miércoles, 14 de enero de 2015

la iniciacion .
Las iniciaciones son tan viejas como el mundo. En las tribus son los rituales que marcan las diferencias entre sus miembros. Es a través de un ritual cómo el niño se convierte en hombre, y cómo el hombre se convierte en cazador o en guerrero.
El Warachicuy, es un rito de iniciación o fiesta de imposición de "waras", que realizaban los incas, para hacer el transito de la juventud a la madurez, a través de rigurosas pruebas físicas de destreza de los hombres, para que demuestren su valor y habilidad y así jerarquizarlos en su futura vida militar o excluirlos de ella.
Todas las naciones practicaron ritos bautismales (iniciación religiosa), en Babilonia y Egipto los candidatos a la iniciación en los misterios eran primeramente bautizados, dice que se les prometía como consecuencia la
?regeneración y el perdón de todos sus perjurios?. Las naciones escandinavas
bautizaban a sus recién nacidos, en el Perú y México tenían ordenes monásticas,
de hombres como de mujeres, donde se castigaba con la muerte el quebrantamiento de los votos, embalsamaban los cadáveres al modo egipcio y adoraban al sol y la luna.
En las tribus del África la primera iniciación es capital; saca al neófito del estado de felicidad natural de la infancia, y lo convierte en un ser apto para la vida social y la procreación. La instrucción precede o sigue al rito cuya fase principal es frecuentemente una manipulación de los órganos sexuales del o de la joven: circuncisión y ablación, que tienen la función de eliminar la parte femenina que todo hombre tiene en el prepucio, o la parte masculina, que representa el clítoris femenino. Al término de esta operación están en condiciones de contraer matrimonio.
Las modificaciones de los órganos sexuales pueden ser sustituidas por sacrificios llamados "tribales" como, la abrasión de los dientes en los saras del Chad, Nubas de Sudán o los mongos del Zaire. También pueden colocarse labros o discos en los labios o en la nariz. Todas estas transformaciones hacen que los cuerpos de los adolescentes pasen del dominio de la naturaleza al de la cultura y los trasladan de las libertades de la infancia a la realidad de la vida adulta. En todos los casos, el cambio de nombre de los iniciados expresa la transformación operada.
Nuestras primeras vivencias marcan nuestras preferencias en la vida. Y las iniciaciones espirituales marcan el futuro por donde vamos a caminar espiritualmente.
Es inmensa la diversidad de rituales que podemos llegar a conocer hoy en día, iniciaciones esotéricas o sencillamente espirituales. Cada secta, religión, gurú o chamán, tiene las suyas totalmente diferentes de las demás. El ritual de
iniciación, como el bautismo, difiere tremendamente según sea tratado por una religión u otra, por una secta u otra. Tan notable es la diversidad de iniciaciones existentes que muy a menudo se utilizan otros calificativos, para denominar los rituales iniciáticos, con la intención de diferenciarlos de los demás: Sesión de apertura de la mente, tomar el conocimiento supremo, abrir los chacras, tomar los sacramentos, apertura del tercer ojo, recibir al espíritu santo, despertar de la conciencia, renacer, etc.
Monografias.com
Circuncisión en el África.
En la mayoría de los casos, cada iniciación da paso a una experimentación posterior. El discípulo deberá ir desarrollando su espiritualidad con la herramienta que se le ha dado, o caminando en la nueva vía espiritual que se le ha abierto. Transcurrido un tiempo, madurada la enseñanza esotérica, se suele dar paso a una nueva iniciación, a un grado o nivel mayor.
Existen iniciaciones que sólo se dan una sola vez en la vida. Hay vías espirituales que representan los pasos que se dan en las iniciaciones mediante cámaras. A medida que el iniciado avanza en su evolución espiritual. Cada iniciación le hace pasar a una nueva cámara, y así progresa durante su vida, hasta llegar a las más recónditas profundidades donde se encuentran las cámaras más secretas de las enseñanzas esotéricas.
En el chamanismo, el aprendiz de brujo penetrará en los escenarios animistas ayudándose a menudo con alucinógenos. Si la vía es afiliada al yoga, al estudiante se le darán las secretas técnicas yoguis que deberá de utilizar a lo largo de su vida para crecer interiormente. Si se trata de una religión más basada en las creencias que en las vivencias, se recibirán las iniciaciones como
supuestas gracias divinas que presumiblemente ayudaran en el caminar por la vida, aunque para creérselo haga falta tener bastante fe.
Los elegidos para ser iniciados pueden ser aquellos que les corresponde por la edad, por sus méritos, o, sencillamente, porque el iniciador ya las considera preparados para alcanzar el estado propicio para recibir las buenas nuevas.
Para toda iniciación, hace falta la persona que será iniciada y un iniciador. Los iniciadores pueden ser los dirigentes de la secta, o aquellos a quienes ellos hayan designado como sus representantes: Pueden ser los sacerdotes de la religión, o en muchos casos grandes mediadores ya muertos que desde el otro mundo tienen la bondad de derramar sus gracias sobre los pobres mortales.
Cuando se realiza el estudio de las iniciaciones en el tiempo, se encuentra que estuvo asociado a los misterios: ?Hubo misterios instituidos en todos los pueblos conocidos por la historia en la era precristiana: en Egipto como en la India, en Persia, Caldea, Siria, Grecia y en todas las naciones mediterráneas, entre los druidas, los godos, los escitas y los pueblos escandinavos, en la China y entre los pueblos indígenas de América. Pueden observarse trazas de ellos en las curiosas ceremonias y costumbres de las tribus de África y Australia, y en todos los pueblos llamados primitivos, a los que tal vez, más justamente, deberíamos considerar como supérstite degenerados de razas y civilizaciones más antiguas.
Tuvieron fama especialmente los Misterios de Isis y de Osiris en Egipto; los de Orfeo y Dionisios y los Eleusinos en Grecia, y los de Mitra, que, desde Persia, se extendieron, con las legiones romanas, por todos los países del imperio. Menos conocidos y menos brillantes, especialmente en su período de decadencia y degeneración, fueron los de Creta y los de Samotracia, los de Venus en Chipre, los de Tammuz en Siria y muchos otros.
También la religión cristiana tuvo en el principio sus Misterios, como surge de los indicios de naturaleza inequívoca que encontramos en los escritos de los primitivos Padres de la Iglesia, enseñándose a los más adelantados un aspecto más profundo e interno de la religión, a semejanza de lo que hacía el mismo Jesús, que instruía al pueblo por medio de parábolas, alegorías y preceptos morales, reservando al pequeño círculo
elegido de los discípulos –los que escuchaban y ponían en práctica la Palabra- sus
enseñanzas esotéricas. La esencia de los Misterios Cristianos se ha conservado en las
ceremonias que constituyen actualmente los Sacramentos.
Igualmente la religión musulmana, así como el Budismo y la antigua religión brahmánica, tuvieron y tienen sus Misterios, que han conservado hasta hoy muchas prácticas, sin duda anteriores al establecimiento de dichas religiones, reminiscencia de
aquellos que se celebraban entre los antiguos árabes, caldeos y arameos y fenicios?.
Tomado de: Aldo Lavagnini – Manual del Aprendiz.


Leer más: http://www.monografias.com/trabajos87/la-ininiciacion/la-ininiciacion.shtml#ixzz3OnzTqVET

No hay comentarios: