viernes, 21 de septiembre de 2012

Obispo Católico en ceremonia masonica, oficia santa misa a pesar de estar en prohibición

Mons. Marchió y masones, a los que ofició una Misa.
Fue condecorado por las logias
Como es sabido, la masonería ha sido condenada en múltiples ocasiones por la Iglesia Católica Romana (en la segunda parte de este post se enumeran éstas). Sin embargo, desde la década de los 60′s, eclesiásticos modernistas han sido favorables a esta secta. Uno de los primeros en declararlo abiertamente fue el entonces obispo de Cuernavaca (México), Sergio Méndez Arceo que llegó a acudir a las mismas logias y defender públicamente a la masonería. Desde entonces se ha acusado a varios miembros prominentes del clero de -pese a las sanciones que incurren aquellos que lo hacen-, haberse afiliado a logias masónicas. Se han publicado, incluso, en Roma, listas de reales o supuestos eclesiásticos masones infiltrados en la Iglesia Católica con sus fechas de iniciación. Fidedignas o no tales listas, el hecho real es que algunos eclesiásticos sí señalan públicamente sus relaciones o, al menos, su simpatía por esta secta condenada por la Iglesia. Uno de ellos, Mons. Bernardino Marchió, Obispo de la Diócesis de Caruaru (Brasil) tuvo el descaro de llegar a oficiar, en la catedral, una misa católica para diversos grupos masónicos que asistieron con sus vestimentas y, al finalizar, las logias otorgaron una condecoración al obispo, tal como señalo en  Blog’s Masones  New York
Mons. Luiz Demetrio Valentini (de civil, en camisa) recibe los honores masónicos
“Jales, Brasil. Una ciudad con menos de 50.000 habitantes atrae la atención de la comunidad masónica internacional. Con motivo de la celebracion de los 53 años de la fundación de la Logia Coronel Balthazar, el III Obispo de Jales (Dom Luiz Demetrio Valentini) PARTICIPÓ en la ceremonia de aniversario masónico.
El obispo dio una conferencia en la que habló sobre la necesidad del diálogo y el hecho de que ahora hay un momento oportuno para el acercamiento entre la Iglesia Católica y la Masonería. En sus 71 años el Obispo espera que en los próximos cuatro años tendrá lugar este acercamiento entre las dos instituciones, deseando que esta acción se vaya repetir a nivel del pais, comenzando por Brasil.
El obispo, durante su disertación en la logia,
ofreció trabajar por la unión entre la Iglesia y la masonería.
En su discurso, el Obispo recordó que hace aproximadamente 10 años hubo negociaciones discretas, entre la Masonería y el liderazgo de la Iglesia Católica en el país siendo el Cardenal Ivo Lorscheider (último obispo brasileño ungido por el Papa Pablo VI en el Concilio Vaticano II en 1965) que ya ha muerto. Dom Luiz Demetrio Valentini participó en el Sínodo Especial de América en 1997, donde fue elegido miembro de la comisión permanente”.

No hay comentarios: