miércoles, 29 de junio de 2011

Dedica tu vida a demostrar que el amor es lo más grande del mundo.

yolanda silva solano

Libro de Urantia. Pág.2047


Para algunos hablar sobre el amor es fácil, pero no siempre lo que se dice con los labios se expresa con el corazón, porque por lo mismo que el Amor es lo más grande del mundo, no siempre estamos conscientes que "el amor es el hacer el bien a los demás.648" no como una dádiva sino como un derecho que los demás deberían tener por ser hermanos del mismo Padre. La fraternidad sin amor es pura palabrería, porque la fraternidad es mucho más que ser hermanos, porque deberíamos aprender a amar como lo hace nuestro Padre de los cielos, que nos ama a todos, pero a la vez a cada uno en particular, porque amar es tener el deseo sano de descubrir a la persona tal cual es, con sus virtudes y defectos, no para criticarlos sino para poder comprenderlos mejor y empatizar con sus comportamientos, porque muchas veces detrás de una careta de gran éxito o una coraza de valentía se esconde un ser tímido, inseguro, sensible, solitario y ansioso de cariño, por eso "cuando los sentimientos del servicio para con vuestros semejantes surjan en vuestra alma, no los ahoguéis; cuando las emociones del amor por vuestro prójimo desborden en vuestro corazón, expresad estos impulsos de afecto en un ministerio inteligente de las necesidades auténticas de vuestros semejantes1745"

Amar a un ser humano, significa darnos el tiempo para escucharlo, no solamente lo que nos dicen sus labios, sino que entender el lenguage silencioso de todo su cuerpo, para que al atreverse a abrir su corazón con nosotros, pueda llegar a reconocerse a sí mismo, sin el miedo a ser juzgado, o reprobado. Los silencios muchas veces son gritos de auxilio, para que los ayudemos en lo que no se atreven a pedir...y que nosotros con mucha delicadeza y tino podemos entregar para que aprenda a valorarse y a buscar su propio destino.

El amor es el deseo de hacer el bien, quiere decir estar realmente unidos a la esencia divina que mora en nosotros, porque “la adoración es la técnica de buscar en Dios, la inspiración para servir a muchos”1616 sólo entonces “la espiritualidad se vuelve el indicador de nuestra propia cercanía con Dios y la medida de nuestra utilidad para con los semejantes. La espiritualidad eleva la habilidad descubrir la belleza en las cosas, de reconocer la verdad en los significados y la bondad en los valores”1096 sólo cuando comprendamos estos conceptos, podremos amar a la otra persona como ella necesita y no como nosotros deseamos. Nada sacamos con darle un vestido de seda muy costoso a alguién que está muriendo de frío, y sin embargo eso es lo que muchas veces hacemos, cuando pretendemos dar amor a nuestra manera egoísta, en vez de detenernos para descubrir las necesidades ajenas. En eso Jesús nos dejó maravillosos ejemplos, él nunca entregó nada que la otra persona no pudiera recibir "no precipitó su confusión presentándole una verdad que rebasara su capacidad de comprensión 1535" El sabía muy bien distinguir la gran diferencia que hay entre la sinceridad y la crueldad para decir las cosas, porque "la sinceridad cumple mejor su función si está unida al tino y la discresión"1961 por eso Jesús antes de predicar conversaba con la gente y no hacía resaltar su grandeza como Hijo de Dios, sino muy por el contrario, se ponía a la altura de su auditorio y les hablaba en parábolas que pudieran entender, del mismo modo, cuando estuvo con los Sacerdotes en el Templo les habló con una sabiduría que los dejó atónitos.

Se habla mucho de amor, sin embargo amar no es fácil porque como nos dice muy bien Erich From amar es un arte que debemos practicar y pulir cada día de nuestra existencia, porque cada ser humano es diferente y necesita ser amado en forma distinta y respetando su individualidad, de la misma forma que nosotros debemos defender la nuestra, si en verdad queremos Ser y aún cuando ésta sea una experiencia personal, ella es válida y provechosa "siempre y cuando no pierda su motivación de servicio social altruista y amante.1090" porque para que el amor sea verdadero debe no sólo ser altruista, sino también debe ser generoso, porque se entrega sin esperar recompensa y en forma desinteresada, no hay posesión de ningún tipo, porque a veces el seudo amor en sus excesos de cariño pone cadenas de flores, pero que igual encadenan y atan.

Amar no es fácil porque requiere de un muy buen manejo de nuestro ego, porque "cuando te sientes importante, pierdes energía a través del desgaste de la dignidad del ego, de manera que queda poca energía para realizar la tarea. La autoimportancia en lugar de la importancia de la tarea, agota a las criaturas inmaduras; es el elemento del ego el que agota, y no el esfuerzo del logro. Puedes realizar una labor importante si no te vuelves autoimportante; podrás cumplir varias tareas tan fácilmente como una sola, si prescindes de tu ego.555"

El amor no puede estar unido a la dependencia porque deja de serlo, porque para amar primero hay que haber aprendido a conocernos y amarnos a nosotros mismos, porque nadie puede dar lo que no tiene y el autoconocimiento está avalado por la capacidad de estar solo, sin tener la sensación de carencia o vacío, porque amar no es ser la mitad de nadie, sino ser una totalidad que sabe entregarse en forma volitiva y consciente.

yolanda silva solano

No hay comentarios: