martes, 13 de octubre de 2015

LOS CRISTALES DE CESIO


LOS CRISTALES DE CESIO
(INICIACION RAHMA)
La definición científica del Cesio, que proviene del latín Cae sius, Azul Cielo, elemento con el numero atómico 55 en la tabla periódica, perteneciente al grupo Alcalino, descubierto en 1860 por Busen. Se encuentra en la naturaleza en pequeñas cantidades en feldespato, aguas minerales. El punto de fusión del elemento Cesio es de 28.45 grados centígrados y mediante tratamiento especial puede sublimarse.
Es de notar que debido a su bajo punto de fusión el elemento Cesio cambia de estado al solo contacto con el cuerpo humano. Además es soluble al agua por lo que la dispersión molecular se lleva a cabo en nuestro cuerpo con gran facilidad.
Los Cristales de Cesio tienen forma tetraédrica (decía piramidal) y los Guías lo dan con la finalidad de dotar a los hermanos, que integran o forman parte de la Misión RAHMA, de un catalizador o antenaje "extra", para la energía que se desprende del Sol Central de nuestra galaxia, llamado Sol Manasico, luz que hace su ingreso en nuestra atmósfera al inicio de cada Era o sea cada 2,100 años aproximadamente, y que ahora se está dando en razón del cambio de Era.
Sin los Cristales de Cesio estas radiaciones podrían dañar el equilibrio energético de nuestro cuerpo, en lo físico y psíquico.
PROPIEDADES ESPIRITUALES DE LOS CRISTALES DE CESIO
Son capaces de servir como magnetos y catalizadores de la luz violeta para distribuirla armónicamente entre nuestros cuerpos.
Agudiza la fuerza que se va despertando en los Centros Energéticos o 7 Chakras.
Son un elemento de equilibrio que a manera de un chakra adicional nos va equilibrando vibracionalmente.
La percepción y la energía mental, actúan a través de la luz, refractada en los prismas del Cristal, y dirigida en la dirección necesaria.
Permite una mejor captación de energía (Cilial, Manasica y Pranica).
Sirven como "antenaje de rastreo".
Producen un mayor flujo de energía vital que previene contra las enfermedades.
En algunos casos especiales los Guías han irradiado energía violeta directamente a los Cristales para obtener un restablecimiento y fortalecimiento físico de hermanos que estaban pasando por exigencias físicas.
PREPARACION PARA RECIBIR LOS CRISTALES DE CESIO
Según los Guías la preparación es Mental, Física y Espiritual y consiste en seguir los siguientes consejos:
Evitar los estímulos externos que alimentan nuestro cuerpo mental negativamente como: Malas lecturas, TV, Cine, etc.
Planear nuestras alimentaciones, inclinándolas hacia el vegetarianismo.
Mantener el cuerpo limpio de impurezas y toxinas, así como de estimulantes.
Procurar un buen descanso, acostándonos temprano.
Realizar trabajos de meditación.
Hacer ejercicios psicofísicos.
Recibir energía.
Todo este proceso no es solamente para nuestra evolución personal, sino, lo más importante, para ayudar a nuestro prójimo, no por figuración sino por Amor, recibir los Cristales es una ayuda para poder irradiar el amor que llevamos dentro, y en forma específica, para la misión que cada uno asumió voluntariamente en otras encarnaciones.
RECEPCION DE LOS CRISTALES DE CESIO.
Los Cristales tienen forma piramidal (Tetraédrica), y se materializan en las manos de la persona preparada y en actitud de recepción, aparecen primero como unos conos o piedrecillas redondeadas que se elevan y esgrimen sus puntas piramidales hasta tomar su forma final, se siente su peso y calor, similar al hielo seco u otra sensación, se pueden apreciar a simple vista.
Se integran al cuerpo cruzando nuestros brazos a la altura del pecho. Una vez que se integran, (Con una sensación de concentración de calor en el pecho), tienden a formar en nuestro interior en el astral, y por encima del plexo solar, la estrella de seis puntas, símbolo del equilibrio cósmico.
En algunos casos los hermanos han recibido sus Cristales de Cesio en la intimidad de sus hogares en un momento en que se encontraban predispuestos, por ejemplo en actitud de meditación, orientados por los Guías, también se han dado casos de recepción durante el sueño, pero estos son casos muy aislados, lo más común es que recepciones en alguna salida.
REAFIRMACION DE LOS CRISTALES DE CESIO.
Luego de recibidos los Cristales existe un periodo de tres meses de reafirmación, en el cual los Cristales se aseguran en el cuerpo o se pierden.
"Los Cristales de Cesio han sido dados desde el inicio de la Misión a aquello que sienten estar preparados y lo desean. Os hemos advertido de la posibilidad de perderlos por mal comportamiento en vuestras vidas, porque sabéis lo importante de polarizaros hacia el bien. Llevares los Cristales durante el tiempo que los necesitéis ya sea durante toda la vida o antes de morir, tal vez ya no lo necesitéis porque ya estaréis vibrando dentro de la frecuencia de la energía Manasica. Los llevareis durante toda la vida siempre que les sea necesario". (Com. 09-09-88, Lima)
"Es un elemento de trabajo que no funciona si no se alimenta así que debéis buscar alimentarlo en la captación de energía Pranica y Cilial, así como en el buscar ambientes de vibración más positivos como son, la propia naturaleza de los campos, jardines y en vuestros propios hogares". (Com. 01-08-87, Río Seco).
ACCION DE LOS CRISTALES DE CESIO.
Los Cristales de Cesio (II Iniciación) requieren un complemento, que es el Nombre Cósmico (I Iniciación), y juntos activan una gran energía acumulada.
En la apertura de canales:
Los hermanos Guía canalizan energía violeta hacia el hermano que necesita ser activado como canal, dependiendo del caso, puede ser una gran carga de energía que sería dañina si no tuviera los Cristales que canalizan armónicamente la luz violeta que se le irradia.
En la recepción de comunicaciones:
Según los hermanos Mayores, para ser cada vez más transparentes en la recepción de comunicaciones, quienes son antenas deben usar el mantram Rahma en forma mental para activar los Cristales. De esta manera se agudiza su vibración y sirve de activador de las ondas de recepción, que se acumulan en todo el perímetro de la base del cráneo hasta el entrecejo. Esto permite que el cuerpo haga de antena y la mano de pulsar como si se tratara de una impresora.
En la interpretación de Símbolos:
Acelera el desarrollo de la capacidad de interpretación de Símbolos.
En sanación:
Los Cristales permiten canalizar una cantidad y calidad de luz de sanación que de otra manera no sería posible.
En la difusión del mensaje:
Capacita en el uso del sonido (vocalizaciones) y en el poder del verbo. Mejorando la capacidad de discernir el momento oportuno para compartir la enseñanza y experiencia espiritual con la claridad que generan los Cristales.
EL COLOR DE LOS CRISTALES DE CESIO.
Los Cristales suelen ser observados formando la estrella de seis puntas. Uno mismo puede ver sus Cristales al proyectar su pecho en el hexágono de la estrella que visualizamos al final de un túnel de luz, al meditar.
Amarillo dorado, revela avance en el camino y conciencia espiritual, además trabajo y compenetración con la Misión.
Azul eléctrico, revela trabajo espiritual sin que necesariamente se halla profundizado en Rama.
Blancos o transparentes nos indicaría equilibrio sin avance significativo, pero no retroceso.
REACTIVACION DE LOS CRISTALES DE CESIO.
La reactivación de Cristales es algo tan serio como las iniciaciones, por lo que se deberá aguardar la recomendación y el aviso de los guías para realizar estos trabajos. En las oportunidades en que se ha hecho este trabajo los Guías han pedido mantener el ayuno, pudiendo solo tomar líquidos.
La reactivación consiste en una evaluación del estado de los Cristales. Dependido de la imagen que ofrezcan, se realizaría un trabajo de reafirmación de los mismos.
El estado de los Cristales puede manifestarse como la separación de las dos “pirámides”. De no ser atendido a tiempo irremediablemente se perderían, siendo eliminados por el cuerpo.
EL CRISTAL MÁS PERFECTO.
“El Cristal más perfecto que existe en el mundo es el ser humano. El hombre cristal, no sólo porque está compuesto de cristales de sales minerales, sino que como cristal perfecto debemos ser nosotros tallados en el taller del orfebre por tres caras, por tres lados, y debe ser un tallado perfecto. Eso sobre la base de nuestro trabajo y esfuerzo interior. Estos tres lados son lo físico, lo mental y lo espiritual. Entonces ese trabajo nos permitirá a nosotros, como cristales, canalizar luz, descomponer la luz en arco iris de colores, y restaurar la armonía en este mundo. Puesto que el cristal perfecto es el ser humano, tenemos que restaurar el cristal que está fragmentado pero que está en nosotros, no está fuera de nosotros, y somos nosotros mismo”.

No hay comentarios: