viernes, 31 de agosto de 2012


LA PROFECIA DE LOS QUEROS

Los Queros son los descendientes directos de los Incas. Buscaron refugio en las montañas a más de 4.200 metros de altitud, escapando de los conquistadores.

Ahí estuvieron durante 500 años y han custodiado el cono
cimiento original y la sagrada profecía sobre un gran cambio (Pachacuti), esperando el momento en que este mundo, daría un giro, retornando la armonía y poniendo fin a la epoca de caos y desorden. Los Queros han vivido en sus aldeas en lo alto de los Andes, prácticamente aislados del reunidas, se quedaron asombradas al ver aparecer a los Queros, vestidos con el emblema inca del Sol, anunciando que el tiempo de las profecías había llegado. "Os hemos estado esperando durante 500 años".

La antigua profecía menciona que, este es el momento del gran encuentro, llamado Mastay y es tiempo de la integración de los pueblos de los cuatro puntos cardinales. Son ellos quienes ahora, están ofreciendo sus enseñanzas a Occidente, como preparación para el día en que el Águila del Norte y el Cóndor del Sur, vuelen juntos otra vez. Ellos también nos dicen que, el Amor y la Compasión, serán las fuerzas que guien la unión de los pueblos. "Los nuevos Guardianes de la Tierra, vendrán de occidente y, aquellos que han causado un mayor impacto en la Madre Tierra, ahora tienen la responsabilidad de rehacer la relación con Ella, después de rehacerse a sí mismos".

La profecía sostiene que Norteamérica proporcionará la fortaleza física, Europa aportará el aspecto mental y el corazón, será dado por Sudamérica. Con esto, las profecías son alentadoras, se refieren al final de un tiempo tal como lo hemos conocido hasta ahora, es el fin de un modo de pensar, un modo de ser, una forma de relacionarse con la naturaleza y entre los seres. Los incas esperan el emerger de una nueva era dorada, aunque también mencionan cambios tumultuosos en la Tierra y en la psique de las personas para redefinir las relaciones y la espiritualidad. El Gran Cambio ya ha empezado y trae la promesa de un nuevo ser humano. El caos y la confusión durará 4 años. Los chamanes Queros, hablan de un "desgarro" en el tejido del tiempo. Dicen que, debemos morir ante los viejos modelos de espiritualidad para abrirnos a la auto-renovación, convirtiéndonos en comadronas de una nueva forma de pensar y actuar. Necesitamos re-aprender a honrar y respetar a la Madre Tierra, al Padre Sol, a las Hermanas Estrellas, descubrir y respetar a todo y todos y así, poder hacer un salto cuántico hacia aquello en lo que nos estamos convirtiendo, todos juntos.

Los Queros dicen que las puertas entre los mundos se están abriendo otra vez, se forman agujeros en el tiempo que podemos atravesar para explorar nuestras capacidades y recobrar nuestra naturaleza luminosa. Sus profecías dicen que estamos terminando el tiempo de la transición y comenzará a manifestarse el quinto nivel de conciencia a finales del 2.012, poco después, aparecerá el sexto nivel de conciencia y, la época dorada de la humanidad, comenzará. La época dorada anunciará los principios del sétimo Sol, ese será el tiempo de los "niños de la Luz" que estarán completamente despiertos.

La profecía anuncia que, cuando se alcance el quinto nivel de conciencia, ésto se hará de forma colectiva y simultánea. "Cuando suficientes Semillas estén despiertas, liberadas del miedo y de otros aspectos negativos del tercero y cuarto nivel de conciencia, las semillas del quinto nivel podrán brotar dentro de la humanidad y formar un Todo". "Sigue tus propias huellas. Aprende de los ríos, los árboles, las rocas. Honra a tus hermanos, honra a la Madre Tierra, honra al Gran Espíritu. Hónrate a ti mismo y a toda la Creación. Mira con los ojos de tu Alma y comprométete con lo esencial".




Ahora los Andes irradian poderosas vibraciones que estuvieron “dormidas” durante mucho tiempo. Y así como antes los ascetas y gurús viajaban al Himalaya, ahora lo están haciendo al Cono Sur para cargarse de energías positivas y fuerzas que
sólo las captan seres sensitivos. No faltan tampoco los que van a tomar contacto con los Hermanos Mayores del Cosmos que viven alejados del mundo, internados en montañas inaccesibles.

Las nuevas irradiaciones Espirituales que están llegando están despertado en la cordillera de los Andes “focos” fluídicos que se formaron cuando floreció en los Andes una antiquísima civilización que apareció miles de años antes que surgiera el Imperio de los Incas. Estos “focos” de irradiaciones positivas han sido puestos en acción en esta época y sus benéficos efectos pronto se van a sentir en el mundo.

Un “Centro Magnético” es la conjunción de fuerzas físico-electromagnéticas de un conglomerado de moléculas que se posesionan en un determinado punto. Estos Centros Magnéticos son variables, de acuerdo a las Eras o Etapas por las que ha pasado el planeta. Ahora estas fuerzas guiadas por Mentes Superiores se han concentrado en los Andes y desde ahí comienzan a irradiar a todo el mundo sus benéficas vibraciones positivas.

Por ello, quienes visitan esos lugares, sienten algo especial, indefinido pero profundo. Allí se levantaron grandiosas construcciones, incomparables templos, soberbias fortalezas y edificios inigualables que han desafiado el paso de los siglos. Impusieron a la piedra el sello de una tremenda fuerza sobrenatural, obra de seres inteligentes de otras galaxias, sobrevivientes de continentes desaparecidos en el confín de los tiempos.

No hay comentarios: