lunes, 20 de julio de 2015

Los cuatro Atemorizantes pero Secretamente Maravillosos Pasos Hacia el Despertar



Los cuatro Atemorizantes pero Secretamente Maravillosos Pasos Hacia el Despertar

"No nos equivoquemos al respecto - el despertar es un proceso destructivo.
No tiene nada que ver con ser mejor o estar más feliz.
El Despertar es el desmoronamiento de la falsedad.
Es ver a través de la fachada de la pretensión.
Es la erradicación completa
De todo lo que imaginábamos ser verdad".
Adyashanti



La primera cosa a recordar, aquí, en primer lugar, es que el despertar no es un destino, sino una dirección.

No es una verdad, sino un proceso. Es a la vez imaginario y real. No es uno ni lo otro, sino que ambos -y sólo es alcanzable cuando se entiende que es algo inalcanzable.

Una vez que podemos dejar de lado la necesidad de lograrlo, entonces nos liberamos para permitir que el proceso se desarrolle, y nos convertimos en el logro. Es el horizonte en constante expansión de la prosperidad humana. Pero puede doler como el infierno.

De hecho, el Despertar no es un paseo por el parque.

El primer maestro conocido en el camino hacia el Despertar tiende a ser el dolor en sí. Es tanto un ajuste de cuentas y demolición, tanto una expansión como una aniquilación.

Los cuatro pasos siguientes son sólo la punta del iceberg mucho más profunda de las pruebas y tribulaciones, cargadas de umbrales amenazantes y siniestros hitos. De piel fina, débil-de-corazón, status-quo-de-adictos adictos a la comodidad, no necesitan aplicar. Y si usted decide aplicar, deje su invulnerabilidad atrás. Es una ilusión de todos modos.

Aquí están, pues, cuatro de los más temibles, pero en secreto maravillosos, pasos que se pueden tomar en el camino hacia el Despertar.



1.) Vulnerabilidad y Auto-Honestidad


"Hay toda una categoría de personas
que se lo pierden al no permitirse a sí mismos
ser lo suficientemente raros".
Alain de Botton


La vulnerabilidad es francamente aterradora.

Pero con el fin de adquirir la capacidad de aprender de nuestros errores, para divertirse con nuestra hipocresía inherente, y tener un buen sentido del humor en lo que respecta a nuestra falibilidad como una especie imperfecta, lo primero que debemos tener es la capacidad de ser vulnerables, lo que requiere brutal honestidad consigo mismo y un despiadado auto-interrogatorio.

Una brutal auto-honestidad y despiadada auto-interrogación nos obliga a hacer frente a nuestros propios demonios. Nos empuja a confrontar nuestras debilidades más personales, falibilidades y propensiones insalubres y cuestionar todas las autoridades, especialmente la nuestra.

Obliga a nuestra cabeza ponerse sobre el abismo de la condición humana, abrasando nuestra alma con la inevitable llama ardiente de la verdad: la impermanencia.

Nos da una bofetada en la cara con su burla absoluta de nuestra felicidad que nunca es una cosa que puede ser permanente. Despreocupadamente recita la todopoderosa broma cósmica, haciendo malditamente cierto el darnos cuenta de que somos sólo la culata de esa broma.

Lo que es una particularmente eficaz estrategia para lograr un estado de vulnerabilidad y auto-honestidad es usar nuestro sentido del humor. Cuando nos reímos de nosotros mismos nos soltamos a nosotros mismos. Los tornillos de nuestra seriedad consiguen desatornillarse por el genio de nuestra humorística sinceridad.

De repente vamos de ser el extremo-inferior de la broma, a reírnos de la broma, convirtiendo así el poder de las bromas sobre nosotros, y por lo tanto el poder mismo.

Cuando somos capaces de reírnos de nosotros mismos estamos permitiéndonos a nosotros mismos ser "raros" para abordar el dilema del yo desde otro ángulo, para imponer un estado de vulnerabilidad existencial que transforma el alma en un prisma donde la luz de la verdad puede brillar a través, y tomar la forma del arco iris de la auto-honestidad.

Y el dolor es la pequeña píldora terriblemente hermosa, de color rojo brillante, espinosa y dentada que aprendamos a tragar, una y otra vez, con una despreocupada sonrisa espiritualmente masoquista en nuestras caras demasiado humanas.

¡Traseros hacia arriba...!




2.) Tragando la Irregular Píldora de la Verdad


"Mientras menos sabe la gente,
Tanto más obstinadamente lo saben. "
Osho


Sin la dolorosa píldora roja de la verdad, estamos atascados con la píldora azul y demasiado cómodos con el engaño.

La píldora azul se queda atascada en la garganta, causando un sin fin de bloqueos, supresiones, opresiones, y depresiones. La píldora azul es un faro de engaño, presentado en nuestro chakra de la garganta, atascando todas las frecuencias e impidiéndonos hablar nuestra verdad y de ser impecables con nuestra palabra.

La píldora azul es un imán para las mentiras.

Y las mentiras son sensuales, escandalosas y sinvergüenzas. Flotan alrededor en una densa niebla, nos seducen con falsa amabilidad, besándonos de la manera correcta, y nos adormecen en la complacencia del cerebro lavable y un mayor estado de maleabilidad.

Bajo la seducción de la píldora azul, somos peones revolcándonos en la auto-incurrida propia inmadurez. Tomando la píldora roja desaloja la píldora azul, despejando así el paso y abriendo todas las frecuencias a la verdad.

"La iluminación es la aparición de la auto-incurrida inmadurez del hombre. La inmadurez es la imposibilidad de utilizar el propio entendimiento sin la guía de otro." -Immanuel Kant

Pero el buscador de la Verdad que tenga cuidado, el maestro que anhela atascarse incluso la píldora roja en la garganta. La elección debe ser suya, y sólo suya. Un buen maestro le guiará a la píldora roja, pero él/ella nunca debería forzársela por la garganta.

Como Adyashanti dijo,
"Lo que hablo está destinado a sacudirle para despertarle, y no decirle cómo soñar mejor."
Tienes que querer soñar mejor primero.
"La función de la imaginación no es hacer que se establezcan cosas extrañas, tanto como hacer las cosas extrañas."
G.K. Chesterton
Tragar la píldora roja es una perspectiva aterradora. Rompe las visiones del mundo y disuelve la certeza.

Sustituye respuestas con preguntas. Le da un vuelco a todas las carretas de manzanas: psicológicas, físicas y espirituales. Reacondiciona el pre-acondicionamiento.

Limpia las puertas de la percepción. Rompe la esencia vidriosa de la disonancia cognitiva; cuyos fragmentos se astillan y pican dolorosamente en el carnoso corazón de la verdad.

Deja al alma desnuda, vulnerable, y en blanco ante el ojo enojado de un apocalíptico huracán existencial de incertidumbre.

Revela que siempre fuiste Dios en la clandestinidad. Y la pesada carga de esa perspectiva por sí sola puede ser una responsabilidad que aplasta el alma.

Pero como Séneca dijo:
"Una joya no puede ser pulida sin fricción, ni un hombre perfeccionado sin pruebas".






3.) La aniquilación del ego


"Hay un montón de obstáculos difíciles en su camino.
No se permita ser uno de ellos".
Ralph Marsten


Éste es sin duda el más doloroso.

La muerte del ego no es un paseo por el parque. Es más como un paseo por una noche oscura del alma rodeada por un abismo enojado que en realidad es sólo la versión mezquina de no querer perder lo que sientes que es la esencia de ti: tu ego.

Pero el ego no es tu esencia, y nunca lo fue.

El verdadero usted es una fuerza cósmica interdependiente, una frecuencia interconectada, un agente cósmico unificado pasando por los movimientos de ser un-cuerpo-alma mente.
"Pero el peor enemigo que uno puede conocer siempre es ser uno mismo, usted miente esperando por usted mismo en cavernas y bosques.

Solitario, ¡usted va en camino de usted mismo! ¡Y su camino pasa por usted mismo, y más allá de sus siete demonios! Usted va a ser un hereje a usted mismo y brujo y adivino y engañoso y un villano escéptico e impío.

Usted debe estar listo para quemarse en su propia llama: ¿cómo podría volverse nuevo, si no se hubieras convertido en cenizas primero "?
Friedrich Nietzsche
La aniquilación del ego lleva a las cenizas de las cuales se eleva el ave fénix del alma.

Pero primero tiene que haber un descenso. Tiene que haber una parte de lagrimeo, una quema, una desintegración sagrada. Pero la tarea de ruptura es un arrepentimiento. Habla el lenguaje de las vicisitudes.

Grita dentro de usted como una noche vieja. Se mueve a través suyo como humo fresco. Es la sangre de un aullido de luna llena. Es una rueda cruel girando su ciclo de angustia animal, de especies-carmesí. Es en este momento.

Aquí, en el quid de la cruz, en el nudo en la madera, donde los árboles torcidos se burlan de su martirio y todos sus antepasados pueden oler el aroma de la flor completa de su corazón, parpadeando dentro y fuera del éter, gritándole a usted,
"Ya es hora! Puede que no haya otra vida para amar."
Y así usted desciende. Y así usted cruza el punto de no retorno del yo, reduciendo la brecha entre el hombre y el Superhombre encima del Agujero Negro existencial.

Y así usted se pierde en el humo azul, en las sueltas sombras. Usted grita hacia fuera como Yin. Sus puños remachan como Yang. Los peces se alimentan en sus colas. Las serpientes hacen lo mismo. Es como el cielo y el infierno en su cuerpo.

La gente puede oler el animal en usted, el salvaje-yo que viene a la vida.

La muerte tararea un elogio en los árboles, y usted muere una pequeña muerte: la exultante muerte de su ego. Y entonces usted está tranquila como una muñeca, vulnerable, asombrada, y cataléptica de la caída.

Pero ahora usted es primero una fuerza de la naturaleza, segundo una persona.

Y la Tierra por fin ha descubierto su salvación: el alma humana despertada.




4.) El perdón Sin Miedo


"En conclusión, no hay ninguna conclusión.



Las cosas van a seguir como siempre han sido,
Se harán más extrañas todo el tiempo ".
Robert Anton Wilson


El perdón sin miedo da miedo porque es incómodo en un nivel ontológico.

Es a la vez un derribo de los muros que nos protegen del mundo y un desbloqueo de la puerta de la prisión de nuestras expectativas. Cuando derribamos los muros, el miedo es primordial y debe ser enfrentado, y eso puede ser terriblemente incómodo.

Pero como dijo Farrah Gray:
"La comodidad es el enemigo de los logros."
Por lo tanto, nos corresponde incomodarnos.

Al igual que Neo despertando de la Matrix por primera vez. Cuando abrimos la puerta de nuestra prisión, la forma en que el mundo realmente es a pesar de nosotros, y a pesar de nuestras expectativas y visión del mundo, se convierte en el duro desierto de lo real, que sólo podemos afrontar y resolver por nosotros mismos.

Pero al menos ahora tenemos la espada de doble filo del perdón sin miedo para cortar a través de todos los trámites burocráticos.

El perdón duele porque es lo último que dejamos ir. Es una profunda aceptación, visceral de las cosas como son, sin tener en cuenta nuestra necesidad de que las cosas sean de cierta manera.

Es una muda decisiva de la carga de lo que no podemos controlar. Equivalente al desapego budista, el perdón sin miedo es un ajuste de cuentas de proporciones existenciales que le da vuelta al concepto de controlarse a sí mismo. Nos da permiso de ir con autenticidad y sinceridad con la corriente.

Con el perdón sin miedo, repentinamente se vuelve bien que el juego de la vida esté "amañado", porque nuestra intrepidez es la voluntad de transformar lo negativo, contraproducente, la basura enfermiza tirada hacia nosotros en algo positivo, progresivo y saludable.

Y nuestro perdón es un suspiro gigante diciendo: "Está bien." Nos da el valor insuperable para transformar demonios en diamantes, el miedo en coraje, la ira en la fuerza, y el desdén en compasión, perdón

El perdón sin miedo permitiéndonos intimar con el cosmos, como realmente existe.

Como dijo Dōgen:
"El Despertar es la intimidad con todas las cosas."
Y la intimidad con todas las cosas es probable que lo dañe o lo haga sentir bien.

Pero eso está perfectamente bien. Nos da permiso para tomar lo bueno y lo malo, lo poco saludable con lo sano, y lo inmoral con lo moral.

Y entonces nos da el valor para transformar todo en nuestra propia cosa increíble:
el arte, la aventura, el amor.

***


Al final, la iluminación es aterradora y dolorosa, pero es tan increíblemente gratificante que ni siquiera importa.

Como dijo Camus:
"La vida debe ser vivida hasta el punto de las lágrimas."
Hay que montar la línea fina entre el éxtasis y la miseria con el fin de disfrutar del gran misterio.

Pregúntese a sí mismo, supérese a sí mismo, perdónese a sí mismo, entonces permítase renacer, hasta el infinito, y el camino hacia la iluminación no deberá eludirle...


por Gary 'Z' McGee
del Sitio Web WakingTimes
traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles


No hay comentarios: