jueves, 4 de junio de 2015

ARTRITIS EN LAS MANOS DESCUBRE ESTOS REMEDIOS NATURALES PARA SU PRONTA SANACION


ARTRITIS EN LAS MANOS DESCUBRE ESTOS REMEDIOS NATURALES PARA SU PRONTA SANACION

La artritis es un problema de salud muy doloroso que se produce cuando el cartílago de las articulaciones se desgasta y hace que los huesos se rocen entre sí. Las personas con artritis tienen inflamadas sus articulaciones y, en muchos casos, el dolor impide que puedan realizar sus actividades cotidianas con normalidad.

Una de las partes del cuerpo más afectadas por los diferentes tipos de artritis son las manos. Nuestras manos trabajan todos los días y, en ocasiones, las sometemos a muchos esfuerzos que, con el paso del tiempo, pueden desencadenar el desgaste del cartílago. La buena noticia es que los síntomas de la artritis en las manos se pueden tratar naturalmentepara mejorar la calidad de vida e impedir que el dolor afecte nuestras actividades diarias.

Aceite de ricino

Muchos desconocen que el aceite de ricino es un excelente aliado para reducir el dolor y la inflamación provocado por la artritis en las manos. Este ingrediente natural, que tiene múltiples aplicaciones, contiene un ingrediente activo llamado ácido ricinoleico, que le proporciona una fuerte acción antiinflamatoria y analgésica que pueden reducir el dolor y la inflamación. Se recomienda un masaje con aceite de ricino dos veces al día.

Otra opción para aprovechar las propiedades del aceite de ricino consiste en calentar dos cucharadas de este aceite y mezclarlo con zumo de naranja bien exprimido. Se consume esta mezcla en ayunas durante, dos semanas seguidas y para ese entonces ya habrá dado resultado. Ten en cuenta que no debes excederte en el consumo de aceite de ricino, ya que tiene un efecto laxante.


Semillas de alholva

Varias investigaciones han determinado que el aceite de alholva tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes que pueden reducir el dolor de la artritis en cuestión de meses. La alholva, también conocida como fenogreco, se debe agregar en un vaso de agua y dejarla en remojo toda la noche. Al día siguiente, se comen las semillas en ayunas y se tira el agua. Para obtener resultados, se deben consumir estas semillas durante unos meses seguidos.


Cúrcuma

Uno de los remedios número uno para aliviar todo tipo de dolencias relacionadas con la artritis es la cúrcuma. Esta especia tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antibacterianas y antioxidantes.

Para aprovechar sus beneficios, se debe mezclar una cucharadita de cúrcuma con un vaso de leche y una cucharada de miel. En caso de ser intolerante a la leche, se puede consumir con agua.


Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene un componente activo llamado oleocantal, inhibe la actividad de las enzimas COX-1 y COX-2, asociadas a la inflamación. Las personas que incluyen con frecuencia aceite de oliva en sus dietas tienen menos posibilidades de sufrir artritis reumatoide en el futuro.

Para reducir el dolor y la inflamación de la artritis en las manos, se recomienda utilizar este aceite para un masaje suave. Para mejores resultados se debe mezclar con un poco de aceite esencial de lavanda y se debe calentar.


Miel y canela

La combinación de miel y canela tiene muchas propiedades para la salud y una de ellas es reducir el dolor y la inflamación provocada por la artritis. La canela tiene cualidades antiinflamatorias y antioxidantes, mientras que la miel tiene propiedades antisépticas.

Para aprovechar todos sus beneficios se debe mezclar 1 cucharadita y media de canela con 1 cucharada de miel. Se consume esta mezcla en ayunas, todos los días, hasta reducir la dolencia.


Sales de Epsom

Las sales de Epsom también son un remedio popular en el tratamiento de cualquier tipo de dolor relacionado con la artritis. Estas sales relajan las articulaciones afectadas y proporcionan alivio para reducir el dolor, la inflamación y la rigidez.

En este caso, se recomienda llenar un recipiente con agua caliente y añadir 2 tazas de esta sal. Posteriormente, se remojan las manos en la mezcla durante 20 minutos, y se repite este tratamiento unas dos veces a la semana.


Vinagre de manzana

Un producto tan económico y común como el vinagre de manzana también puede ser muy útil en el tratamiento para aliviar el dolor y la inflamación provocados por la artritis en las manos. En este caso, se recomienda diluir una cucharada de vinagre de manzana con un poco de miel en un vaso de agua y beber la mezcla todos los días en ayunas.


Otra buena opción para aprovechar sus beneficios consiste en mezclar 1 cucharadita y media de pimienta de cayena en una taza de vinagre de sidra de manzana caliente y masajear las manos con esta mezcla. Sumerge las manos durante 15 minutos en la mezcla y luego enjuágalas con agua tibia.

Remedios populares

1: Con respecto al ajo y la artritis, existen tres remedios tradicionales. Se puede comer tres dientes de ajo al día. También se puede partir un diente de ajo por la mitad y frotarlo por las zonas donde se siente más dolor. Otro remedio consiste en machacar 1 diente de ajo y luego verterlo en el jugo de un limón y tomar esta preparación en ayuna el día siguiente. Continuar hasta lograr una mejoría.

2: Tomar dos cucharadas de miel de abeja en cada comida.

3: Consumir cerezas, de ser posible, varias veces al día. Puede ser en forma de pasteles o mermeladas a las cuales no se le deberán añadir azúcar.

4: Verter un puñado de perejil en un litro de agua hirviendo, se quita el agua del fuego y se deja que repose durante 20 minutos. Luego, se cuela y se toma media taza de esta agua antes de cada comida.

5: La manzanilla es buena para la artritis. En este sentido, se puede elaborar una loción con 100 g de manzanilla y 250 ml de aceite de germen de trigo. Se prepara juntando en un tarro la manzanilla y el aceite y se deja macerar 15 días dentro de un armario. Pasado ese tiempo, sólo queda colarlo y untarlo en las zonas afectadas por la artritis.

6: Las personas que sufren de artritis le es muy beneficioso bañarse en el mar por el yodo que contiene. Éste internamente, tambén, regula el equilibrio del ácido alcalino en la sangre y repara y regenera tejidos finos de la estructura esquelética. Si el baño en la mar no es posible, se debe hacer un baño de tina con agua caliente donde se mezcle una taza de sal común

7: Tomar jugos de vegetales como zanahoria, nabo, berro, espinaca, toronja, apio y remolacha puede ayudar a las personas que sufren artritis.

8: Aplicar las áreas donde se siente dolor compresas de infusión de cáscara de limón y aceite de castor caliente. Luego se cubre con plástico por el lapso de media a dos horas.

9: Tomar cuatro veces al día un vaso de agua que contenga una cucharadita o una cucharada de vinagre de sidra de manzana.

10: Diluir un poco de alcanfor en aceite de almendras y masajear las área afectada antes de acostarse.

11: Bañar las partes afectadas con agua y ortiga, enebro o azufre

12: Usar un ungüento caliente a base de mentol con pimientos picantes. Èstos deben ser picados hasta reducirlos a polvo y añádalos al ungüento. Se aplica en la zona dolorida tres o cuatro veces al día.

13: Mezclar 50 gramos de hojas secas o frescas de romero en medio litro de alcohol de 96 grados. Luego se deja reposar 2 semanas y se pasa el àrea afectada con esta mezcla durante 4 a 6 semanas.

14. Triturar tres hojas de col y colocar en un horno por unos minutos. Aplicar caliente como una cataplasma sobre el área adolorida.

15. Preparar un emplasto con un poco de arcilla y agua y aplicar caliente sobre las articulaciones inflamadas. Repetir este remedio hasta lograr mejoría.

16. Hervir un puñado de corteza de sauce y otro de harpagofito en un cuarto de libro de agua por 10 minutos a fuego lento. Retirar del fuego, dejar reposar por unos minutos y colar. Beber 1 taza de esta preparación antes de cada comida.

17: Es muy antigua la creencia de que los gatos alivian los dolores de la artritis. Se dice que se debe ubicar al gato sobre larodilla o sobre el lugar dolorido lo cual tiene un efecto benéfico.

18: Otro remedio natural consiste en llenar una bañera de agua, luego colocar un trozo de coral en ella y sumergir a la persona que sufre de artritis en esa agua.

19. Mezclar 2 gotas de aceite esencial de clavo, 2 gotas de aceite esencial de eucalipto y 4 gotas de aceite de alcanfor en 2 cucharadas de aceite de oliva. Aplicar, mediante masajes suaves, sobre las áreas adoloridas.

20. Hervir 2 patatas grandes sin pelar hasta que se ablanden y ponerlas sobre una muselina. Aplastar y aplicar sobre el área afectada y retirar cuando esté frío.

21. Elaborar una sopa de ortigas, con las puntas de las hojas y añadir 2 cebollas troceadas y 3 dientes de ajo

22. Colocar 1 cucharada de semillas de alfalfa en medio litro de agua. Hervir y dejar reposar toda la noche. En la mañana siguiente colar y tomar un vaso después del desayuno.

23. Licuar 150 grs. de pepino, igual cantidad de apio y 75 grs. de ortiga blanca. Beber antes de almorzar.

24. Colocar varias hojas de llantén, calentadas, sobre la parte afectada y dejar puesta por 20 minutos.

25. Hervir por 10 minutos 1 puñado de hojas de abedul en 1 litro de agua. Pasado ese tiempo, retirar del fuego, cubrir y dejar refrescar. Verter en una bañera con agua caliente. Tomar un baño no mayor de 15 minutos.

26. Verter 1 de zarzaparrilla, 1 de cola de caballo en 1/2 litro de agua y hervir durante 10 minutos. Dejar refrescar y tomar a lo largo del día.

27. Mezclar 2 cucharadas de cúrcuma con 1 cucharada de jugo de lima y añadir suficiente agua que esté hirviendo hasta lograr una pasta caliente. Colocar de forma directa sobre la zona de la inflamación y el dolor. Luego de aplicada, cubrir la zona con plástico con el fin de retener el calor y la humedad el máximo tiempo posible.

28: Hervir en 400 cc de agua 50 g de corteza molida de fresno por 20 minutos. Empapar, aún caliente, un paño de algodón limpio y aplicar sobre la zona afectada. Retirar tan pronto se enfríe y poner otro paño caliente de nuevo. Realizar este remedios varias veces al día.

29: Remojar en 2 tazas de aceite de almendra 2 puñados de flores y hojas de gordolobo por 8 días. Filtrar, embotellar y conservar en un lugar fresco. Calentar esta preparación y luego humedecer un paño con ella. Poner, aún tibio, en el área afectada por el dolor. Cubrir, por último, con una franela tibia

30: Tomar, de 2 a 4 veces por día,.2 cucharadas de gel o jugo de aloe vera o sábila, frío o mezclado con zumos de frutas para mejorar su sabor

31: Mezclar hojas de abedul, 10 gr.; corazoncillo, 15 gr.; diente de león, 20 gr.; hojas de fresno, 15 gr y agracejo, 15 gr. Extraer 1 cucharada de la mezcla y verter en 1 taza de agua que esté hirviendo. Beber de 2 a 3 tazas al día.

32: Verter 3 gotas de aceite de limón, 2 gotas de aceite de siempreviva, 2 gotas de aceite de cilantro y 2 gotas de aceite de mejorana en una tina o bañera llena de agua caliente y dispersar suavemente. Disfrutar de un baño relajante por un periodo de 20 a 30 minutos. Repetir este remedio las veces que sea necesario.

33: Aplicar sobre la zona dolorida un algodón empapado en zumo de limón y cebolla cruda

34. Usar el remedio homeopático de nombre Bryonia alba. Según esta terapia alternativa, se toma este remedio cuando el dolor empeora con el movimiento, con el calor en cualquiera de sus formas y hacia las 9 de la noche aproximadamente; y mejora con el reposo, ejerciendo una fuerte presión o acostándose del lado que duele, con el frío y con el sudor.

35. Usar el remedio homeopático de nombre sulfur. Se usa cuando el dolor empeora en reposo, al permanecer de pie sin moverse, con el calor de la cama, después de haber dormido y hacia las 11 de la mañana; sin embargo, mejora con todas las eliminaciones fisiológicas, con el movimiento y con el tiempo seco

36. Mezclar 15 g de jugo fresco de milenrama y 15 de manteca de cerdo hasta formar una crema o pomada y aplicar, mediante masajes, sobre la zona afectada

37. Hervir 25 g de inflorescencias de tanaceto en 1 litro de agua durante 10 minutos. Tomar 2 tazas al día. Este remedio también se puede usar en los casos de dolor de cabeza y dolores menstruales.

38. Realizar una infusión de 40 g de flores y hojas de gordolobo en 1 litro de agua. Hervir por 10 minutos y después colar con cuidado. Tomar 2 tazas al día

39. Hervir en 1 litro de agua, 40 g de raíces de zarzaparilla por 10 minutos. Dejar en reposo 15 minutos más y después colar. Beber 2 tazas al día. Este remedio se puede emplear también en los casos de asma, enfermedades cutáneas, enfermedades renales, y retención hídrica

40. Poner a la lumbre medio litro de agua, y cuando esté en plena ebuliición verter 30 gr. de la raíz de gatuña, cortada a pedacitos, tapar la vasija y retirar del fuego. Tomar durante el día la totalidad de esta tisana, endulzada con miel. Si se prefiere, puede aromatizarse echando al mismo tiempo que la raíz unas hojas de menta o de hierba Luisa, un poco de anís o de hinojo, a gusto del que la ha de tomar. Es mejor bebería fría; en todo caso, no se ha de volver a calentar..

Recomendaciones

Las personas que sufren de artritis debe seguir las siguientes recomendaciones:

Acudir al doctor para determinar con exactitud si se tiene efectivamente artritis, ya que existen otras enfermedades con síntomas muy parecidos como el síndrome de Kawasaki (niños), enfermedad de Lyme, lupus eritematoso sistemático, colitis ulcerativa (en las primeras etapas antes que se presenten síntomas abdominales).

Mantenerse delgado, ya que el sobrepeso requiere más esfuerzo y presión en las articulaciones.

Tomar, por lo menos, ocho vasos de agua al día.

Consumir pescados como sardina, salmón y trucha, ya que poseen ácidos grasos como el Omega 3 que ayudan a contrarrestar las inflamaciones propias de la artritis.

Consumir un plato diario de quinoa, ya que posee propiedades depurativas y antiinflamatorias que alivian la artritis.

Evitar consumir los siguientes vegetales: Berenjenas, frijoles, y papas blancas, ya que contienen solamina que interfiere con las enzimas musculares y causa dolor.

Evitar el consumo de carnes rojas, cerdo, café, páprika, sal, tabaco, bebidas alcohólicas y todo lo que contenga azúcares.

La persona que sufre de artritis debe mantenerse activa, ya que la inactividad debilita los músculos en los que se apoyan las articulaciones y aumenta la rigidez y el dolor artrítico. De allí la importancia de realizar ejercicios como los siguientes:


Ejercicios de estiramientos cuidadosos que tonifican los músculos, sirven de precalentamiento para otros ejercicios y pueden ser efectuados en la cama o en una bañera llena de agua tibia.
Ejercicios de resistencia (con pesos para la muñeca, el tobillo u otros pesos) los cuales fortalecen los músculos para compensar el daño sufrido por las articula­ciones.
Ejercicios aeróbicos, como caminar y nadar, no se recomiendan actividades que ponen presión sobre las articulaciones, tales como trotar. Es necesaria la aprobación del médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios y una vez aprobado debe comenzar el programa lentamente y aumentar las repeticiones de manera gradual. Tan pronto sienta dolor, debe detenerse y descansar.

No hay comentarios: