viernes, 24 de agosto de 2012

¿POR QUÉ HAY POBREZA EN EL MUNDO?
Ada Irizada.


Creo que podemos alcanzar muchas metas como humanidad ¡claro que lo podemos lograr! porque somos seres inteligentes con un corazón que late por amor.
Una de esas metas es destronar el mundo de la miseria, que es una lacra de la tierra actual.
Las disparidades de la pobreza, realmente alcanzan cifras alarmantes; Asia Meridional concentra la mayor cantidad de población que subsiste con 1 dólar, es decir 515 millones de personas. Seguida por Asia Oriental y Suoriental y el Pacífico donde 446 millones de gentes viven en estas condiciones. 219 millones en África al Sur del Sahara. Y 11 millones en los Estados Arabes. En América Latina y el caribe 110 millones de personas viven con 2 dólares diarios. En Europa Oriental y en los países de Asia Central 120 millones de personas viven con 4 dólares al día.
En los países pobres, 120 millones de personas carecen de agua potable, 842 millones de adultos son analfabetas, 766 millones no cuentan con servicios de salud, 507 millones cuentan con una esperanza de vida de tan sólo 40 años de edad, 158 millones de niños sufren algún grado de desnutrición y 110 millones en edad escolar no asisten a la escuela.
Si bien es cierto, hay leyes que rigen el universo y por lo tanto estamos sometidas a ellas y un pobre tal ves debe vivir su pobreza para crecer, aunque sea paradójico decirlo.
La metafísica nos enseña que un pobre debe tener el convencimiento de que merece todo lo que necesita y solo así dejará de ser prisionero de su pobreza, pero para eso necesita tener un conocimiento de hombre superior y no lo tiene, pues ha dedicado toda su vida a sobrevivir, no a estudiar.
También es verdad que todos necesitamos bondad en nuestros corazones, para saber de la compasión y lograr hacer cosas concretas por los que sufren, dedicando horas de servicio con el corazón hinchado de amor, creando vida favorable para el que sufre pobreza, solo así lograremos nuestra libertad interior, nuestra paz y felicidad.
Imagino un mundo justo, donde todos gozamos de la abundancia, de la gran cantidad de dinero que circula en el mundo, de lo que el Creador nos brinda en la naturaleza y también de lo que hemos creado como criaturas inteligentes que somos.
¡A nivel mundial hay gente muriéndose de hambre! Y la razón es la falta de amor, la mezquindad, que no permite conmovernos ante este hecho tan vergonzoso.
Se me viene a la mente, un invento que usa masivamente, la gente de la tierra y es la televisión.
¡Oh! ¡Cuantas boquitas hambrientas, de este mundo, están mirando la TV ahora mismo! Allí donde la publicidad nos muestra comida deliciosa a cada instante.
¿No cree usted que debemos nivelar la balanza y tomar conciencia, de que es urgente trabajar por la justicia a nivel planetario, solo así podremos dar un salto cuántico, como muchos dicen por ahí.
El consumismo, la indiferencia, la discriminación hacia el pobre, la mala calidad de la educación, las leyes poco favorables para el campesino (piedra angular de la alimentación), que muchas veces por impotencia termina vendiendo sus tierras que lamentablemente, en algunos casos, terminan siendo bosques.
Resultado, se van creando círculos viciosos que impiden romper la bola de nieve y así esta, crece tanto que vemos una gran cantidad de gente que sufre hambre, frío, no tiene una casa confortable, se endeudan en las ciudades…
¡Por favor, logremos meditar a fondo, para que actuemos sabiamente, respecto a este tema, pues es triste, triste, muy triste lo que sucede en la vida de infinidad de seres de nuestra tierra actual!
Basta mencionar la miseria de América Latina y de Africa, para reconocer que falta mucha humanidad en la gente de este planeta.
Señores gobernantes políticos, por favor digan ¡un no rotundo a la corrupción, ya no más a la ambición desmedida! ustedes tienen en sus manos la batuta, para hacer cumplir leyes que sean justas, para dar el ejemplo de una vida sobria, pacífica, equilibrada, que permita lograr un gran proyecto filantrópico en bien de la humanidad, que necesita de su liderazgo, inteligencia, humildad, para decir, muchas veces, me equivoqué, lo haré mejor…
Sabemos que hay un esfuerzo especial de gente sensible que actualmente, está trabajando en esta tierra para hacer proyectos llenos de magnanimidad, en bien de los necesitado ¡pero falta muchísimo más!
Es increíble, que estando la humanidad, en esta era de gran comunicación, inventos científicos, esplendor por doquier, donde hemos escuchado tantas veces la palabra amor, espiritualidad ¡pueda haber tanta miseria!
También es verdad que hay gente que no quiere trabajar, que no se esfuerza lo más mínimo, por conseguir metas sanas, que prefiere los vicios, las malas costumbres, que espera conseguir todo fácil, que solo les interesa vivir cómodamente y como resultado nacen sus hijos pobres, con un similar estilo de vida, y por eso empobrecen y caen en un circulo vicioso difícil de romper.
La verdad hay muchos motivos, que permiten que la gente esté sufriendo pobreza actualmente, lo importante es aplacar el dolor desde ya, sobre todo por los niños y niñas que claman amor, justicia, atención.
Para la gente que está muy necesitada hoy, hay un llamado de los sabios, que aman con el corazón-mente y es que seamos todos espirituales, confiar en la fuerza del Creador y prosperar confiando en nuestro esfuerzo.
Seguir la luz y con fe y tenacidad buscar el Reino de Dios, para no desfallecer y así logar la paz y el bienestar.
Hay un hombre, en la tierra actual, llamado Renaud Quirin, que está haciendo una magnánima obra en Argentina, su fin es trabajar en su obra llamada Aconcagua www.aconcagua.be a través de América Latina, para ayudar a los pobres, niños, as, mujeres y hombres campesinos con muchas necesidades.
Lo conozco y lo admiro, por eso este poema por él y su obra de amor:
León de América Latina.
Trae consigo la inspiración…
Su metamorfosis
Permite una nomenclatura
De pensamientos y sentimientos
Que nos hace recordar, a Jesús el Cristo.
Su inspiración es Aconcagua.
Este hombre está uniendo,
¡corazones por doquier!
La renovación permite;
belleza, voluntad de cambio,
espíritu nuevo, amor…
Los nuevos ojos de este mundo,
harán el cambio;
primero perdonando, después amando,
para abrirse a un crisol,
de creaciones tan poderosas;
sensibles y bellas
como el trinar de un polluelo.

Creo que gente así, necesita la tierra. Pues hablar, de amor sin actuar, es pobreza de espíritu.
Todos necesitamos ser misericordioso, la vez que lo seamos, lograremos una real felicidad en nuestros corazones y una Madre Tierra agradecida.
Ada Irizada.
052423082012

No hay comentarios: