lunes, 4 de mayo de 2015

¿CUÁL ES LA NATURALEZA DE LO QUE SE DESDOBLA?


¿CUÁL ES LA NATURALEZA DE LO QUE SE DESDOBLA?

Las experiencias extracorpóreas suelen ser tan vívidas y parecerse tanto a la realidad cotidiana que quienes las han tenido tienden a pensar que ellos poseen un alma separable, tal vez ligada a un segundo cuerpo que puede sobrevivir plenamente consciente tras la muerte. Esta creencia arquetípica – presente en los pueblos más diversos desde la antigüedad – sostiene que el alma humana, ya sea antes o después de la muerte física, está esencial e inseparablemente ligada a algún vehículo cuasi-físico que nuestros sentidos humanos no pueden percibir. El hecho de que en ocasiones la persona que se proyecta a un sitio concreto alejado de su cuerpo físico sea vista en dicho lugar por alguien presente allí, se considera como una prueba de la existencia de ese supuesto cuerpo “duplicado”, una especie de sustituto cuyas propiedades desconocemos, pero capaz de transportar nuestros recuerdos supervivientes. ¿Estará compuesto de bioplasma dicho sustituto? Así lo sugirieron hace décadas los científicos soviéticos al referirse al sistema energético que forma el “yo” supuestamente separable. En los años veinte, Hereward Carrington, uno de los más importantes investigadores de las EEC en este siglo, había propuesto que este cuerpo etérico o astral está compuesto por millones de psicómetros o pequeños focos de energía psíquica encargados de vitalizar las células. Carrington calculó la densidad de dicho cuerpo y la fijó en aproximadamente una millonésima parte del cuerpo físico. “Su peso es tal que flotaría fácilmente en la atmósfera física si fuera liberado”, escribió. Ideas similares respecto a que el cuerpo astral o sidéreo es un vehículo ligero, luminoso y translúcido se encuentran recogidas por los filósofos neoplatónicos y las escuelas de la tradición hermética, pero modernamente se tiende más a pensar en la “mente” cuando se hace referencia a experiencias extracorpóreas. Así lo ha explicado el investigador norteamericano Scott Rogo: “La mente puede ser un tipo de energía y cuando abandona el cuerpo quizá lo haga utilizando esa energía como vehículo”. Tal vez una de las funciones de ese vehículo sea transportar el alma, como ha sugerido el investigador y filósofo francés Bertrand Méheust, éste potencialmente presente en el espacio. Esa es la impresión que se tiene a veces cuando se analizan las implicaciones de muchos de los fenómenos relacionados con las experiencias extracorpóreas como el de la “clarividencia viajera”.

 ANATOMÍA DE LA EXPERIENCIA EXTRACORPÓREA

Características básicas: Percepciones y sonidos raros: Al salir del cuerpo muchas personas sienten un clic en la cabeza, un sobresalto, un apagón o un viaje por un largo túnel. Inmediatamente antes de la salida del cuerpo puede haber un sueño de volar o de caer al vacío o de dar vueltas en espiral (sobre todo bajo anestesia). Audición de voces, ruido de pasos, zumbidos o rugidos intensos. Parálisis física temporal con intensas imágenes hipnogógicas. Fuertes vibraciones del cuerpo. Algunos ven cambiar de tamaño y forma a su cuerpo. Mayor agudeza auditiva. Frustrante mezcla de información cierta y errónea. Algunos afirman tener experiencias de precognición u otras habilidades psíquicas. Visiones: Del cuerpo propio tumbado en el lecho. La forma en que lo visualizamos depende de nuestras expectativas, pero lo habitual es verse tal y como uno es en el mundo físico, es decir, se tiene una visión del doble propio. Algunas personas tienen otro cuerpo, pero muchas no y cuando se miran en un espejo durante la proyección no se ven reflejadas. Durante la transición a veces parece que el cuerpo físico es asistido por amparadores (espíritus que ayudan) o obstaculizadores (espíritus que dificultan el ascenso). Son el equivalente de los seres angélicos y demoníacos. Muchas personas ven el mundo cotidiano que les rodea, es decir, su entorno físico real, aunque no suele corresponderse exactamente con el entorno físico inmediato. Mayor realismo que cuando se vive la realidad cotidiana: sensación de que los colores y formas son más brillantes y nítidos. Por otra parte, el mundo visto durante la EEC puede variar desde una versión bastante realista de la situación presente hasta una versión distorsionada de la misma pasando por un mundo más allá del proyector con regiones de belleza inefable, paradisíacas, o bien infernales.Amigos y familiares vivos y fallecidos a los que se puede hablar y escuchar. Una pequeña proporción de personas ven un cordón (a veces de plata) que une el cuerpo físico con el supuesto doble astral, pero la mayoría no. Circunstancias en que se produce Espontáneas Durante el sueño (al despertarse o al dormirse) En estados de inconsciencia por situaciones cercanas a la muerte provocadas por accidentes o enfermedades graves con intervención quirúrgica y bajo anestesia. Gran relajación física, felicidad y paz mental. Gran dolor físico. Hambre. Soledad. Privación sensorial y sexual. En situaciones activas (conduciendo un vehículo, caminando, teniendo un orgasmo, etc.). Gran cansancio o estrés emocional.

Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: Viajes Astrales – EEC http://mysteryplanet.com.ar/site/viajes-astrales-eec/

No hay comentarios: