sábado, 7 de mayo de 2016

¿Que es el Nombre Cósmico?



El nombre cósmico es el sonido que irradia nuestro cuerpo físico.

Victor Salazar Soto.
¿Que es el Nombre Cósmico?

Desde el inicio de los tiempos,  se dio un proceso de expansión, emitiendo un sin fin de sonidos, así se inició en todas las dimensiones ,y en cada una de ellas se desarrollaron formas de vida ,
en la existencia hay espacios intermedios pero no hay vacíos ,todos estas compenetrados, así están las dimensiones, es como los sonidos de la música ( canción ) se entremezclar armónicamente pero no se chocan entre ella cada una ocupa un espacio para interactuar en conjunto, ,aquí en la tierra hay diferentes formas de vida, desde que aparecemos en la existencia como seres individuales , en esta infinita existencia , hay algo que nos identifica, es tu nombre cósmico.
Cada ser es capaz de redescubrir, por diferente medios, su frecuencia vibratoria es una onda que lo identifica en todos sus existencias, en diferentes tiempos de vida, y en todas sus reencarnaciones la frecuencia siempre va hacer la misma.



Esta frecuencia vibratoria emite un sonido único, no hay dos iguales, el conocer esta frecuencia sería muy importante, ya que el pronunciarla constantemente en forma de mantra aumenta su vibración.

¿Como podemos recibir el nombre cósmico?.

Debemos asumir una verdadera toma de conciencia de nuestra realidad, que somos seres espirituales y para poder desarrollar el buen vivir en armonía con el medio ambiente en que vivimos es estar en armonía , primero consigo mismo y después con todo lo que te rodea, debemos aprende a armonizar nuestro cuerpo, aprendes a relajarnos y a meditar una vez que hemos hecho este proceso podría ser con esta pregunta ¿quién soy yo? , ¿Quién soy yo? reiteradas veces hasta que aquietamos estas  forma de pregunta, pronunciarla de repida a lenta, ¿Quién soy yo?
Hay algunos casa aislados que ciertas personas lo recibir en sueno y otros en como algunos grupo, como el grupo Misión Rama y otros grupos de contacto
Que es lo que ven estos seres al cual le llamamos los hermanos guía (extraterrestres) ven nuestra aura y los colores que irradia las personas que están en el camino espiritual tienen cierto colores que los identifican y su campo electrónicos son más grande
Un ejemplo del nombre cósmico.

Paramahansa Yogananda – Autobiografía de un Yogui

Capitulo XXXIV

“MATERIALIZACION DE UN PALACIO EN LOS HIMALAYAS”
dialogo entre Babaji y Lahiri Mahasaya, donde  babaji busca a Lahiri en el universo por el sonido.

Aquí Babaji busca a Lahiri Mahasaya con el sonido
“-Lahiri, ¡has venido! -El santo me hablaba afectuosamente en la lengua hindi-.
Descansa en esta cueva; fuí yo quien te llamó.
“Entré una pequeña gruta que contenía varias mantas de lana y algunos kamandulus
(cuencos de mendigo).
“-Lahiri, ¿no recuerdas ese asiento? -El yogi señaló una manta doblada que se hallaba
en un rincón.
“-No, señor. -Algo turbado por lo extraño de mi aventura, agregué-: Debo irme antes de
que caiga la noche. Tengo que hacer mañana en la oficina.
“El misterioso santo replicó, en inglés:
“-La oficina fue traída para ti, y no tú para la oficina.
“Me asombré de que este asceta del bosque no solamente hablara el inglés, sino que
supiera parafrasear las palabras de Cristo.
“-Veo que mi telegrama surtió efecto. -La observación del yogi era incomprensible para
mí; le pregunté por su significado.
“-Me refiero al telegrama que te trajo a estas desoladas regiones. Fuí yo quien
silenciosamente sugirió en la mente de tu superior que fueras trasladado a Ranikhet.
Cuando uno siente su unidad con los hombres, todas las mentes se convierten en
estaciones transmisoras al través de las cuales es posible trabajar a voluntad. -Luego, el
santo agregó gentilmente-: Lahiri, ¿estás seguro de que esta caverna no te es de ningún
modo familiar?.
“Mientras yo guardaba silencio, el sano se acercó y me dió un breve golpe en la frente.
Bajo este toque magnético, una caudalosa corriente atravesó mi cerebro, liberando los
dulces recuerdos de mi existencia anterior.
“-¡Ahora recuerdo! -Mi voz estaba casi ahogada por los sollozos de alegría-. ¡Es usted
mi guru Babaji, que desde siempre me ha pertenecido!. Muchas escenas del pasado se
presentan en mi mente; aquí mismo, en esta caverna, pase; muchos años de mi pasada
encarnación. -Mientras me abrumaban las inefables memorias, abracé, con los ojos
llenos de lágrimas, los pies de mi maestro.
“¡Durante más de tres décadas he esperado aquí a que vinieras, a que volvieras a mí! -
La voz de Babaji estaba henchida de amor celestial-. Tú te desvaneciste en las olas
tumultuosas de la vida más allá de la muerte. La varita mágica de tu Karma te tocó, y
desapareciste. Pero aun cuando tú me perdiste de vista, yo jamás dejé de verte a ti. Te
perseguí al través del luminoso mar astral, donde navegan los ángeles. Al través de
tinieblas, tormentas, mareas y luz, te seguí. Lo mismo que un ave que cuida a su hijuelo.
Cuando viviste tu término humano de existencia intrauterina, lo mismo que cuando
saliste a la luz en la forma de un niño, mis ojos no se separaban de ti. Cuando tu
diminuta forma adoptó la postura del loto, cubierta por las arenas de Nadia, durante tu
infancia, yo estaba invisiblemente presente, esperando siempre el advenimiento de este
día perfecto. Ahora, ya estás conmigo; ¡ea!, pues, aquí tienes tu cueva, la misma que
tanto amaste antaño. Siempre la he mantenido limpia y lista para ti. Aquí tienes tu
manta para el asana, sobre la cual acostumbrabas sentarte diariamente para henchir tu
corazón con Dios. ¡Mira, allí tienes tu cuenco, el mismo del que solías tomar el néctar
por mí preparado! ¡Mira cómo he mantenido el bronce bien pulido, a fin de que puedas
beber en él otra vez! ¿Entiendes ahora, amado mío?.
“-Mi guru, ¿qué puedo decir? -murmuré, con la voz temblorosa-: ¿Dónde ha oído nadie
semejante amor inmortal? -Largo tiempo contemplé, extático, mi tesoro eterno, mi guru
en la vida y en la muerte.

En la Biblia encontramos este bello pasaje: “A aquel que venciere, daré á comer del maná escondido, y le daré una piedrecilla blanca, y en la piedrecilla un nombre nuevo escrito, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.” (Apocalipsis -Capítulo 2 ,Versículo 17 )

Cuando un ser es iniciado en los sagrados misterios  recibe un nuevo nombre  por el maestro

Este a su ver le transmite una palabra secreta, de la boca del maestro al oído del aprendiz.

El nombre cósmico es el sonido que irradia nuestro cuerpo físico.
Asi sea.

No hay comentarios: