miércoles, 25 de noviembre de 2015

La Historia de Sanat Kumara


La Historia de Sanat Kumara

Esta es la historia de Sant Kumara, a través de quien recibí las Frecuencias de Luz. Está contada de manera sencilla, para que todos puedan comprender como nuestra Amada Gaia y los Seres que la habitamos hemos sido Sostenidos en Amor Divino.

Discierne en tu interior la información que recibes.

La Historia de Sanat Kumara

Hace mucho...mucho tiempo nuestro Planeta Tierra dejo de brillar en el firmamento envuelto en las sombras de las creaciones humanas hasta tal punto que la Gran Ley Universal veía con dificultad que pudiera seguir sostenido en su órbita. Ya el Amor no era el sentimiento predominante, ni la Paz era sostenida y por consiguiente no emanaba Luz. El Fuego Sagrado en los corazones de la humanidad había disminuido hasta quedar muy minimizado y las almas no buscaban ningún alimento divino.

Por este estado paso nuestra amada Tierra y aun así hubo alguien que la amo lo suficiente, como para pararse delante del Gran Concilio Cósmico y presentar la idea de que si algún Ser totalmente Libre trajera a ella Su Luz y alimentara nuevamente esas diminutas chispas de Luz en el corazón, manteniéndolas activas y avivándolas con todo el Poder de Su Amor Divino, "algún día" la humanidad retornaría a Su Divinidad; "algún día" se expandiría esa Presencia Dorada que vive dentro de la Llama del Corazón y se revelaría a través de cada forma carnal.

Ese ser fue SANAT KUMARA, que desde Su Hogar en Venus, miro la belleza y esplendor a Su alrededor y recordó la belleza y esplendor de la Tierra cuando aun no había sido contagiada y envuelta en las sombras; y tomo la firme resolución de que un Planeta creado con Amor Divino, sostenido tanto tiempo por Maestros, Ángeles, Seres de la Naturaleza y por Virgo misma (Espíritu de la Tierra), debería tener una oportunidad para la redención.

Así fue presentado Su ofrecimiento y así fue aceptado, y no solo El sino treinta Seres de Venus (30 Kumaras) por Amor a Su Señor, se ofrecieron para encarnar en la Tierra y construir para El un hermoso Palacio Dorado y una luminosa Ciudad Dorada para que no extrañara Su Estrella y Su lugar de residencia en Ella.

Esto fue un esfuerzo mas allá de lo imaginable, ya que la Tierra estaba en su momento de más oscuridad y ellos tuvieron que nacer en él, formar parte de la efluvia de su atmósfera y retener aun así la memoria de su Propósito hasta el logro.


Novecientos años pasaron, encarnando y desencarnando, reuniéndose desde diversos puntos sobre el Planeta asegurando su idea de construir Shamballa a tiempo. Y a pesar de que las hordas de sombras muchas veces destruían materialmente su ciudad, no podían destruir la Visión que firme y pulsante se mantenía en sus corazones palpitantes de Amor.

Así, cuando la Estrella Polar Lemuriana señalo la venida de Sanat Kumara, todo estuvo listo y este Gran Ser pudo morar en Su Ciudad Dorada.

Allí comenzó Su Tarea de atraer hacia Si, en los Niveles Internos a esas almas humanas durmientes, amándolas tanto, hasta que ese Sentimiento Divino pudiera despertar algún destello de desear retornar a vivir en la Voluntad de Dios.

Benditos hermanos, este exilio auto-impuesto no duro dos o tres años, ese "algún día" al que El se refirió duro cuatro millones y medio de años!!!!

Diría otro Gran Ser llamado El Morya:

“Señores...ESTO ES AMOR!!”

Su Liberación se produjo cuando un Hijo de la Tierra califico para sostener este Planeta en Su lugar, así lo hizo el Amado Gautama al convertirse en Señor del Mundo y ser investido como tal un 1º de Enero de 1956, siéndole permitido al Gran Sanat Kumara retornar a Su Estrella y Hogar un 21 de Enero de 1956.

Hoy sigue actuando como Regente de la Tierra, visitándola en momentos de Eventos Especiales.

Habla el Amado Sanat Kumara:

El Amor Paciente, por muchas eras de tiempo, es Mi regalo a la Vida y si conocen Mi Servicio, podrán verificar esta realidad.

Ese Amor Paciente que salvo su Planeta y Me permitió cumplir Mi Tarea con Alegría.

Amados seres pueden sentir ese Amor Paciente el uno por el otro, y por toda vida donde quiera que pueda estar.

Y..¿Que es la Paciencia? Es meramente el control de la energía de los cuerpos internos y físico. Es la capacidad, cuando se esta tratando cualquier expresión de vida necesitando asistencia, de sostener su energía en armonía perfecta y luego proyectarla fuera de acuerdo a la dirección de su Ser Crístico para el logro de algún propósito bueno.

Eso, practicado, les traerá felicidad y les doy esta tarea: convertirse en hombres y mujeres "pacientes", y observar el cambio de sus vidas, para bien.


Permítanme diferenciar, para su iluminación, la diferencia entre la cualidad de la Paciencia y ese letargo o indiferencia.

El hombre paciente es positivo, equilibrado, poderoso. El no permite que su energía salga de él, o en pensamiento o en sentimiento, gesto o palabra, hasta que el Ser Divino dentro la haya calificado con Su Naturaleza, y entonces, únicamente esta salga con bendición.

Les ofrezco Mi Sentimiento de Paciencia, que ha sido Mi alegría desarrollar, que me ha sostenido a través de las edades y que Me ha traído este día a su conciencia.


Sanat Kumara.

(Canalización tomada de la Web)

No hay comentarios: