos o esquivos, participando de la recolección de muestras sin interés por el contacto directo con grupos, aunque se les suele relacionar con casos de abducciones, secuestros y exámenes a personas y animales .
Los de estatura intermedia: los mismos que llegan a medir de 1.20 a 1.70 m. los cuales se parecen tanto a los terrestres, algunos con pelo largo rubio o claro, que podrían estar infiltrados entre nosotros. Los hay de raza negra, blanca, oriental y cobriza. En los contactos aparecen con trajes enterizos y hasta con una especie de linterna en la mano. De esta altura suelen venir unos de aspecto reptiloide, y que nos hacen recordar que si hace millones de años no se hubiesen extinguido la mayor parte de los dinosaurios estos habrían evolucionado reduciéndose de tamaño y antropomorfizándose. Evidentemente en otros mundos la naturaleza fue benéfica con ellos.
Los altos: son los que van de 1.70 a 3 m. y que se ven con tanta frecuencia como los pequeñitos. Son los que suelen venir de Orión, y que poseen un aspecto como oriental, así como los Pleyadianos con apariencia blanca, cobriza o negra. Los que tienen ésta altura y apariencia humana suelen ser los más proclives a entrar en contacto con los terrícolas, y hasta hablar nuestros idiomas.
Hablando de los altos son ya famosos los casos de Voronez en 1989 (Rusia), con la aparición en un parque público de seres de tres metros de altura. También cuando se hace referencia a gigantes debemos mencionar a la gente de un planeta de la estrella Cercana de Centauri, llamado APU de apariencia blanca, pelo corto platinado de hasta 2.50 m de altura. Estos también suelen ser comunicativos y amigables tanto mentalmente como físicamente.
Zoomorfos: Son aquellos que poseen una apariencia como de animal pero un comportamiento inteligente. Se han observado seres muy diversos con estas características.
Androides: Suelen ser del tipo de visitante que evita el contacto directo y solo se dedica a hacer reparaciones o escoger muestras para llevarse, manteniéndose siempre cerca de la astronave. Su apariencia puede variar mucho, pero usualmente como en el caso de los bajitos, son cabezones y ojones, aunque más feos que los primeros, y pueden aumentar su tamaño o reducirlo. Estos declaradamente evitan el contacto humano.
Seres de luz: Ya hemos hablado de las canéplas y los sincronizadores magnéticos, que son esas esferas de luz que miden desde pocos centímetros hasta más de un metro y medio; pero habrían algunas de esas esferas inteligentes que vienen en naves plasmáticas, que tendrían vida propia, y serían seres muy avanzados y ya incorpóreos procedentes de otras dimensiones. Estas esferas llegan a establecer contactos mentales y físicos con gente específica a la que ellos se encargan de seleccionar de diversas maneras.
Imágenes proyectadas: Algunos de los extraterrestres que se observan en los contactos ni siquiera están presenten, sino que lo que estamos viendo es tan solo una proyección mental o holográfica, para facilitar las condiciones del contacto. Estas proyecciones pueden llegar a registrarse incluso en la propia habitación de nuestras casas. Estos seres suelen aparecerse a gente que podría haber tenido alguna vinculación con los extraterrestres en vidas anteriores, y la idea es hacerle recordar cosas.

¿Quiénes fueron los primeros contactados de la Era Moderna de los Ovnis?
Han sido muchas las personas contactadas a lo largo de la historia, y me atrevería a decir que nunca ha dejado de haber contactados, sólo que podemos hacer énfasis a los casos más publicitados y conocidos.
Daniel Fry
En la noche del 4 de julio de 1950 Daniel Fry, experto en proyectiles intercontinentales de la base aérea de White Sands (Nuevo México), se dirigía en su auto hacia la localidad cercana de Las Cruces cuando de pronto observó la presencia de un objeto luminoso que aterrizó en el desierto. El se apartó de la carretera, y su curiosidad científica lo llevó a acercarse, pudiendo contemplar la estructura metálica del aparato. Repentinamente escuchó una voz que decía: “no toque el casco de la nave, todavía esta caliente”.
El inmediatamente preguntó si era porque era radioactivo, contestándole a continuación que no. Y le advirtieron que la nave tenía un campo que la protegía. Y luego la misma voz lo invitó a ingresar en la nave. Entró y se encontró con un salón de mandos donde se sentó y una vez dentro tuvo contacto con un ser llamado Alan, quien compartió con él mucha información y hasta lo invitó a hacer un viaje relámpago por los Estados Unidos, conectando ciudades a velocidades impresionantes.
Al salir le llamó sobremanera la atención la presencia de una puerta o escotilla que tenía el símbolo de una serpiente enroscada en un árbol, que le hizo recordar la escena de la serpiente del paraíso.
El contacto se repitió otras veces en donde éste ser le trasmitió conceptos como: energía, gravedad, tiempo y espacio. Pero también le comunicaron conceptos trascendentes, sobre la necesidad del crecimiento espiritual que reoriente la ciencia terrestre hacia el progreso pacífico de los pueblos.

George Adamsky
Adamsky fue profesor de Filosofía y Ciencias en Polonia hasta 1939, y de allí emigró a Estados Unidos, y en 1946 estaba de director de un restaurante al pie de Monte Palomar. En sus ratos libres se dedicaba como aficionado a la astronomía, utilizando dos telescopios para escrutar los cielos de California.
Logró captar sus primeras fotografías de ovnis a partir del verano de 1951, coincidiendo con una gran oleada en la región. Pero fue en 1952 cuando tuvo su primer contacto. Coincidiendo con sus paseos por el desierto de California, salió en compañía de varias amistades el 20 de noviembre. Se dirigieron por la carretera hacia Desert Center, avanzando por un terreno pedregoso y árido. Una vez que se detuvieron y sacaron los prismáticos divisaron la presencia de un objeto alargado en el cielo. De ese objeto salió otro más pequeño como de 12 m. que descendió vericalmente. Del interior de este aparato salió un ser de forma humana, era bello, joven, lampiño, de cabellos largos rubios, con ojos verdes y como de 1.75 m. de altura. Llevaba un traje brillante marrón, con un cinturón como de unos 20 cm. dorado, con botines flexibles acoplados al traje.
Este ser se comunicó primero con señas y luego mentalmente. Adamski interpretó como que venía de Venus, y que estaban preocupados por el peligro de nuestra ciencia mal orientada.
Después que el contacto terminó y el ser se fue en su nave, los testigos presentes allí evaluaron la increíble experiencia. Estaban en el lugar con Adamski, Alice Wells, Luet Mecgimnis, Albert Paley y su señora, y el doctor George Williamson y su esposa.
La noche del 8 al 9 de diciembre se dirigió solo nuevamente al desierto, siguiendo indicaciones recibidas telepáticamente. De pronto vio venir en el cielo una luz que se desplazaba de Este a Oeste, la cual se detuvo a gran altura en la vertical sobre él y descendió en picada, acercándosele y abriéndose una puerta por donde salió el mismo ser llamado Orthon, quien lo invitó a subir a la nave. Dentro fue invitado a tomar asiento y pudo dialogar con éste ser.
Durante éste contacto el extraterrestre le dijo que el Gran Consejo (espacial), aprobaba una demostración y prueba contundente del contacto, la cual ocurriría el día 25 de diciembre a las doce horas, en la base Edwards, en California, donde aparecerían varias naves. Adamski debía hacer llegar la invitación a tres personalidades. La invitación fue acompañada de ciertas evidencias que eliminaron cualquier duda.
El día de la cita llegaron a Edwards en coches oficiales un alto cargo de una agencia de noticias, un alto eclesiástico de la Iglesia Metodista, y un pariente cercano del presidente Truman. A la hora señalada apareció en el cielo un punto luminoso que empezó a agrandarse en el horizonte. Detrás venían otros cuatro puntos, a gran altura y en dirección Este-Oeste. Luego empezaron a descender vertiginosamente creciendo de tamaño. Eran naves de unos 12 m. de diámetro que sobrecogieron a los testigos, por cuanto se podía observar con claridad en ellas su estructura metálica y hasta ventanillas. Al cabo de un rato hizo su aparición un avión caza, y los ovnis se marcharon.
Los contactos de Adamski continuaron, pudiendo aportar interesantes fotografías y filmaciones, que con todos los scanner de computadoras no se han podido demostrar que sean falsas. Pero según los escépticos, son demasiado buenas para ser verdad.
Según los extraterrestres que conectaron con Adamski, su presencia tiene que ver con la necesidad de hacer reaccionar a los gobiernos del mundo que deben cambiar de actitud, para no seguir exponiendo a nuestro mundo a una autodestrucción.
Adamski fue recibido por el Papa Juan XXIII, en audiencia especial donde le entregó el mensaje de los extraterrestres. El 23 de abril de 1965 muere y es enterrado por el gobierno de los Estados Unidos en el cementerio de Arlington en Virginia, donde se entierra a los héroes nacionales.

Eugenio Siracusa
Eugenio Siracusa, empleado de correos de Catania (Sicilia) nacido en 1919 de una familia modesta, había cumplido 33 años y se encontraba esperando la llegada de un bus a eso de las 6 a.m. El lugar estaba envuelto en una espesa neblina que hacía difícil la observación, cuando de entre la niebla logra divisar un círculo luminoso de color blanco mercurio, que en la medida que se iba acercando se iba tornando más intenso. Dentro de la luz empezó a distinguir la presencia de un objeto en forma de trompo. De pronto el objeto se detuvo sobre el lugar, siempre en el aire, y de repente lanzó un haz de luz que lo bañó a Eugenio de los pies a la cabeza. Luego éste mismo rayo se fue haciendo cada vez más sutil, hasta que desapareció, al igual el objeto dio un giro y se marchó raudamente.
Después de esta experiencia se comenzaron a dar cambios muy importantes en su vida. Comenzó a buscar alejarse para lograr la introspección , procurando lugares solitarios. Su misma conversación era tan elevada que la familia se perdía sin poderlo seguir en sus planteamientos.
A pesar de que continuaba trabajando, sentía como una voz mentalmente le comunicaba muchísimas cosas, dándole explicaciones cada vez más complejas sobre todas las ciencias terrestres.
Un día él siente la necesidad de subir al volcán Etna, lo cual hizo de noche en su autito Fiat 600. Al aproximarse al monte Manfre (1370 m,), detuvo su vehículo y continuó a pié. Había una fuerza poderosa que lo dirigía hacia la cima del cráter. Al llegar a la mitad de la ladera, observó delante de él la silueta de dos individuos con trajes plateados que brillaban con la luz de la Luna. Eran altos y rubios, llevaban unas muñequeras y tobilleras brillantes, así como un cinturón luminoso y una especie de medallón o placa en el pecho. Eugenio sintió mucho miedo. Entonces uno de los seres le lanzó como un rayo de luz verde, que le tranquilizó instantáneamente. Uno de ellos se dirigió a él en italiano diciéndole: “La Paz sea contigo. Te estábamos esperando, guarda en tu mente todo lo que te vamos a decir”. Esa voz era como metálica, como si saliese de una máquina. Después le dieron un mensaje, elevaron sus manos como en un gesto de saludo y se fueron hacia su nave que estaba a la distancia. El mensaje contenía una invitación al desarme nuclear y a la paz mundial. Hacían énfasis a la necesidad de unir a los seres humanos en torno a objetivos y valores comunes, respetando y tolerando las diferencias.
Eugenio tuvo muchos contactos con un ser de la quinta dimensión llamado Adoniesis, y con seres como Woodok y Link que lo llevaron en una de sus naves a la que llamó la Luna Negra, una fantástica y espectacular nave madre gigantesca. Allí le hablaron del origen de la humanidad, y de los experimentos genéticos como hibridación que ha habido a lo largo de la historia.
A lo largo de varias décadas éste gran contacto italiano compartió a través de la institución que creó llamada “la Fraternidad Cósmica” muchos trascendentales mensajes y enseñanzas para la humanidad, que en la actualidad sigue difundiendo su discípulo el Sr. Giorgio Bongiovanni.
Es importante recordar que los contactados somos personas normales que hemos vivido experiencias extraordinarias, que no nos hacen mejor que el resto pero que sí nos comprometen a ser consecuentes con el mensaje que trasmitimos. Por ello no podemos olvidar que como humanos imperfectos muchas veces cometemos errores pero que no pueden negar los aportes positivos.

María del Socorro Pérez - Marla
En 1968 una madre de familia mexicana con nueve hijos llegó a establecer una experiencia de contacto muy interesante. Ella afirmó haber tenido la oportunidad de entrar en contacto con unos seres muy evolucionados. Como consecuencia de dicho contacto se lanzó a la tarea de difundir las enseñanzas y conocimientos de estos seres, los cuales han sido analizados por científicos de diversas ramas del saber, quedando maravillados de la profundidad y de la trascendencia de los mismos.
Entre las cosas que relata Marla nos habla de cuando ella trabajaba de oficinista y se le apareció un hombre diciéndole que venía del Tibet, y que su misión era comunicarse con ella. Este personaje le dijo que estaba en contacto con lamas tibetanos que tenían a su vez, contacto con extraterrestres. Le mencionó que la humanidad estaba a punto de iniciar un nuevo ciclo. Para ello habían sido seleccionadas 15,000 personas en el mundo como contactadas para preparar a la humanidad para ese cambio.
Mas adelante se le apareció en el estacionamiento de un supermercado un ser que dijo llamarse Amriz, y que le dijo que le estaba aguardando, trasmitiéndole a partir de ese momento un sin fin de datos e informaciones.
Marla dio a conocer a través de muchísimos médicos que le colaboran la “medicina electrónica”, que sería una revolucionaria terapia para todas las enfermedades que aquejan al ser humano. Y en distintos congresos y forums a sustentado con una brillantez inaudita su conocimiento delante de especialistas de todas las ramas de la medicina.
El mensaje útil y práctico de ésta gran contactada mexicana es restablecer la salud física, mental y espiritual de la humanidad y del propio planeta, aprovechando de la manera más responsable las enseñanzas de los maestros del espacio.

Enrique Cartillo Rincon
Este ingeniero de telecomunicaciones costarricense, que trabajaba en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en el año de 1963 se encontraba con otros dos compañeros sobre el volcán de Irazú, a unos 60 km de la capital, San José, cuando tuvo la oportunidad de observar varios objetos haciendo evoluciones en el cielo.
A raíz de dicha experiencia quedó muy motivado y se puso a estudiar el fenómeno, hasta que en agosto de 1973 comenzó a tener una serie de comunicaciones telepáticas con supuestos seres extraterrestres, que lo llevaron a que el 3 de noviembre de ese año, a las 8p.m. en un lugar al norte de Bogotá (Colombia) llamado “La Calera” cerca de una laguna, fuera para procurar la comprobación física. Sobre las 8.30 p.m. escuchó un fuerte sonido, como una explosión iluminándose la zona . Entonces pudo ver dos enormes naves chorreando agua emergiendo de la laguna, que se elevaron y pasaron por encima de su cabeza. El quedó espantado y sintió como un intenso calor que lo abrazaba.
Los dos objetos observados parecían platos soperos, con un diámetro de unos 45 a 50 metros. En la medida que los vio avanzar, observó que apagaron sus luces y uno de ellos se estacionó como en un arroyo lanzando unos rayos de luz naranja lateralmente. De esos haces de luz bajaron dos seres vistiendo trajes espaciales con escafandra. Se le acercaron y le dijeron: “Hermano, ya estamos aquí, no tengas miedo, somos nosotros tus amigos”.
La estatura de estos individuos era como de 1,80 m.. Dialogaron con él y luego se retiraron en dirección hacia su aparato. La nave se elevó se colocó sobre Enrique y emitió un rayo de luz, sintiendo como agujas en el cuerpo, ascendiendo hacia la nave. Dentro lo sometieron como a una especie de fumigación, llevándolo luego a otra parte de la nave.
En el interior de la nave se encontró con una persona que dijo llamarse Ciryl Weiss, que lo sorprendió, porque Enrique recordaba a un ciudadano suizo que había conocido en Caracas en 1969 con ese nombre, entonces le reveló que su verdadero nombre era Krishnamerk; luego conoció a otros seres que decían llamarse Cromacan, Krenza y Krulula, quienes decían venir de lo que nosotros conocemos como las Pléyades. Estuvo en el interior de la nave por 8 horas y media. Ese mismo mes repitió la experiencia pero esta vez la vivencia duró 26 horas, iniciándose el contacto en los Llanos Orientales de Colombia.
Un año después vuelve a tener contacto pero en Venezuela. En la zona conocida como el Junquito, cerca de Caracas, fue elevado hacia una nave y de allí fue llevado al Alto Perú (Bolivia), donde se encontró con otras 23 personas de diferentes partes del mundo que habían sido llevadas de la misma forma que él, y allí recibió importantes mensajes sobre el objetivo y el plan de intervenciones de los extraterrestres en la Tierra, los cuales apuntan al despertar de la conciencia sobre la necesidad de un cambio y una expansión de las mentes hacia otras realidades..

Misión Rama
Esta es la historia que me involucra a mí directamente, Sixto Paz Wells de 18 años , en aquel entonces 1974, hijo de un conocido investigador del fenómeno ovni en el Perú , José Carlos Paz García Corrochano fundador del IPRI, “Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias”, entidad perteneciente a la Federación Mundial de Aeronaútica.
Un año antes había acompañado a mi padre a una conferencia que él dio sobre el fenómeno Ovni en un agrupación yoga, lo cual me vinculó a esa ambiente envolviéndome rápidamente en el tema de la meditación.
Era el 22 de Enero de 1974 cuando por la noche después de una disertación organizada por mi padre y dada por un médico del hospital de policía de Lima, el Doctor Victor Yañez Aguirre, miembro de la Sociedad Teosófica y alto grado de la Masonería sobre el tema de la telepatía, como posibilidad de comunicación con seres del espacio, me vi motivado a intentar un contacto. Aquella noche regresando de la conferencia intentamos como jugando en la sala de la casa con mi madre, a la que llamo cariñosamente “La Mochi” y mi hermana Rose Marie, recepcionar un mensaje telepático de origen extraterrestre. Estaba muy entusiasmado por las conclusiones del doctor que planteaba que de existir seres de otros mundos en el universo cuyo único mérito hubiese sido haber empezado antes que nosotros, podrían no sólo estarnos visitando con sus naves espaciales, sino que de pronto podrían también estar intentando comunicarse mental y astralmente.
Aquella noche después de innumerables respiraciones lentas y profundas, acompañadas de una relajación y concentración total, sentí la necesidad compulsiva de abrir los ojos y escribir lo que captaba en mi mente. Estaba consciente, lejos de todo trance, y fue entonces que canalicé una psicografía, que es el fenómeno de escritura automática o telepatía instrumentalizada.
En el supuesto mensaje, un ser llamado Oxalc, que decía provenir de Ganímedes, una de las lunas de Júpiter donde no hay vida natural sino artificial controlada por la tecnología extraterrestre, afirmaba estar dispuesto a establecer una comunicación. No creí de inmediato que esto fuese real, a pesar que después cotejé las sensaciones captadas también por mi madre y mi hermana, quienes habían vivido un proceso similar.
Al día siguiente repetimos el experimento en presencia y con la participación de unas veinte personas, conocidos y amigos del barrio. Allí se recepcionó un segundo comunicado en donde se invitaba al improvisado grupo a comprobar la realidad del contacto, mediante un avistamiento anunciado previa cita, que ocurriría el 7 de febrero de ese año a las 21 hs. , y a 60 kms al sur de Lima, en un lugar llamado "Chilca" , en pleno desierto de la costa peruana.
Asistieron a la salida las mismas personas, y todas ellas pudieron ser testigos a la hora indicada, de la aparición de un objeto luminoso que siguió una trayectoria contorneante sobre las cima de los cerros , hasta que se detuvo durante unos segundos y luego hizo un giro y se acercó descendiendo, permitiendo que todos contempláramos a un objeto metálico de forma lenticular, lleno de luces, con media docena de ventanitas, que llegó a colocarse a unos ochenta metros por encima de todos nosotros . En ese momento todos nos sentimos abrumados por el temor, pero a la vez captamos en nuestras mentes, como si nos hablaran al oído que nos decían:" No bajamos en éste momento porque no saben controlar sus emociones. Habrá una preparación, un tiempo y un lugar".
El resultado de ésta primera confirmación la compartimos con mi padre que no nos creyó de inmediato, pero aceptó acompañarnos junto con amigos suyos de la fuerza aérea a uno de estos encuentros .Todos ellos fueron testigos de la aparición en el cielo del desierto de Chilca, de una nave de unos 150 metros de largo de forma cilíndrica que estaba ligeramente inclinada de un lado, y que luego se enderezó, girando y moviéndose lentamente como un dirigible. Mi padre quedó en aquella ocasión fuertemente impresionado.
Al mes ya éramos ocho personas entre chicos y chicas los que canalizábamos los mensajes de tipo psicográfico, manifestándose además de Oxalc otros seres como: Kulba, Sampiac, Anitac, Meth, Erjabel, Oscim, Antarel, etc tanto extraterrestres varones como mujeres. Y cada vez que salíamos al campo cuando nos invitaban para los avistamientos, teníamos observaciones de uno o más objetos de día y de noche. A veces era uno solo que se dividía en varios, o que soltaba como un racimo de pequeñas esferas que llamamos caneplas, que revoloteaban alrededor nuestro.
Llegó el mes de Junio de ese año y el grupo había crecido mucho, éramos como cincuenta o sesenta personas, y solíamos salir todos juntos. Cuando de pronto en los mensajes se nos dijo que fuéramos en grupos de no más de siete personas, grupos de afinidad y de sintonía preparándonos para el contacto físico. Al grupo como que no le gusto que nos dividieran en colectivos pequeños, pero debíamos aceptarlo porque ellos eran “los guías”. Así me toco integrar el primer grupo de siete, y nos fuimos al desierto, dejamos la movilidad en la que habíamos llegado en una población cercana llamada Papa León XIII, y de allí nos fuimos caminando por el desierto hacia “la Mina”, una cantera abandonada donde ya habíamos tenido observaciones anteriores. Partimos todos juntos en bloque, y venía conversando con uno de los compañeros cuando de pronto me doy cuenta que estoy andando solo, y que ya me encuentro en la Mina, unos dos kilómetros por delante de los demás. Como no podía explicarme este extraño caso de teletransportación, me di la vuelta procurando regresar por donde nosotros habitualmente veníamos, buscar a los demás y que me explicaran que había ocurrido. Empiezo a volver y veo cerca, del lado derecho, detrás de una colina , un extraño resplandor. Pensé que eran los compañeros con sus linternas, lo cual me tranquilizó y me hizo avanzar más rápido y seguro. Pero cuando pasé del otro lado me encontré con una medialuna dorada sobre el suelo que pulsaba, era como si latiera .Entonces pensé que era una nave que había descendido y yo me encontraba solo. Por lo que no lo pensé dos veces, me di la vuelta y me puse a correr. Pero en lo que me alejaba sentía la desagradable sensación como que me miraban, por lo que me detuve, y volví la mirada, observando que del interior del domo luminoso salía la silueta de una persona con el brazo levantado, y en mi mente, con toda claridad capté que me decían:”¡Ven!”
Mi reacción fue entonces quedarme petrificado de miedo y decir que no me podrían a obligar a hacerlo. Hasta por tres veces capté que me insistían que me acercara, y las tres veces dije que no. Entonces vi como ese ser se daba la vuelta y se introducía en la luz, desapareciendo en ella. Temiendo perder la experiencia, reaccioné caminando como pude y me dirigí hacia el domo, y cuando estuve muy cerca de él, algo me hizo levantar la vista al cielo pudiendo observar la presencia como a unos quinientos metros de altura de un objeto ovalado, con luces blancas en la panza. Me pareció entonces que habían allí dos naves, una en el cielo y otra en tierra, por lo que extendí mi mano y mi brazo y avancé hacia la luz, ingresando en ella. Me di cuenta de inmediato que no era sólido. Sentí inmediatamente sensaciones de nauseas, vómitos y mareos, era como si todo el cuerpo se me quemara. La luz era tan intensa que me obligaba a cerrar los ojos, pero cuando ya pude ver observé delante de mí la presencia de una persona. Era como de un metro ochenta de altura, rostro ancho, pómulos prominentes, ojos oblicuos, pelo laceo que le llegaba a los hombros.La impresión que daba era la de un mongol u oriental corpulento, con un traje como un buzo de color claro con unas botas. Hacia gestos con las manos, en ningún momento movió los labios para hablar, sin embargo le captaba en mi mente como si me estuviese hablando al oído. Lo que escuche que me decía era que el era Oxalc, el mismo ser que se había comunicado conmigo desde el principio, y que lo que yo había atravesado era un Xendra, una puerta dimensional, un portal dimensional a través del cual lo acompañaría a Morlen, esto es Ganímedes, la luna mayor de Júpiter, y que el tiempo que yo viviría allí no correspondería al tiempo de aquí.
A los pocos pasos a través de la luz salimos a un lugar distinto al desierto de Chilca. Al fondo de un valle entre montañas se podía ver una ciudad compuesta por gigantescos domos o cúpulas de cristal, donde todo era redondeado y no había ángulos. Según Oxalc, los ángulos concentran más fácilmente la tensión y la agresividad de las personas, y cortan el flujo de las energías por lo que son poco saludables. En el cielo se podía observar la presencia de Júpiter, el planeta más grande del sistema solar ocupando unas quince o dieciocho veces más el horizonte de lo que nosotros solemos observar el sol en el cielo. De un momento a otro me encontraba a seiscientos millones de kilómetros de la Tierra.
Oxalc me dijo que ellos no son naturales de allí sino que vienen de planetas distantes de nuestro sistema solar en cientos de años luz, y que han llegado hace miles de años de los nuestros a su actual ubicación en las lunas de Júpiter, donde han adaptado la vida de forma artificial creando un micro clima y una micro atmósfera sólo sobre sus ciudades que se extienden mayormente en el subsuelo. Y que ellos se han establecido allí formando colonias mineras.
Este ser me habló de un gobierno en nuestra Galaxia conformado por un Concejo de 24 Ancianos, de jerarquías que son las que disponen del movimiento de civilizaciones para intervenir o impedir que nadie intervenga en tal o cual lugar de la Galaxia. Me mostró también en una pantalla como de gas suspendida en el aire, de un color verde con fogonazos de color naranja, una serie de imágenes de lo que según ellos podría llegar ha ser el futuro planetario, con las advertencias respectivas para que nos comprometamos con revertir el futuro.
Pude ver en aquella ciudad hombres, mujeres y niños circulando por sus calles; pude contemplar cómo vivían, sus deportes, sus artes, su organización, sus universidades, sus grandes depósitos de alimentos a manera de invernaderos ya que son vegetarianos. En fin considero haber estado varios días con ellos, quizás cuatro o cinco, pero cuando volví a través del Xendra habían pasado escasos quince minutos, aún era de noche y mis compañeros me vieron asomar de la luz quedando impresionados por ello.
A las dos semanas los siete volvimos al desierto y entramos todos juntos a un nuevo Xendra, y luego en las siguientes semanas, muchos fueron los compañeros y compañeras que vivieron la misma experiencia solos o en grupo en esa zona del desierto.
Cinco meses después del primer avistamiento, la nave descendió en la misma zona, y junto con tres compañeros pudimos acercarnos hasta el tripulante que bajó del aparato ante nuestros propios ojos. El ser era muy alto (2.5 m.), tenía aspecto humanoide, pelo corto platinado y lucía un traje plateado con una especie de pectoral negro en el pecho. La comunicación con él fue telepática, y a través de ella éste ser nos comunicó la voluntad de llevar a cabo con nosotros la realización de una experiencia permanente de contacto que se llamaría Misión Rama, que tendría por objetivo despertar conciencia en la humanidad de que estamos en un tiempo definitivo y definitorio; que el mundo no se va a acabar sino a transformar, pero a partir de nuestra propia transformación individual. Y que es a través del amor, como fuerza transformadora que se podrá revertir las cosas, entendiendo el amor como: respeto, comprensión, tolerancia y perdón con la naturaleza, entre nosotros y cada uno consigo mismo. Este ser nos dijo que en nuestra próxima salida nos fuéramos a un lugar en las montañas que se llama Marcahuasi, porque allí seguiríamos teniendo experiencias. Aquel lugar se encuentra a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, siendo una meseta en los Andes occidentales. Allí volvieron estos seres a hacer su aparición diciéndonos en una comunicación que yo recibí, que ellos abrirían los medios de difusión para que el mensaje llegara a todos aquellos que habían sido preparados de antes. Nosotros no sabíamos a que se referían con aquello de “preparados de antes”. Además, ¿quién le haría caso a un grupo de jóvenes como nosotros? ¿Quién nos tomaría en serio?
Cuando regresamos a Lima después de algunos días en las montañas, nos encontramos en la casa de mis padres con el periodista español Juan José Benítez, autor en la actualidad de libros tan conocidos como la serie: "Caballo de Troya”,”La Rebelión de Lucifer”, "Documentos Oficiales”, etc. Este periodista en aquel entonces desconocido, era un corresponsal más de prensa de la agencia Efe de noticias de España, y había sido enviado al Perú a cubrir la insólita noticia del contacto que afirmaban tener y mantener, un grupo de adolescentes peruanos. La agencia Efe se había enterado a través de su corresponsal en Lima, Enrique Valls. Resulta ser que de una manera sincrónica, ni bien nosotros partimos para las montañas, mi padre se encontró en las calles de Lima con el señor Valls quien al consultarle sobre alguna noticia de actualidad sobre el tema, mi padre le confió las experiencias que veníamos viviendo desde hacía ya unos meses, y sacó de todo ello un cable que repercutió en España y en todos los países de habla hispana donde se retransmitió. Inmediatamente la agencia consultó la seriedad de la fuente y de inmediato enviaron a Benítez al Perú.
La vida de éste periodista cambió radicalmente al comprobar por él mismo la realidad de nuestras aseveraciones, cuando asistió con el grupo al desierto de Chilca, el 7 de septiembre de 1974, y vio aparecer dos ovnis tal como se le había anunciado con antelación a través del mensaje psicográfico recepcionado por mi hermano Charlie donde se le invitaba formalmente a un avistamiento previa cita. Para Benitez fueron dos ovnis aquella noche (objetos voladores no identificados) haciendo evoluciones en el cielo sobre el lugar, para nosotros eran “Veds” (vehículos extraterrestres dirigidos).
Tal fue la impresión que se llevó por lo que vio y por el hecho del contacto que él pudo verificar, que de regreso a España, no sólo dio a conocer su testimonio a través de toda la prensa y de la Televisión Española, sino que hasta publicó su primer libro relatando todo ello llamado: "OVNIS S.O.S. A LA HUMANIDAD", en la editorial Plaza&Janés. Al año siguiente Benítez regresó al Perú en compañía de otro periodista de la agencia EFE, Manuel Mújica, y ambos asistieron con el grupo a un nuevo encuentro programado, pero ésta vez a una playa al norte de Lima, donde se dio un nuevo avistamiento anunciado para la prensa, de lo cual surgió otro libro titulado: "CIEN MIL KILOMETROS TRAS LOS OVNIS".
Tuvieron que pasar doce años antes de que pudiera subir físicamente al interior de una nave de ellos, lo cual ocurrió en Abril de 1986. Fue mi esposa Marina quien recibió ese importante mensaje donde estos seres me convocaban al desierto, confirmándome una serie de presentimientos al respecto. Fui acompañado a pedido de mi esposa por otras personas a Chilca, y de pronto ya en el lugar apareció en el cielo un objeto luminoso que proyectó un haz de luz que cayó de forma oblicua sobre mi persona. Por mas que estiraba los pies no lograba tocar el suelo, quedando como suspendido en el aire. Y no paso ni un minuto en que se fue cerrando bajo mis pies una especie de escotilla de unos tres metros de diámetro. Al bajar la intensidad de la luz y ser depositado sobre esta especie de tapa gigante con tres círculos concéntricos, pude observar que la luz procedía de un cristal piramidal suspendido en el techo. Me encontré de pronto en un salón circular abovedado, con luces rojas alrededor. El piso era como un espejo, y no se vía nada más ni a nadie.
De pronto, delante de mí y sobre el suelo se abrió como una puerta ovalada y luminosa, entonces me acerqué a ella encontrándome con una especie de rampa por la que se ascendía de forma lateral. Al llegar a la puerta no me atreví a mirar de inmediato, me había puesto de espaldas a la pared. Cuando ya me decidí a mirar pude contemplar dentro un salón hexagonal con largos escritorios blancos y pantallas a derecha e izquierda. Delante mío y en el centro de la habitación, se podía ver la presencia de dos cilindros como de un metro veinte de altura cada uno, oscuros de la mitad hacia abajo, y transparentes de la mitad hacia arriba, y romos. Dentro se podían ver cantidad de pequeños cilindros con fragmentos de metal en su interior. El techo era como de un color naranja con pirámides invertidas de ancha base, y el suelo era como acolchado de un color amarillo mostaza. Recordaba que ellos evitan los ángulos, sin embargo esa habitación estaba llena de ángulos.
Me dirigí hacia el lado izquierdo y me ubiqué delante de los escritorios contemplando que estaban llenos como de círculos brillantes .En la pared aparecían las pantallas en varios niveles y eran ligeramente cóncavas en vez de ser convexas .Y al pie de cada una de ellas habían multitud de símbolos . Como no veía imagen alguna en las pantallas toqué uno de estos discos o botones brillantes en los escritorios, esperando una respuesta, pero nada paso. La sensación inmediata que se produjo en mi era que había tocado algo como el hielo seco. Es más, mi dedo se quedó pegado sin poder retirarlo en esa sensación entre frío y quemazón, y comencé a sentir calambres en el brazo así como dolor. Pensaba en ese momento lo que pasaría si aquellos seres entraran en la habitación y me encontraran con la mano pegada en sus controles. Basto que pensara mas en ellos que en mi dedo para que de pronto pudiera retirar la mano, por lo que asustado me fui hacia el centro de la habitación y reclamé el por qué si me habían invitado no se dejaban ver. Inmediatamente se abrió al lado una compuerta con una luz intensa, y delante de esta luz las siluetas de cuatro seres, uno alto y robusto, y los otros tres más pequeños y delgados pero con cabezas prominentes. Lo único que atine a hacer fue irme hacia atrás y levantar mi mano en señal de saludo. Ellos se mantuvieron inmóviles hasta que de pronto el más alto , como de 1.80m comenzó a avanzar hacia mí , tenía un traje brillante con gorro que le cubría todo el cuerpo a excepción del rostro y las manos. Se detuvo a poca distancia y empezó a hablarme en perfecto castellano, vocalizando detenidamente todo lo que decía pidiéndome que no tuviera temor. Inmediatamente los otros tres seres más pequeños y cabezones se movilizaron por la habitación, tenían trajes brillantes semejantes al otro ser sólo que su cabeza era bastante grande, su rostro blanco como la leche, los ojos oscuros y grandes ocupando la tercera parte del rostro; su nariz era sólo dos orificios y la boca pequeña con el labio superior cubriéndole el inferior, de tal manera que parecía que no tenían boca. Uno de estos seres pasó muy cerca de mí sintiendo que no tenían vida como la nuestra, sino que era una especie como de androide o robot. Este ser venía trayendo entre sus manos un objeto rectangular y metálico, que inicialmente me hizo pensar en una caja, pero después me di cuenta que era mas bien como un libro de placas de metal con unos anillos en un extremo. Y los símbolos que allí había eran los mismos que aparecían debajo de las pantallas.
El ser de apariencia más normal entre todos, de aspecto como la gente de Ganímedes me hizo ver que ese libro era parte de la historia de nuestro mundo, y que si no tomábamos en cuenta el factor extraterreno nuestra historia no tenía ni pies ni cabeza. En esa ocasión estuve dentro de la nave por espacio de una hora. Al año siguiente, en 1987 fui invitado nuevamente apareciendo la nave a plena luz del día lo cual fue atestiguado por las otras trece personas que me acompañaban. Esta experiencia ocurrió a fines de Enero donde permanecí por tres horas y media, y lo que recuerdo es haberlos acompañado a estos seres al interior de una base submarina frente a las costas de Lima, donde pude dialogar con quienes tienen a su cargo la conexión con nuestro grupo. Luego la experiencia se repitió el 30 de Marzo de ese mismo año, pero en esa ocasión ellos me dieron un traje como el que llevaban. Por dentro el traje era como de tejido vegetal y por fuera como metálico. En ese momento estos seres me hicieron sentarme en un sillón dentro del salón hexagonal de la nave, donde quedé como succionado, y contemplando como iba mutando la forma del objeto por dentro diluyéndose los ángulos. Vi también como todas las pantallas se unían y la imagen que arrojaban era la del ingresó en una nave mayor cilíndrica que hizo la increíble distancia de la Tierra a Ganímedes en aproximadamente tres horas de las nuestras. Al principio sentí un impacto en las partes descubiertas del cuerpo como eran el rostro y las manos, pero después toda sensación desagradable desapareció. Aparentemente había quedado alineado con las líneas de fuerza que cruzan esta parte de la galaxia. Fui llevado a Morlen donde permanecí hasta el día 31. En aquella luna me condujeron a una ciudad en el fondo de un cañón, esta ciudad la llaman “Confraternidad”, y es donde están ubicados cerca de doce mil personas que han sido rescatadas de lugares como el Triángulo de las Bermudas y el Triángulo del Dragón en el Pacífico, así como de guerras, conflictos y grandes desastres, y que están siendo preparados para ser devueltos a nuestro mundo. Para esa gente el tiempo no ha transcurrido como para nosotros, y según lo que me dijeron, a partir de Agosto del 87 iban a empezar a ser reinsertados pero de manera encubierta, para ayudar al cambio planetario permitiendo que la humanidad acceda a la información que le permita liberarse de la acechanza de las fuerzas tenebrosas que conspiran contra ella. En esa ocasión pude dialogar con esa gente y con quienes actúan de instructores de ellos, y llegado el momento me hicieron volver también en una nave.
Los contactos han continuado dándose experiencias extraordinarias como son el contacto con el Real Tiempo del Universo , nuevas experiencias de Xendras , recepciones de los "Cristales piramidales de Cesio ", así como nuevos encuentros físicos involucrando a otros compañeros y compañeras de los grupos, generalizándose estas experiencias a nivel mundial.
A lo largo de todo el proceso del contacto se ha convocado en siete oportunidades a la prensa internacional, para que atestigüe de la autenticidad , realidad y vigencia de las experiencias, así como del mensaje recepcionado y trasmitido, que fundamentalmente procura sembrar esperanza en la humanidad con relación a un futuro positivo para el planeta, por cuanto las profecías son advertencias para ser modificadas, sujeto como decíamos al esfuerzo de nuestra propia transformación personal y colectiva.
Una de aquellas invitaciones a la prensa, la quinta vez ocurrió en Marzo del 89 cuando cuarenta periodistas de ocho países asistieron con nosotros y ochenta representantes de nuestros grupos de todo el mundo al desierto, entre los convocados estaba Leticia Callava del canal 51 Telemundo de Miami; Beatriz Parga del Miami Herald; José Gray Canal 23 Univision; Rolando Veras Canal 2 Buenos Aires, entre otros. Quienes pudieron ver, filmar y fotografiar la nave extraterrestre.
La última vez que se convocó a la prensa, esto es la séptima vez , fue en la Playa Paraíso al norte de Lima en agosto de 1997, cuando periodistas como Rosario Abrahams del diario Expreso de Lima, Cecilia Novoa del diario Hoy de Quito, y Alicia Escribano O´Connor de la Nación de Buenos Aires entre otros, no sólo tuvieron avistamientos , sino hasta vivenciaron experiencias muy directas que antes sólo estaban reservadas a los contactados como fueron la recepción de los Cristales de Cesio y el paso Xendra.
A continuación relataré parte de una de las últimas experiencias directas que me ha tocado vivir, ocurrió el 10 de Octubre del 2003.
Un viento suave envolvía el campamento en las montañas de Constanza, en el centro de la República Dominicana .Hacía pocos minutos que habíamos terminado una práctica de meditación, y el grupo había dejado sus sillas para dirigirse hacia las tiendas de campaña y aprovisionarse así de mayor abrigo, antes que oscureciera. Eran las 5 pm. Y a diferencia del día anterior el clima frío se había ido tornando inexplicablemente templado y agradable.
Nos encontrábamos reunidos 37 personas en el campamento establecido al pie de unas colinas amarillentas, llenas de verdes bosques de pinos y altos pajonales. Estábamos a más de dos mil doscientos metros sobre el nivel del mar, con una temperatura oscilante de entre 5 y 15 grados. Hacía un día y medio que habíamos iniciado un Encuentro Mundial de Contacto, en la República Dominicana, el primero que se hacía de éste tipo en la hermosa y cálida isla caribeña. Habíamos subido a aquellas montañas a pesar de que se había advertido de una terrible tormenta que se abatiría sobre la zona precisamente en esos días.
Durante la mañana una insistente lluvia y neblina se habían turnado en hacerse presentes, pero a partir de las cuatro y media de la tarde – tal como lo señalaban los mensajes recibidos-, el clima cambió radicalmente, aclarándose y despejándose el cielo, dejándonos recibir contra todo pronóstico las caricias de un luminoso sol que al atardecer, baño la zona de colores pastel.
Habíamos venido trabajando todas las prácticas conocidas de respiración, relajación, concentración y meditación, cadenas de sanación, de irradiación, etc. conservando un ayuno de purificación y sensibilización desde el día anterior. Se había terminado una dinámica y nos estábamos organizando cuando, desde el campamento divisamos a unos trescientos metros una espesa niebla que avanzaba con sospechosa velocidad pero solo a ras del suelo. Al llegar a la parte más amplia del valle, la niebla ligeramente se elevó como si chocara con un muro invisible y se concentró, adquiriendo la forma exacta de una medialuna gris plata, cambiando instantáneamente su coloración, tornándose más brillante. En ese momento interrumpí mi diálogo con uno de los compañeros y mencioné que había que acercarse para investigar. Como nadie más se pronunció, me dirigí rápidamente hacia esa formación con la intención de verificar la realidad y contundencia de la posible experiencia que se estaba preparando allí, para luego hacerla extensiva a todo el grupo.
Fui caminando ligero a pesar del barro del camino, de tal manera que cuando me fui acercando, todo ese domo luminoso se recogió solo y se dirigió hacia mí envolviéndome en una suerte de torbellino. En ese momento pude apreciar la presencia de un hombre muy alto vestido de un traje oscuro, que se encaminó hacia mí, lo cual también fue apreciado por la gente en el campamento.
Aunque todo fue muy rápido, pude contemplar delante de mí y entre los árboles una esfera dorada a manera de Canepla, y sobre el bosque, del lado derecho, la presencia de una nave en forma de un disco plateado y algo luminoso. En ese momento fui alzado ligeramente por encima del suelo, y llevado violentamente de forma oblicua hacia la nave, ingresando en su interior vertiginosamente. Al parecer el ser muy alto había subido conmigo y por ello el efecto de la luz, desbalanceado, diferente a cualquier otra experiencia anterior.
Una vez dentro, me encontré en una habitación circular abovedada ligeramente oscura pero no muy grande; por una parte sentía la sensación de estrechez y por otra lo que miraba era que la decoración del lugar era la de un cielo estrellado con constelaciones. De pronto ubiqué a cuatro personas delante mío. Tres de ellas muy similares entre sí, tanto en apariencia como en vestimenta, siendo el diferente, el cuarto, un gigante de mas de dos metros parado en el extremo derecho, y que estaba incómodamente encorvado .Este estaba vestido de oscuro, con una especie de pectoral plateado en el pecho y era muy alto, con el pelo plateado no muy largo. Los otros tres eran como de mi altura, tenían ropas pegadas al cuerpo de color azul, sus rostros eran triangulares de color suavemente anaranjado, con los ojos muy claros y ligeramente como los felinos. Las orejas no muy grandes pero si bastante largas, que descendían sobre los hombros. Su pelo era abundante y muy grueso.
Reconocí entonces en ellos a Sampíac, Anitac, y Titinac de Venus; y el cuarto, que no sé por qué me demoré en reconocer, vendría siendo Antarel del planeta Apu de Centauro.
Lo que recuerdo que me dijeron tomando la iniciativa en el diálogo el guía Sampiac y siempre en una comunicación telepática que se reproducía en mi mente:
-Esto que estas viviendo es consecuencia del trabajo que han venido realizando los grupos en el Encuentro de Monte Shasta y del esfuerzo que se ha venido llevando a cabo en la República Dominicana a lo largo de los años. Esto puede ocurrir aquí, en California o en Chilca, porque ahora son lo mismo.
Todos los lugares están siendo activados y conectados entre sí por portales dimensionales, los cuales son aperturados cada vez que entran en sintonía con la vibración del planeta y se concientizan con relación al Real Tiempo, y el tiempo alternativo.
Vemos madurez en algunos y eso nos place; y cada vez son más aunque no todos, los que comprenden la urgencia e importancia del momento. Si fueran concientes de la gravedad de los acontecimientos no podrían siquiera conciliar el sueño por las noches.
-Ciertamente, - dijo Anitac, con una voz suave pero segura que percibía en mi cerebro - Esta llegando el momento en que la humanidad ha de descubrir la clave que significó en su momento aquel continente olvidado que uds conocen como Lemuria. Hace 80,000 años de los vuestros comenzó la aventura lemuriana, y hubo un momento muy especial , en que la raza negra originaria del planeta, y la especialmente adaptada a los requerimientos del planeta , evolucionó rápidamente , y estuvo en las mejores condiciones de restaurar y lograr la sincronización de los tiempos; pero no faltaron entre las civilizaciones extraterrestres involucradas como Sembradores, quienes consideraron que como la humanidad había llegado a esa condición sin una supervisión expresa de la Confederación, como diríamos : por su cuenta, y con la dependencia y uso de plantas alucinógenas (chamanismo) no se podía permitir que se lograra el salto , porque las consecuencias eran imprevisibles y podrían ser nefastas...
-Realmente hubo temor e inseguridad, un síntoma maravilloso del grado de afectación al que se estaba llegando y que demuestra que se esta cumpliendo el Plan Cósmico- dijo Titinac.
-Nuestras civilizaciones se basan en el control casi absoluto de las situaciones. Cuando estas escapan de ese dominio mental, basado en nuestra capacidad de tomar previsiones, nos sentimos perdidos.-Comentó Sampiac.
-El último periodo de Lemuria, conocido como MU hace unos 12,000 años marca el momento en que la destrucción final de la Atlántida termina de perjudicar el proceso evolutivo de esa otra parte del planeta, llevándose de encuentro lo que quedaba. Por tanto llega el momento en que se os revelen informaciones complementarias a las que han accedido producto del esfuerzo de vuestro peregrinaje en esta encarnación. Llega el momento de saber y de entender más y mejor. Así es que estamos en condiciones de poder confiarles de que una de las encarnaciones primeras del Maestro Jesús se dio en la Lemuria.
Como bien saben, una vez que se produce la síntesis de las energías de la naturaleza, a partir del alma colectiva del planeta, surge un espíritu individualizado acompañado de la primera parte de su nombre cósmico que representa esa explosión de luz y de sonido que acompañó su condensación. A partir de ese momento empieza un proceso de múltiples encarnaciones hasta que en alguna de ellas se toma consciencia del camino espiritual; ese momento es como un segundo nacimiento, el cual viene acompañado de la segunda parte del nombre, que viene siendo la terminación cósmica.
La encarnación en la que el real ser del Maestro Jesús tomó conciencia del camino espiritual y empezó su exitoso avance hacia la maestría, fue durante la Lemuria; y fue perteneciendo él a la raza negra. –Esto lo comentó al parecer Anitac, ya que esbozó una delicada sonrisa y sentí su energía.
-Los Ramas tendrán cada vez más relevancia y destacarán en su sociedad de tal manera que la gente estará pendiente de sus planteamientos; esto se apurará con el develamiento de información cada vez más comprometedora. Habrá una sensación de zozobra y confusión en la humanidad, por lo que la gente irá donde aquellos que tengan la claridad para orientarlos y la paz como para consolarlos- dijo Titinac.
-¡Este encuentro marca un hito!...Lo que esta ocurriendo en este encuentro deben de contarlo a la prensa para que actué y funcione como una campana que pueda despertar conciencias. No se preocupen porque sabrán que decir, y todo moverá consecuencias importantes.
La gente tiene que saber que estas cosas pasan en su tierra, en su isla, no en un lugar alejado; y que precisamente acontecen cuando hay movimientos sísmicos y sociales muy fuertes.
Al acercarse los tiempos del cambio, la vibración ascendente traerá toda clase de movimientos físicos y psíquicos, por ello el incremento de la actividad sísmica en la isla, y en las placas de todo el planeta. Pero ya estamos viendo eso para ayudar y evitar terribles catástrofes. Ustedes tienen que hacer su parte conservando su paz y armonía a pesar de todo.
La sincronización estará precedida de cambios climáticos, fenómenos insólitos y mucho caos, anarquía y violencia, sembrada como bien saben a propósito para justificar la eliminación en masa de pueblos y razas mediante la siembra coordinada de virus- sentenció Sampiac.
-Nunca antes como ahora, sus cadenas y trabajos serán más que útiles para crear un balance- aportó Titinac.
-Recuerden que ocurrirá lo que ustedes permitan que ocurra. Nosotros sabemos lo que puede pasar por deducción estadística, por cálculo de probabilidades, por un estudio y observación sistemática, y como consecuencia de todo lo anterior. Además hemos estudiado en profundidad las profecías captadas y elaboradas por los propios seres humanos de la Tierra- aportó Anitac.
-Pero, ¿esas profecías no fueron reveladas por uds?-pregunté bastante intrigado.
-¡No, realmente vienen del Profundo Amor de Dios!, con el que más fácilmente pueden conectar uds que nosotros- refirió Sampiac.
-¿Ni siquiera uds que son mujeres, tiene más desarrollada la intuición y sensibilidad en su civilización? –Volví a preguntar.
-Hace mucho que tendimos a pensar y reflexionar todas las cosas, llegando a ser más mentales que los propios varones- dijo un poco apenada Titinac.
-En los próximos meses y años antes del Gran Cambio, habrán de tener acceso a todo lo más importante del Registro Askásico, así que abran sus mentes y dispongan sus corazones para la gran misión. No será nada fácil para ustedes tener la madurez para aceptar lo que habrán de saber, por cuanto hubo periodos del proceso planetario, en que habiendo sido la Tierra descartada del Plan fue usada, y grupos humanos sumidos en la servidumbre, aprovechándose en ese tiempo de los recursos naturales como lugar de paso, así como que fue explotada la energía emocional humana.
Van a tener que ser fuertes y no olvidar lo que se espera de uds, porque lo que conocerán los podrá conmover y hasta en algunos casos asquear.-Intervino Anitac
-Irán todavía a lugares inimaginables, y vivirán muchas hermosas y contundentes experiencias, aunque no necesariamente tendrán siempre que trasladarse físicamente, porque al irse acercando las fronteras entre las dimensiones, los umbrales interdimensionales estarán a la orden del día.
Ahora vuelve Tell-Elam y diles a todos que son ustedes los que deben lograr y mantener una vibración superior para que todo se dé. No será fácil sino mantienen la actitud adecuada, y sino fortalecen su unidad y combaten el desaliento con el que las fuerzas oscuras tratan de debilitarlos cada día- dijo Sampiac.
En ese momento un haz de luz azul brotó de un cristal piramidal invertido que colgaba del techo, bañándome de una suave energía, descorriéndose bajo mis pies una compuerta que me dejó ver a la distancia el bosque desde gran altura. Envuelto en una extraña fuerza me hicieron descender rápidamente acompañado del otro ser muy alto, que quedó sobre el suelo del lugar a una distancia de unos veinte metros de donde yo fui depositado.
Mi corazón latía agitadamente. Había sido mucho y muy rápido. Aún no lograba organizar mis ideas, y todo cuanto me había sido confiado me parecía muy importante. Observé entonces que estaba acompañado por Antarel, quien se había acercado hasta mí. Le pregunté que seguía a continuación, el me dijo que preparara a los demás para que cada quien viviría lo suyo de acuerdo a su preparación y actitud.
Así me despedí y me di media vuelta retornando al campamento con una fuerte taquicardia y sin poder recuperarme de la fuerte emoción de todo ello.
Sabía que estábamos cerca de grandes realizaciones, pero los siguientes pasos dependerían de nuestras iniciativas y preparación, de nuestra convicción y actitud, así como del control de nuestros estados anímicos y emociones tan fácilmente explotadas por las fuerzas tenebrosas.
Recientemente se llevó a cabo un nuevo Encuentro Mundial de Contacto en el Cuzco, en Perú en Agosto del 2005 siguiendo las comunicaciones de los Guías Extraterrestres, El encuentro congregó a 189 representantes de los grupos del mundo efectuándose en la laguna de Huaypo a más de 3,600 metros sobre el nivel del mar, y en la zona arqueológica de Moray. Durante la salida de Huaypo se siguieron recibiendo mensajes, y se pudo aplicar todo cuanto se ha aprendido a lo largo de estos años, dándose recepción de cristales de Cesio y contando con avistamientos de apoyo de dos naves sobre la laguna, de varios otros objetos en el cielo contemplado por todos los presentes, y durante dos días seguidos de madrugada , el revoloteo muy cercano al campamento de entre seis y siete naves a baja altura presenciado por hermanos de El Salvador y España entre otros.
En Moray fue algo similar, en el marco de un ambiente y entorno alucinante que se asemeja al que rodea a los Agroglifos en Inglaterra, se trabajo con las meditaciones, los nombres cósmicos, los cristales, las cadenas de sanación e irradiación planetaria accionando lo que los mensajes pedían.
Durante el encuentro en Moray también se dieron importantes experiencias apoyadas con avistamientos. Una de ellas fue la de los Xendras en lo más profundo del conjunto principal de círculos (andenes o terrazas aparentemente de experimentación de cultivos), donde los maestros y guías se manifestaron a varias personas dando orientaciones específicas para lo que sería nuestros siguientes viajes recalcando la importancia de la integración de todos en la consecución de un propósito y objetivo común.
Moray es un lugar muy especial por cuanto es como un conjunto de cráteres gigantesco, que han sido aprovechados para realizar en sus contornos una andenería a manera de círculos concéntricos. Este lugar habría sido durante el Incario una suerte de laboratorio de experimentación y adaptación de cultivos. Ahora nos servía a nosotros para experimentar una siembra pero mental y energética.

Paco Padrón y la Operación 23
Francisco Padrón Hernández periodista de radio y prensa escrita desarrollo una gran labor de difusión del tema Ovni en Radio Nacional de España desde Santa Cruz de Tenerife. Motivado por las noticias que llegaban de Sudamérica de grupos de contacto con Ovnis, propicia con un grupo de amigos suyos a través de la Ouija una serie de recepciones de mensajes supuestamente extraterrestres.
El 23 de Octubre de 1975 en la playa La Tejita al sur de Tenerife van a dar cumplimiento a una cita recibida con dos meses de antelación. Iban varias personas entre ellos Emilio Burbón y José Luís González. Sobre las nueve de la noche se produjo un gran silencio y todos los instrumentos que habían llevado para hacer mediciones comenzaron a comportarse como locos. A las nueve y veinte aparece una gran luz que iluminó la noche como si fuese de día, y delante de todos ellos un gran objeto como un foco, blanquísimo que extendió un haz llegando donde ellos estaban envolviéndolos. Al cabo de unos instantes la luz se apagó. Al cotejar la hora no correspondía lo vivido con lo transcurrido, era como si una hora se les hubiese esfumado. Aquellos seres habían acudido a la cita pero había ocurrido algo más que ellos no recordaban concientemente.
De esta observación quedó registro fotográfico. Tiempo después Paco comenta que por diversas razones había caído en un pozo depresivo refugiándose en el alcohol, pero esto lo único que hizo fue deprimirlo más y queriendo acabar con su vida tomó su coche y se dirigió hacia el volcán Teide, y en una curva del camino se salió de la ruta cayendo al abismo. Lo extraño es que al día siguiente apareció con el coche intacto en la puerta de su casa. De más esta decir que nunca más volvió a beber; y tiempo después el Psiquiatra Jiménez del Oso le hizo una regresión hipnótica relatando el haber sido suspendido en el aire por un haz de luz desde una nave que impidió su suicidio. Lo que se pudo comprobar también es que las huellas de las ruedas estaban en el borde del abismo.
Este gran hombre y mejor amigo tenía una misión, y estos seres lo sabían ayudándolo a realizarla:”despertar conciencias”.

Eduard Billy Meier

Billy Meier es un agricultor suizo con profundas inclinaciones espirituales y metafísicas. Cuando era un adolescente estuvo largo tiempo en un Ashram (Comunidad dedicada a la meditación) de la India. Afirma en sus memorias que cuando era niño (7 años), vio descender cerca de su casa una nave y en ella vio a un ser llamado Sfath. Era un ser de apariencia humana y muy viejo, que lo estuvo acompañando por largo tiempo de su vida (hasta los 16 años), con apariciones esporádicas donde lo instruía sobre las leyes y principios universales.
En su adolescencia aparece otro personaje llamado Asket, quien afirma provenir del Universo Dal, una realidad paralela que nos resultaría difícil entender, pues los parámetros de espacio y tiempo eran distintos. Ella se encarga de motivarlo para viajar por oriente, orientándolo sobre la necesidad de que se cultivase internamente.
En su peregrinaje tuvo un fuerte accidente que le costó un brazo, que en ningún sentido lo limitó, sino que más bien lo potenció aún más en muchos otros aspectos de la vida, donde se desenvuelve admirablemente.
En el mes de enero de 1975 en la localidad de Hinwell en su Suiza natal, entró en contacto con una mujer extraterrestre llamada Semjase, quien decía provenir de las Pléyades, de un planeta llamado Erra del sistema de Taygeta, y la misma que lo instruyó sobre cosmogonía y ciencia extraterrestre. La apariencia de ésta cosmonauta era la de una mujer de raza europea, de 1.70 m. de estatura. Ella le comentó que su civilización pertenece a una confederación de planetas evolucionados.
Entre las cosas que le comentaron a Meier, estaba la voluntad de estos seres de ayudar a un cambio de mentalidad de la humanidad respetando nuestro libre albedrío, para que dentro de poco tiempo podamos confraternizar en armonía con ellos, y pueda haber un intercambio más fluido de información.
Entre las experiencias que cuenta Billy Meier esta aquella en la que él narra haber sido llevado en una nave para contemplar el acoplamiento de las naves Soyuz y Apolo en el espacio, pudiendo observarlo desde muy cerca. Recordemos que en estos viajes espaciales terrestres se ha afirmado que los astronautas han sido testigos de avistamientos ovnis y hasta de comunicaciones telepáticas.
Billy Meier ha aportado algunas de las más espectaculares e importantes fotografías y filmaciones de avistamientos ovnis a plena luz del día, que no han podido ser desmentidas totalmente .Incluso ha entregado audios y hasta fragmentos de metal con aleaciones imposibles de encontrar en la Tierra. Aunque están en permanente discusión por su claridad, y porque hay declaraciones de familiares cercanos que lo acusan de fraude, habiéndose según dicen algunos periodistas encontrado hasta modelos a escala en su cochera. Esto es muy difícil de creer, por cuanto una persona que recibe diariamente en su casa a cientos de personas como es el caso de Billy Meier, después de haber logrado hacer un supuesto fraude que no puede ser desenmascarado no va a guardar los modelos a escala utilizados a riesgo de que alguien los encuentre en su cochera . Este caso no deja de ser sumamente polémico y controversial, pero a la vez interesante por su mensaje y consistencia.

¿Hay contactados más importantes que otros?
No, cada uno es tan importante como el otro, pero no más que otro. Casi hasta podríamos decir que todas las experiencias se complementan para bien de la interpretación total del fenómeno contacto. Cada contactado y grupo de contacto ha aportado algo importante a través de su propia experiencia que siempre es única, con elementos nuevos aunque haya otros muchos elementos que se repiten con otros contactados.

¿Un contactado puede perder su contacto después de haber tenido intensas experiencias?
El tener contacto depende más de ellos que de nosotros, pero el mantenerlo es exclusivamente nuestra responsabilidad y mérito. Independientemente de que hallamos tenido hermosas y trascendentales experiencias, sino hay un trabajo interno y constante, el contacto se puede perder, siendo difícil recuperarlo pero no imposible.

¿Si un contacto falla es que se equivocaron los que lo eligieron como canal?
No, porque para eso existe el libre albedrío de cada quien. Los seres del espacio pueden ver buena madera en alguien pero lo que cada quien este dispuesto a dar, hacer o hasta donde llegar depende de cada quien.

¿Hay lugares especiales o idóneos para establecer los contactos?
No depende del lugar sino de la preparación de las personas para que el contacto llegue a darse, pero ciertamente siempre hay lugares que son más proclives a facilitar el contacto, ya sea por su soledad o por condiciones energéticas o magnéticas, o por los minerales que imperan en la zona.

¿Por qué Chilca, Marcahuasi, Nazca y Cuzco en el Perú son lugares especiales para los contactos?
La cordillera de los Andes esta moviendo energías muy poderosas de nuestro mundo en esta época de activación de los vórtices planetarios. Por ello no es extraño que toda América, desde Alaska hasta la Antártida sea lugar de paso y de manifestaciones de las naves usando las corrientes de energía telúrica como corredores o autopistas.

¿Hay países donde estos seres se aparecen más?
Las oleadas de avistamientos ovnis se han multiplicado a nivel planetario, pero especialmente esto se puede ver en México a partir de 1991, siendo la oleada en éste país la que más ha durado.

¿Qué son las oleadas de Ovnis?
Son las apariciones continuas y constantes de cantidad de objetos en zonas específicas de nuestro mundo durante determinados periodos de tiempo.

No hay comentarios: