sábado, 30 de agosto de 2014

EL GUARDIAN DE LA CAVERNA - LIBRO LOS GUIAS EXTRATERRESTRES Y LA MISION RAHMA -
 SIXTO PAZ WELLS

El guardian de la caverna

Después de haber soportado una fuerte temperature durante el día, la llegada de la tarde trajo consigo un violento descenso de la misma. Nos cubrimos de inmediato con toda la ropa de abrigo que habíamos llevado, pero aún así más de uno tiritaba de frío. Hicimos entonces ejercicios de respiración y relajación, mientras que la tarde daba paso a la noche.
En medio de un colorido atardecer, aparecieron dos objetos brillantes en el cielo, su tamaño era como el de una pelota de ping pong; uno venía del Este y el otro del Oeste. Parecía que iban a chocar por la velocidad que llevaban, pero poco antes de encontrarse bajaron ambos la velocidad casi al mismo tiempo, haciéndose una al lado para que la otra pasase con tranquilidad; entonces, nuevamente aumentaron la velocidad y encendieron su luz al doble de brillantez.
Nos sentíamos todos muy contentos por aquello que tomamos como una confirmación de nuestro trabajo. Ahora sabíamos que estaban cerca y el ambiente reflejaba la armonía que había entre nosotros, entonces nos dispusimos a recibir comunicación.
En el nuevo mensaje los Guías nos hablaron de un Maestro que nos acompañaría en un viaje astral consciente, por lo que nos deberíamos disponer a realizarlo. Hicimos una relajación profunda y al poco rato nos encontramos fuera de nuestros cuerpos, mirándonos unos a otros. Pude observar entonces que la única persona mayor del grupo, Eduardo Elías no se había desdoblado porque sobre él se veía claramente una gigantesca mano que lo aprisionaba hacia abajo impidiéndole salir. Después llegaríamos a saber que aquella persona practicaba el espiritismo, lo cual le ocasionaba el permanente asecho de entidades espirituales de bajos niveles.
Los que logramos salir viajamos guiados por aquel personaje anciano que como si nos hubiese estado esperando de siempre, aguardaba nuestra salida pare dirigirnos a 30 K.m. al Norte, hacia lo profundo de una caverna en un risco. Vimos que ésta se encontraba a regular altura de una montaña y se hallaba iluminada por una luz verdosa; dentro de ella se amontonaban los Anales de la Humanidad. El archivo lo conformaban decenas de planchas metálicas de unos 40 centímetros de largo por unos veinte centímetros de ancho, todas ellas impresas por un solo lado con una especie de jeroglíficos o ideogramas, que según se nos dijo son extractos del Registro Akáshico de la Tierra y sólo pueden ser interpretados con el uso de los Cristales de Cesio, aquellas dos pirámides materializadas e integradas en nuestro cuerpo de las que hablamos anteriormente. Son, pues, los cristales los traductores de lo que los Guías llaman: "El Libro de los de Las Vestiduras Blancas".
Sabemos que todo vibra, que todo está en movimiento produciendo una acción y una reacción; causa y efecto, una impresión de sucesos que quedarán plasmados como vibraciones etéreas con las que una persona clarividente podría sintonizarse y leer en ellas si desea escudriñar la Historia. Allí queda todo grabado, todo lo realizado, dicho y hasta pensado. Es pues, la fuente inagotable de la memoria cósmica. Hallamos en esos anales toda la experiencia humana con sus diversas etapas y civilizaciones, pero no sólo se encuentra en estos lo pasado y presente, sino que va más allá, registrando algunos momentos muy intensos del futuro, por situarse en la Cuarta Dimensión y ser atemporal. Un ejemplo de esto lo tenemos en nuestra vida cuando soñamos cosas que se cumplen al detalle, verdaderas revelaciones del futuro y que sospechosamente se presentan como queriendo familiarizarnos con nuestros, potenciales dormidos o a manera de precaución y aviso. Podría también llegar a pensarse que los sueños proféticos o premonitorios al ser recordados traen consigo la intención de parte de las Jerarquías Espirituales de estimular a la persona para que encuentre el cauce correcto que lo lleve a realizar el plan que pesa sobre cada ser, cumpliendo las expectativas de la misión personal.
El interior de la cueva era tan brillante que podía enceguecer a cualquiera, el ambiente estaba saturado de un olor a violetas y se escuchaba en el fondo un zumbido como de maquinaria. Se veían objetos muy variados como de cristal y otros de un metal muy bruñido que según nos refirió el anciano pertenecieron a humanidades anteriores hoy desaparecidas. Algunas de esas máquinas eran tan peligrosas que sólo alguien que fuese muy equilibrado y de puros sentimientos podría ponerlas en funcionamiento para el servicio de la humanidad.

En aquel depósito había libros anchos y otros largos, muy gruesos y antiguos que fueron rescatados de las Lamaserías del Tíbet, durante la invasión comunista; de los Templos de la India y de los Monasterios Medioevales; también se hallaban cortezas grabadas del tiempo de los Incas así como pergaminos y papiros de la desaparecida Biblioteca de Alejandría. Todo este conjunto de información, además de las planchas, sería devuelto al hombre una vez que éste estuviese preparado pare asimilar sus propios errores y superarlos definitivamente en forma personal y colectiva.
La entrega del Libro de los de Las Vestiduras Blancas asegurará el tránsito hacia la Cuarta Dimensión porque este conocimiento liberará a quien lo posea y lo sepa administrar, del estado actual de ignorancia y dependencia al error.
La Misión RAMA es uno de aquellos grupos que servirán de puente para recepcionar aquel Libro o Registro, en el tiempo que determine la Gran Hermandad Blanca, y aquel que ha sido llamado a esta Misión por más que se pierda, una y otra vez volverá y llegará al final a cumplir su compromiso que libremente asumió porque la elección fue la correcta con respecto a sus integrantes, pero no todos los que están "son'' ni todos los que son "están" todavía.
Quedamos muy impresionados con todo lo que allí había, entonces el anciano nos pidió que le siguiéramos y lo hizo hablándonos normalmente. Bajamos entonces unas escaleras hacia una mesa como de mármol donde se nos mostró en una hoja de metal, presumiblemente plata, los símbolos que identificarían nuestro trabajo y las etapas del mismo.


HISTORIA DE RAMA


“Ya legará el tiempo en el cual recordaréis cada uno cómo fue que fuisteis llamados a conformar RAMA; cada uno sabrá pronto su camino de venida.
Sobre RAMA es larga la historia pero debe empezarse a escribirse ya; el tiempo está marcando su momento de gran compromiso.
Hace 4,000 años antes del Mentor del Espíritu Crístico, venido en la Misión Redención, de los planos mayores de la gran civilización y que fue engendrado no creado, reencarnándose así para los fines del plan. Ustedes han sospechado bien, todos los detalles de la venida Cristica, que no es necesario señalarles aquí y que para muchos conservadores de mente reducida, parecen descabellados; fue hace 4,200 años que llegó a los grandes maestros del Consejo de 24 Ancianos de la Galaxia, bien llamada por ustedes, Vía Láctea, el momento de actuar en los planes de ayuda galáctica, y en solidaridad de civilizaciones para poner en marcha las misiones secundarias, que se insertarían al mundo moderno que sería el fruto del proceso histórico y cultural. La venida del Mentor a la Vía Láctea lleva al Planeta Tierra, tercero del sistema solar a cumplir su ciclo de edad, para subir de plano, aún a costa de una destrucción parcial de su humanidad, en su tiempo "Siserático" o "Apocalíptico", destino que es propio del natural proceso de evolución.
Para esto se coordinó que el Maestro Joaquín designado por el Anciano A . . . del Consejo de los 24 Ancianos, investigara mediante estudios profundos los miembros básicos de la Misión RAMA o Misión Mundo, aparte de otras misiones secundarias sobre la Tierra, como en otros mundos. Misiones como: Omágata, Onirón, Omirita, Kibali, Misión del Candelabro, Onixsur, de Sibali, Arión, Orimín, Urix y Yum.
Desde hacía cientos de años se había pensado qué clase de gente se necesitaría para que, llegado el momento en el cual los hermanos homogéneos en misión y diferentes en su manera de ser preparados, en su momento, se encuentren y se reconozcan. Gente que bajo una meta común cambiarán y negarán los caracteres que tenían y tomarán una nueva meta con sello propio, llamado TODO AM0R.
Esta gente fue siempre escogida con relación a lo que desempeñaría cada uno, a su papel dentro de la misión de preparación para la nueva humanidad que vendrá; mientras, en el planeta Ahelon, sede en ese tiempo del Consejo de Ancianos, se preparaban los estudios pertinentes que buscaban recorrer archivos y cámaras de estudio del futuro terrestre.
Como decíamos, se buscó a la gente, que tuviese la virtud de ser gente abierta en potencia y sensible. Gente que a pesar de no tener nada fuera del común humano, pudiese vibrar en un plano mayor. Este plano pondría en una situación de conocimiento interior y predisposición en la persona, lo cual se les presentaría como un saber que a la larga fuese un poder sobre los demás. Esta gente que antepusiera el compromiso de libertad responsable, frente a este recibir conocimiento superior, tendría que estar dispuesta a vivir una serie de pruebas poco comunes pare la gran mayoría humane, experiencias duras en el medio donde viviría; tendrían que cumplir una función de testigos y por ende ser tratados por los demás, como es común hacerlo.
Tendrían misión no sólo de alertar o advertir, sino de ser puente pare que la gente se reconozca, antes de que la Tierra entre en el proceso irreversible de cambio entre los años 1975 al 2000.
Se comenzó primero a buscar en el plano llamado Mundo Tierra, los espíritus encarnados que serían protagonistas , de la Misión RAMA, que abriría los ojos a la humanidad y que sólo los dispuestos y preparados a escuchar, escucharían.
Se buscó primero a la gante del plano por elevar, luego a los que promoverían el desarrollo de aquellos iniciados en la evolución de planos blancos, es decir, los Guías coordinadores de la maduración mental y espiritual de los hermanos menores terrestres.

COMO EN UN JUEGO DE SONIDOS, RAMA TENIA UNA VIBRACION O CLAVE COSMICA CON FRECUENCIAS Y SONIDOS PARTICULARES, EN LOS QUE ARMONIZARIAN TODOS LOS QUE EN ELLA INTERVINIERAN, DESDE EL 4200 SE ESTUVO BUSCANDO LA CLAVE, QUE EL MENTOR ENTRE OTRAS MISIONES, LE HABIA ATRIBUIDO; Y SE ENCONTRO ESTA VIBRACION QUE SE TRADUCIRIA EN EL AMOR DE "LOS DE LAS VESTIDURAS BLANCAS".

Ese era "RAH-MA" (RAMA) y se dio paso adelante en la búsqueda de los Guías Terrestres. A cada uno se le encontró en una época distinta y en sitios diferentes y apartados. Se aclara que la reencarnación, en la que cada rama fue llamado a la Misión, es la que más ha marcado huella en su ser interno conservando hasta algunos rasgos faciales o subconscientes de ésta.
La modalidad de llamado varió, ya fueran las vibraciones primeras: AM, EM, EL, NI, AN, AC, WA, etc.
Estas vibraciones, que eran las terminaciones de los nombres cósmicos, determinaron el orden en que se efectuaron los llamados y el orden de aparición en la misión y trabajo actual. A cada uno se le hizo llegar mediante emisarios y en naves de la Confederación, la clave del conocimiento RAMA, es decir el "Libro del Amor de los de Las Vestiduras Blancas", impreso en todos los idiomas. Aceptando o no el compromiso de la misión, cada uno, ya programado el día en que se unirían a los RAMA, se sentiría unido por extraños e inseparables lazos de hermandad comunitaria; lo cual les haría sentir que se hubiesen conocido siempre.
La reencarnación con clave RAMA muestra vuestro verdadero carácter y que dentro de ustedes está allí en lo secreto, esperando que lo descubráis todo por entero.
La idea y plan RAMA, se basaba en crear una comunidad espiritual de hermanos "Variados" llamados los Rama, que serían los voceros y hacedores del llamado al cambio y los de RAMA, es decir, toda la gente llamada por intermedio vuestro a la evolución.
Entre los planetas que se escogerían para desarrollar academias de Guías pare todas estas clases de misiones del período LXUXIM (siglo XX Tierra), estaba la Colonia de Orión en el Sistema Solar llamada Morlen; Venus; Apu, en Alfa Centauro; Cerpican Mayor II en Can Mayor; Xilox en Andrómeda; etc.
Luego; cien años antes se prepararían los Coordinadores o Guías que se requerirían. Siete años previos a la Misión RAMA que empezaría en 1974, los Guías ya estarían en una etapa semifinal de su adiestramiento y preparación.
Antes de que nacieran los RAMA en esta actual encarnación vivieron en el astral en los planetas de la Confederación donde recibieron una preparación distinta para que olvidasen temporalmente, cerrándoles los candados de su mente y dando las naves a ellos mismos, pare que tuviesen la oportunidad de que con sus esfuerzos se despertaran a sí mismos, para que nacieran los RAMA y se desarrollaran con trabas o sin ellas.
Siguiendo con la historia de RAMA, diremos que la gente encargada de la misión humanidad, requería un sistema de enlaces y de maestros que enviados por la Hermandad Blanca bajo el signo de la Estrella, se encargarían de suministrar los conocimientos y despertar la dormida sabiduría. Los maestros guardianes de los archivos, los entregarían a los RAMA, en el mes de Agosto de 1975 o año `Semiótico", cuando en ese mes se cumpliesen los viajes más ambiciosos de la Misión hacia Sillarhuasl en el Cusco, y a Huarochirí de regreso, y en el encuentro con los tres Maestros de la caverna en Marcahuasi, Ica y Huarochirí.
Durante el tiempo que siguió a los mil primeros años de la estructuración de la Misión RAMA, en muchos planetas, la labor de planificación iba acelerándose y la ayuda para un futuro humano debía ser cuidadosa y meticulosamente planeada.
Se realizaron muchas sesiones de Consejos Menores; para dialogar y llegar a la verdadera comprensión de la importancia de esta obra de solidaridad galáctica. Se comenzaron por organizar las academias de Guías, llegando a los visores y pantallas, los datos de los RAMA que intervendrían, a quienes se les estuvo observando en su vida en el plano Tierra, a cada uno por separado en el año 1100 A.C. , en diversos lugares desde el Mar Rojo, Persia e Irán hasta India, Mongolia y América. Todos los seres potenciales desfilaban delante de aquella pantalla, donde resaltaban los espíritus abiertos y con la clave concordante vibratoria. Muchos serían llamados, peso no sólo bastaría el hecho de vibra en RAMA sino afinar espiritualmente, colaborando de manera que la energía de cada uno pueda aumentar en grupo alcanzando los planos mayores blancos, es decir, lograr perfeccionarse aceptando el compromiso de ser puente y luz de un sendero conjunto; el nuestro y el de otros.
En esos siglos, un satélite cercano a la Tierra y que pertenecía a Júpiter, ofrecía mayores disposiciones pare encargarle la coordinación de la misión "raza humana" ya que su vibración como satélite de vida artificial, es decir, su misión como lugar civilizado y satélite confederativo, justamente era la de ser colonia da colonias. Debería de albergar una colonia de 12,000 personas terrestres estableciendo otras similares en diversos planetas y encargarse de reeducarlas para un repoblamiento de la Tierra en el año 2300 después del Mentor Crístico.
Coma dijimos, Morlen satélite jupiteriano, constaba de grandes ciudades; una de ellas "Ciudad Cristal", sería sede de la dirección de la Galaxia para el año 1001 A.C.
La sede del Consejo de la Confederación centraría sus trabajos con respecto a los sistemas y planetas que estarían prestos a recibir las primeras ondas de energía del Sol Galáctico; además; estos sistemas enfrentarían que algunos de sus planetas suban de plano de evolución y el Consejo debía ubicarse donde su coordinación fuese más necesaria:

Morlen, pare 1974 contaría con un millón de personas naturales y 200,000 colonos entre terrestres y de otros planetas.
Así, la Misión RAMA fue puesta bajo la supervisión del Concejo de Menorea de Morlen, quienes instalaron la Academia de Guías ubicada en la "Ciudad Confraternidad”
Los más calificados de los programas de estudios metapsíquicos o doctores mentales de la Universidad de Morlen, conformarían la primera promoción de Guías para la academia, luego se integrarían otros de diversas procedencias.
La vida de los RAMA, Guías o antenas, desde que empezaron, marcaría el compromiso de hombres con toda una humanidad.
Así, la primera frecuencia que armonizaría en la misión y plan RAMA (RAH - MA) eran AM; justamente se debían buscar los nombres cósmicos que a la larga estructurarían un orden de llamados y de despertar a través de un encadenamiento de situaciones frente a la puesta en marcha en la Tierra del plan de acciones.
Una vibración como el hombre cósmico revela la misión de la persona y su función dentro de ésta. Las vibraciones de las terminaciones EL, WA; AC, EN, NI, etc. sucederían y serán distintos momentos para el encuentro.
Ese llamado y búsqueda de los RAMA en ningún momento marcaría un orden de importancia, ya que coda cual cumpliría una función distinta. Lo que se buscaría era el mejor encadenamiento de los componentes.
Enviados de la Confederación recibieron el trabajo de llegar a los humanos requeridos, y así todos fueron llamados en alguna época anterior.
Pero hay que explicar esto de las terminaciones de los nombres cósmicos. Con RAMA se ubican armoniosamente, como si fuese música, algunas personalidades características, gente cuya puerta de acceso al universo tiene la misma entrada en la misión, y el verdadero RAMA lo percibe así.
El estructurar la misión en sus bases comprendía hallar claramente sus necesidades, al accionar RAMA sería para muchos su clave esperada, y para otros que no la supiesen ver, una pared en su camino.
El planeta Venus tuvo muy pocas intervenciones de ayuda, pero las que tuvo fueron acertadas en la historia terrestre; más en América que en otro lugar, y esto le valió subir de plano rápida y fácilmente. Pero no había la experiencia total pare ayudar a su vecino Tierra, como era requerido sino hasta el periodo o etapa Xolar de RAMA; cuando los RAMA poco a poco se encontrarían cerca de quitar el velo del conocimiento y los venusinos que trabajarían en la base Azul, en la selva peruana, llegarían a ser los grandes compañeros de RAMA, que cuidarían su normal desenvolvimiento.
Para RAMA se habían propuesto 4 fases de preparación, las cuales debían ser pasadas par hermanos que habían sido llamados más antiguamente Las Fases eran:

- AURON : LLAMADO
- XENDRA : EXPERIENCIAS
- LUNAR : CONOCIMIENTOS
- XOLAR : IRRADIACIÓN


Pero dirán: ¿qué significa ser llamados primero, o si hay alguna diferencia, por la que uno es llamado antes o después?.
Sí, sí la hay y esta diferencia radica en el orden de misiones al interior de la misión global, las diferencias de aportes y de interiorización como predisposición a realizar una misión de entrega total; en la cual el hombre es un medio de esa gran fuerza de ayuda universal.
La misión y esto vale su redundancia, gira en torno a la salvación de la raíz humana y de la humanidad de cada uno; por hombres; hombres que lucharán por amor y por evolucionar, contra un sistema que los puede envolver, contra un egoísmo que los podrá cegar, contra una comodidad que les nublará el saber y el poder vislumbrar la luz eterna.
Vosotros, hermanitos, naceréis para nacer nuevamente, seréis vosotros los que aceptaréis ser luz, cuando más y más sentiréis que había una razón en vuestras vidas, un real sentido y que ese era RAMA.
De la primera promoción salí yo (OXALC), y fue por mis compenetraciones e interés en nuestra misión (no por mejores conocimientos, ya que habían muchos y hay muchos mejores hermanos Guías); se me encargó vuestra preparación, el primer desencadenamiento y el coordinar el enlace RAMA, con otros 48 Guías de distintos mundos.
Entre vosotros hay todas las razas y naciones juntas en las que antes reencarnasteis y ahora la misión se extiende a todas partes de vuestro planeta. La etapa final empezará en Agosto de 1975.
Alegría hermanos, que habéis nacido a una nueva vida.
CON AM0R, OXALC".
Finalmente, nos miró a los ojos y uno a uno nos fue diciendo:


“No hay nadie que merezca ser el, puente, ni siquiera uno, porque nadie está preparado, pero se puede preparar, ¿Quién de ustedes volverá aquí cuando se cumpla el tiempo? Quizás uno, pero ese uno; solo representará a otros que no han llegado aún”

El anciano nos estrechó las manos despidiéndose de nosotros y nos dejo, introduciéndose aún más adentro de la caverna mientras que la luz en todo el lugar variaba de intensidad. Comprendimos entonces que la experiencia había llegado a su fin por lo que deberíamos regresar; ni bien habíamos pensado en ello, nos cogió un fuerte remolino como un torbellino que nos hizo abrir los ojos pero nos encontrábamos ya en la meseta desde donde habíamos iniciado la experiencia.
La noche estaba muy fría, poco a poco nos fuimos recuperando de los mareos de la experiencia y para atemperarnos preparamos un poco de té con la ayuda del poco combustible que aún nos quedaba para la pequeña hornilla del primus. El cielo estaba especialmente claro por lo que luego de reconfortarnos con un breve refrigerio, nos aventuramos a dar la última caminata por la meseta ya que al día siguiente, jueves 22 de agosto, emprenderíamos el regreso a Lima.



ETIQUETAS: LIBRO SIXTO, MISION RAHMA

1 comentario:

Johanna Herrera Morales dijo...

Muchas gracias.
En el momento correcto y perfecto.