sábado, 25 de noviembre de 2017

Todo sobre las drogas psicoactivas La definición de las drogas psicoactivas:


Image result for foto adiccion resonas adictas a la drogas



Todo sobre las drogas psicoactivas
La definición de las drogas psicoactivas:

Una droga psicoactiva, o psicotrópica es una sustancia química que atraviesa la barrera hematoencefálica y actúa principalmente sobre el sistema nervioso central, donde afecta la función del cerebro, dando lugar a alteraciones en la percepción, el estado de animo, la conciencia, la cognición y el comportamiento. Estas sustancias pueden ser utilizadas de forma recreativa, para alterar intencionalmente la conciencia, o como enteógenos, para un ritual, espiritual, como una herramienta para el estudio o para aumentar la capacidad de la mente. Algunas drogas psicoactivas son también reconocidos por el uso terapéutico como anestésicos, analgésicos, o para el tratamiento de problemas psiquiátricos.

Debido a que las sustancias psicoactivas producen cambios subjetivos en la conciencia y el estado de ánimo que el usuario puede encontrar agradable, por ejemplo euforia o un mayor estado de alerta, pero muchas sustancias psicoactivas son abusadas, es decir, se utilizan en exceso, a pesar de los riesgos de salud o consecuencias negativas. Con el uso sostenido de algunas sustancias, la dependencia psicológica y física ("adicción") puede desarrollarse, haciendo el ciclo de abuso más difícil de interrumpir. La rehabilitación de drogas tiene como objetivo romper este ciclo de dependencia, a través de una combinación de psicoterapia, grupos de apoyo y el uso de otras sustancias psicoactivas.

Sin embargo, lo contrario también es cierto en algunos casos, es decir ciertas experiencias en materia de drogas pueden ser tan desagradables e incómodas que el usuario nunca puede usar la sustancia nunca mas. Esto es especialmente cierto para los delirantes (p.ej. algas Jimson) y disociativos poderosos (por ejemplo, Salvia divinorum). Aunque la mayoría de las drogas psicodélicas puras se consideran no ser adictivas (LSD, psilocibina, mescalina, etc), las "anfetaminas psicodélicas" (como MDA, MDMA, etc) pueden producir un estímulo adicional y / o efecto euforizante, y por tanto, tienen un potencial de adicción.

En parte, debido a este potencial para el abuso y dependencia, la ética del consumo de drogas es objeto de debate. Muchos gobiernos imponen restricciones a nivel mundial en la producción y venta de drogas en un intento por disminuir el abuso de drogas. Las preocupaciones éticas también se han planteado sobre el uso excesivo de estos fármacos cínicamente, y sobre su comercialización por los fabricantes.

Uso

Las sustancias psicoactivas son utilizadas por los seres humanos para un número de propósitos diferentes para lograr un fin específico. Estos usos pueden variar ampliamente entre las culturas. Algunos tipos de drogas psicoactivas pueden usarse controlado o ilegal, mientras que otros pueden tener fines chamánicos, y otros tienen un uso medicinal. Algunos ejemplos : la bebida social y los somníferos. La cafeína es la sustancia psicoactiva con el mayor consumo en el mundo, pero a diferencia de muchas otras, es legal.

Estas sustancias se dividen en diferentes clases de drogas psicoactivas dependiendo de sus efectos.
La clasificación de las drogas psicoactivas es:
Ansiolíticos

Ejemplo: bebidas alcohólicas (etanol)

Euforizantes

Ejemplos: bebidas alcohólicas (etanol)

Hipnóticos / sedantes

Ejemplos: bebidas alcohólicas (etanol)

Estimulantes. Esta categoría comprende las sustancias que estimulan la mente, e incluso pueden causar euforia, pero no afectan a la percepción.

Ejemplos: café, té, tabaco, coca, anfetamina, feniletilamina, el cacao, guaraná, yerba mate, efedra, etc.

Depresivos ("tranquilizantes"), incluyendo los sedantes, hipnóticos y narcóticos. Esta categoría incluye todos los calmantes, inductores del sueño, de reducción de la ansiedad, anestesiantes, que a veces inducen cambios en la percepción, como imágenes de sueños, y también a menudo evocan sentimientos de euforia.

Ejemplos: bebidas alcohólicas (etanol), opiáceos, barbitúricos, benzodiazepinas.

Los alucinógenos, incluyendo psicodélicos, disociativos y deliriantes. Esta categoría contiene todas aquellas sustancias que producen diferentes alteraciones en la percepción, alteracion de la sensación de espacio y tiempo, y de los estados emocionales.

Ejemplos: psilocibina, LSD, Salvia divinorum y el óxido nitroso.

La marihuana es un ejemplo de droga psicoactiva que combina las propiedades de cada uno de estos grupos.
Administración

Para ser una sustancia psicoactiva, esta debe cruzar la barrera sangre-cerebro de manera que pueden afectar la función neuroquímica. Las sustancias psicoactivas se administran en varias formas diferentes. En medicina, la mayoría de las drogas psiquiátricas, como la fluoxetina, la quetiapina y lorazepam se ingieren por vía oral en forma de tabletas o cápsulas. Sin embargo, ciertos psicoactivos médicos se administran por vía de inhalación, inyección o supositorio rectal. Las drogas recreativas pueden administrarse en varias formas adicionales que no son comunes en la medicina. Ciertas drogas, como el alcohol y la cafeína, son ingeridos en forma de bebida, la nicotina y cannabis se fuman, con frecuencia; el peyote y los hongos de psilocibina se ingieren en forma botánico o secas, y ciertas sustancias cristalinas como la cocaína y las metanfetaminas se inhalan. La eficacia de cada método de administración varía de un medicamento a otro.

Efectos

Las sustancias psicoactivas afectan temporalmente la actividad neuroquímica de una persona, que a su vez produce cambios en el estado de ánimo, la cognición, la percepción y comportamiento. Hay muchas maneras en las que las drogas psicoactivas pueden afectar el cerebro. Cada droga tiene una acción específica en uno o más neurotransmisores o neuroreceptor del cerebro.

Las drogas que aumentan la actividad en los sistemas de neurotransmisores se llaman agonistas. Estas aumentan la síntesis de uno o más de los neurotransmisores o la reducción de la recaptación de las sinapsis. Los medicamentos que reducen la actividad de neurotransmisores se denominan antagonistas, y funcionan por interferir con la síntesis o bloquear los receptores postsinápticos de modo que los neurotransmisores no se puede unir a ellos.

La exposición a una sustancia psicoactiva puede causar cambios en la estructura y el funcionamiento de las neuronas, porque el sistema nervioso intenta restablecer la hemostasis alterada por la presencia de la droga. La exposición a los antagonistas de un neurotransmisor en particular aumenta el número de receptores del neurotransmisor, y los propios receptores se vuelven más sensibles. Esto se llama sensibilización. A la inversa, la sobreestimulación de los receptores de un neurotransmisor en particular provoca una disminución tanto en el número y la sensibilidad de estos receptores, un proceso llamado desensibilización o tolerancia. La sensibilización y la desensibilización es más probable que ocurra con exposición a largo plazo, a pesar de que se puede producir también después de una exposición única. Estos procesos son la base de la dependencia y la adicción.

Adicción

Las sustancias psicoactivas son a menudo asociadas con la adicción. La adicción puede ser dividida en dos tipos: adicción psicológica, por la que un usuario se siente obligado a usar una droga a pesar de las consecuencias negativas físicas o sociales, y la dependencia física, en la que el usuario debe utilizar una droga para evitar los síntomas de abstinencia que son físico incómodas o incluso perjudiciales. No todos los medicamentos están físicamente adictivos, pero cualquier actividad que estimula el sistema cerebral de recompensa dopaminérgico, por lo general, cualquier actividad placentera, puede llevar a la adicción psicológica. Las drogas que son más susceptibles de causar adicción son drogas que estimulan directamente el sistema dopaminérgico, como la cocaína y las anfetaminas. Las sustancias que solo indirectamente estimulan el sistema dopaminérgico, como la psicodelia, no son tan propensas a ser adictivas.

Muchos profesionales, grupos de auto ayuda, y empresas o centros de rehabilitación de drogas se especializan en la rehabilitación de drogas, con diversos grados de éxito, y muchas familias tratan de influir las acciones y decisiones de sus hijos con respecto a los psicoactivos.

Las formas comunes de rehabilitación de drogas incluyen la psicoterapia, grupos de apoyo y la farmacoterapia, que utiliza sustancias psicoactivas para reducir la ansiedad y los síntomas fisiológicos de abstinencia, mientras que un usuario esta en desintoxicación. La metadona, también un opiáceo y una sustancia psicoactiva, es un tratamiento común para la adicción a la heroína. Las últimas investigaciones sobre la adicción han mostrado cierta promesas en el uso de drogas psicodélicas como ibogaína para tratar e incluso curar adicciones, aunque esto todavía no es una práctica ampliamente aceptada.

https://www.adiccion.co/todo-sobre-las-drogas-psicoactivas.html

No hay comentarios: